La suerte no acompaña a los españoles en el Rallye de Alemania
Sordo y Del Barrio en el Rallye de Alemania | Foto: Hyundai Motorsport

El Rallye de Alemania dio el pistoletazo de salida con tramos a doble pasada, empezando por el estrecho Stein und Wein que se ensució, sobre todo, en la última parte del circuito. Las cosas se complicaron y, pese a la gran actuación de los equipos españoles inscritos en la novena prueba mundialista, la suerte no fue, para nada, de su lado, dado que ninguno logró llegar hasta el podio final en Bostalsee.

Dani Sordo y Carlos del Barrio, al frente del  Hyundai i20 WRC estuvieron espectaculares en la segunta etapa de Alemania, logrando varios scratch -dos de ellos en las dos pasadas por el famoso tramo ‘Panzerplatte’-. Con ello, consiguieron situarse en la segunda posición absoluta del rallye, y peleando, cara a cara, con pilotos como Jari-Matti Latvala, Thierry Neuville -su compañero de equipo- o Esapekka Lappi.

Pero, en la última etapa, y en concreto en el décimo sexto tramo cronometrado, la máquina de la escuadra cántabra patinó en una curva de izquierdas debido a la suciedad en el trazado y se precipitó contra unos viñedos, dañando el frontal y el parabrisas. No obstante, lograron terminar el tramo, pero con más de un minuto perdido y sin visibilidad por tener la luna delantera rota, tuvieron que abandonar el rallye.

Y es que, no solo fue eso, se bajaron del coche, trataron de deshacerse el parabrisas roto pero ya, con el  radiador del coche también dañado y con la temperatura subiendo a niveles peligrosos para el propulsor, la decisión fue dura: decir “adiós” a Alemania y a sus posibilidades de haber hecho podio. En este sentido, y a pesar del mal trago, la dupla cántabra volverá a dar guerra en el Rallye Barum antes de afrontar el RallyRACC en octubre, la última prueba que tienen programada este año en el WRC.

Por otro lado, y yéndonos a otra categoría; WRC2, Nil Solans y Jose Antonio ‘Cohete’ Suárez también fueron víctimas de las bajas en Alemania: El piloto de Matadepera sufrió una penalización de 1:20 - además de ceder 10 segundos con Jan Kopecky- para, finalmente, abandonar, algo parecido a lo que le pasó al asturiano. Por su parte, ‘Cohete’ experimentó problemas de falta de potencia durante la primera etapa de la cita mundialista -la jornada del viernes-. No solo eso, la suma de una penalización al pararse el coche en el último enlace, fue lo que dejaron, definitivamente, fuera de carrera y sin opciones, incluso, después de haber estado en la lucha dentro de su categoría, al de Asturias. 

Pero, por otra parte, no todo fue mal sabor de boca: Borja Rozada logró terminar el rallye en novena posición dentro de la WRC2 junto a su piloto Benito Guerra, y aunque, no estuvo metido en el ritmo de cabeza como si lo estuvo Solans antes de su abandono, consiguió llegar hasta el final. De esta forma, se hizo con casi dos puntos más para el campeonato en un rallye que, sin duda, fue casi imposible puntuar.

VAVEL Logo