La historia del retorno de Suzuki a MotoGP
Maverick Viñales / Foto: MotoGP.com

Antes de empezar, vamos a poner un poco de contexto la evolución del equipo en el campeonato. La marca japonesa se retiró en el 2011, para poder hacer frente a las catástrofes naturales que se produjeron en el país y sobre todo a la apreciación del yen japonés. Ya comentaron que estaban preparando una moto más competitiva para la categoría reina y así volver en el 2014.

Volvieron un año mas tarde de lo previsto, y lo haría acompañado con los pilotos españoles Aleix Espargaró y Maverick Viñales. Davide Brivio explicó: “Nos gustaría estar preparados para eso, así que un año más será muy útil para configurar la moto y afinar las decisiones sobre las especificaciones”. El director comentó, que retomaron más tarde para que su vuelta a MotoGP estuviera a punto. Antes de empezar con la temporada realizaron los test en Barcelona, para luego cambiarse a MotorLand Aragón donde se desarrollaron los ensayos de las nuevas motos.

Antes de que se hiciera oficial el fichaje de Aleix por el equipo, ya comentó: “Sé que con la llegada de Suzuki se van a abrir más puertas, cuantas más marcas haya mejor, así que hay que estar preparados”. La llegada de nuevo al campeonato hizo que existiera más competitividad en los equipos y así se conseguían carreras más atractivas para los aficionados.

En el 2015 comenzó la nueva aventura y Aleix consiguió estar en cabeza de la clasificación de unos entrenamientos libres, esto no se conseguía desde el 2011, cuando Álvaro Bautista estaba en el equipo. En esta temporada, también se consiguió una “pole position” en el GP Monster Energy de Catalunya a manos de Aleix, desde el 2007 no se lograba una posición tan alta en la parrilla de salida. El último piloto a los mandos de una Suzuki en conseguir esa primera línea, fue Chris Vermeulen en el GP de Holanda. Un dato curioso, desde que Kevin Schwantz y Alex Barros estuvieran juntos en la misma línea de salida, no se ha vuelto a ver nada parecido en Suzuki.

Para hablar del primer podio de los japoneses, nos tenemos que retomar al 2016. Fue por parte de Maverick Viñales en el GP Monster Energy de Francia, consiguiendo así un tercer puesto y la primera victoria en la categoría reina. Al terminar la carrera expresó: “Sí por supuesto, es un día para recordar. Estoy contentísimo, hemos hecho un gran trabajo”. Con este podio el equipo tomo fuerzas para conseguir mejores resultados en las demás carreras.

Este año podremos ver a Álex Rins y Joan Mir subidos a las Suzuki, según lo previsto se podrá ver en julio. Así que, cada vez queda menos para sentir la adrenalina y ver quién se lleva el campeonato 2020, que estará marcado por esta pandemia mundial.  

VAVEL Logo