Libres 3:Bottas y los Mclaren lideran en en el juego de los
rebufos en Monza
Carlos Sainz durante la disputa de los libres 3.(Fuente: F1)

Los últimos libres en el Autódromo de Monza ha resultado ser un tanto incierta en cuanto a los resultados se refiere, antes de la sesión de clasificación, que se disputará a las 15:00 h.

Una vez más los Alfa Romeo han sido los primeros en salir a la pista, en su carrera de casa, seguidos de los Haas y el Mclaren de Lando Norris. Los primeros compases de la sesión volvieron a estar marcados por el silencio en la pista.

Carlos Sainz salió pasados los primeros 15 minutos de sesión para dar alegría al trazado. Con las gomas medias, pudo disfrutar de varias vueltas con la pista vacia, marcando el primer tiempo , 1:21:875, y bajándolo en  casi cuatro décimas en su segundo intento, con algo más de tráfico en el trazado italiano.

Los dos Ferrari, con blandos, se quedaron a dos y séis decimas del registro de Carlos  en su primer intento, pero el Renault de Ricciardo superó por 61 milésimas al del Mclaren. Lógicamente, cuando los Mercedes completaron sus primeros registros se colocaron al frente de la tabla de tiempos con Lewis con un 1:20:658,  y Bottas por detrás, 0,116 segundos.

Ya en la segunda parte de sesión, mientras en Mclaren  cambiaban la altura del coche y algunos elementos del monoplaza de Carlos, Max Verstappen se colocó cuarto, a 0,316 de Lewis, aunque con medios.

La pista siguió mejorando en cuanto a agarre y los equipos se lo tomaron con bastante calma a la hora de apretar. Verstappen bajó al 1:20:456, superando a Bottas por más de una décima y con un compuesto más duro.

A algo menos de 20 minutos para el final, los Mercedes volvieron a aparecer en la pista italiana, mejorando ambos sus registros con el neumático blando. Bottas se puso primero con un 1:20:089 mientras que Lewis Hamilton se quedó a 0,350 segundos en una vuelta errática.

De manera sorprendente, Norris y Ricciardo superaron  a Hamilton a 10 minutos para el final. Pero el australiano se vio obligado a parar su monoplaza a un lado del circuito, antes de la curva 6, debido a problemas con la bomba de gasolina, haciendo que dirección de carrera se viese obligada a ondear la bandera roja a 8:30 para el final, justo cuando Sainz y Pérez estaban en vuelta rápida con neumáticos nuevos.

La bandera verde volvió a ondear a 3:30 para el final, y los equipos se afanaron en sacar los monoplazas lo antes posible a la pista, volviendo a ver de nuevo la bochornosa y lamentable actuación de los pilotos en la curva Parabólica, que da acceso a la recta de meta. Pese a ello, todos pudieron dar otra vuelta.

Sainz se aupó al segundo puesto, aprovechándose de los rebufos, a 0,229 de Bottas, mientras que Hamilton estuvo a punto de llevarse por delante a los Racing Point.

VAVEL Logo