Los impagos del Forward Racing Team
Equipo Forward Racing Team en Misano. Foto: misanocircuit.com

El pasado Gran Premio de San Marino, en Misano (del 18 al 20 de septiembre), algunos miembros del equipo se quedaron sorprendidos por la llegada de la policía. Más tarde se supo que se habían confiscado dos juegos de ruedas. Según el medio deportivo speedweek.com, el MV Agusta Forward Racing Team, equipo con sede en Lugano (Suiza), tuvo que cumplir una orden del poder judicial italiano durante la doble prueba en el Circuito de Misano, y se informó a todo el paddock. Se dice que este equipo debía una cantidad pactada de unos 30.000 euros a una empresa italiana en la temporada 2017, al menos eso es lo que se rumoreaba en el paddock, en Misano.

El miembro de otro equipo de Moto2 dijo, en el mes de septiembre, que no era raro que la policía pasara por el box del Forward Racing Team. El equipo suizo, por otro lado, insiste repetidamente en que pagó bien todas sus facturas.

Sin embargo, el Forward Racing Team es bastante conocido, aún más durante los últimos años, por tener facturas sin pagar, tanto entre pilotos, marcas, mecánicos, publicidad, socios hosteleros y empresas proveedoras. Y además, uno de los propietarios del equipo, Giovanni Cuzari, estuvo detenido durante unas cuatro semanas, en Ticino, después del Gran Premio de Sachsenring de 2015. Las acusaciones pesaron mucho por sospecha de soborno, fraude fiscal, evasión fiscal y blanqueo de capitales. En octubre de 2017, Cuzari fue condenado a dos años de prisión por el Tribunal de Milán.

El CEO de Dorna, Carmelo Ezpeleta, le quitó el puesto al equipo Forward en MotoGP tras las preocupaciones sobre su reputación, después de la temporada 2015. Stefan Bradl y Loris Baz disputaron esa temporada con las Yamaha satélite. Bradl cambió a Aprilia durante las vacaciones de verano después del encarcelamiento del jefe del equipo y se sentó en la moto italiana de Indy en agosto.

Fue en 2015, cuando comenzaros las aventuras del equipo Forward, para aparecer en el Campeonato del Mundo de Moto2 como un equipo de fábrica FTR. Se comentó y se esperaba su llegada pero luego no se presentó en la primera prueba importante de IRTA en Valencia. Nunca hubo un trato con FTR, porque se compraron las antiguas acciones de Kalex del equipo de Blusens. Y Kalex rechazó el soporte técnico ya que el chasis ya había tenido 23 caídas.

En ese momento, las quejas de Forward sobre las facturas y tarifas sin pagar se hicieron eco cada vez más, desde Colin Edwards hasta Loris Baz y Stefan Bradl hasta más víctimas italianas. El ex jefe de equipo de Baz, Andrea Oleari, y su ex socio, Marco Curioni demandaron al tribunal por sumas pendientes.

Las mentiras y las verdades a medias eran parte de este equipo ya que repetidamente anunciaba patrocinadores extraños y finalmente sin éxito. Actualmente todo está aclarado, pero cualquier otro día puede haber nuevamente sorpresas.

VAVEL Logo