El accidente de Grosjean opaca el paseo de Hamilton en Baréin
Hamilton celebra su victoria en Baréin. Fuente: Mercedes-AMG Petronas F1 Team

Lewis Hamilton, como viene siendo habitual, sumó una nueva victoria a su casillero, siendo ésta la nonagésima quinta de su trayectoria en Fórmula 1. La carrera que realizó el británico fue perfecta de principio a fin, no cometió errores y mantuvo a raya al holandés Max Verstappen, que hoy no tuvo el ritmo suficiente para luchar de tú a tú con el piloto siete veces campeón del mundo, y a Valtteri Bottas, el cual tuvo una carrera caótica y sufrió un percance al principio de la misma.

La salida fue plácida para Hamilton, que no tuvo grandes problemas para mantener la primera posición, pero por detrás las cosas eran bien distintas: Bottas salió de forma nefasta y perdió algunas posiciones, quedándose en sexta posición, y al contrario, pilotos como Pérez y Sainz hicieron una gran salida y consiguieron escalar unas posiciones muy valiosas. Es remarcable el caso de Sergio Pérez, que consiguió ponerse en posiciones de podio.

Mientras tanto, en la parte trasera asistimos a uno de los momentos más sobrecogedores de la historia de la F1: Romain Grosjean tuvo un brutal accidente tras hacer un cambio de dirección brusco e impactar con la rueda delantera izquierda del Alpha Tauri de Kvyat. El monoplaza americano impacto de forma aparatosa contra el guardarraíl que hay situado a la salida de la curva 3 y, en el mismo momento de la colisión (la cual fue a 221 kilómetros por hora), el fuego se adueñó de lo que quedaba de monoplaza, que se partió en dos. Tras 27 segundos de incertidumbre y de tener el corazón en un puño, el piloto francés logró salir del cockpit envuelto en llamas y con la ayuda del personal del coche médico y de los comisarios. Este tremendo accidente originó una bandera roja que se extendió por más de una hora, con el objetivo de reparar la zona del circuito dañada por el impacto y sacar los restos del Haas de la pista. Mientras esperábamos a que se reanudara la carrera, la F1 confirmó que el piloto estaba bien y que había sido trasladado al hospital para estar en observación. Viendo más imágenes del accidente, se dejó más que claro que el "Halo" salvó la vida del piloto francés y que el cockpit quedó encajado en el guardarraíl.

El accidente de Grosjean visto desde el pelotón. Fuente: F1
El accidente de Grosjean visto desde el pelotón. Fuente: F1

Ocurrido el accidente y aún con el susto en el cuerpo, se ordenó hacer la salida desde parado. En esta segunda salida, Pérez salió muy bien y atacó a Verstappen, pero éste se defendió muy bien. Por detrás, pilotos como Leclerc, Norris, Latifi y Sainz ganaban posiciones, pero la tranquilidad aún no se había instalado al 100% en el trazado de Sakhir y tras un intento de adelantamiento un tanto arriesgado por parte de Kvyat a Stroll, el del monoplaza rosa volcó tras el toque entre los dos pilotos y el Safety Car salió a pista. Por esta acción, el piloto ruso fue sancionado con una sanción de 10 segundos que cumplió en su "pit stop".

El vuelco de Stroll, visto desde la cámara a bordo. Fuente: F1
El vuelco de Stroll, visto desde la cámara a bordo. Fuente: F1

Pasadas unas cuantas vueltas, Hamilton relanzó la carrera y tanto él como Verstappen empezaron a abrir hueco con los perseguidores. Sainz, unas posiciones por detrás, hizo valer sus neumáticos blandos y pasó a los Alpha Tauri y a Ricciardo en una sola vuelta. Tiempo después, el madrileño se sacó una grandísima maniobra de la manga para adelantar a Leclerc, el cual le aguanto rueda a rueda unas curvas más para intentar recuperar la posición, pero eso le penalizó y el monegasco también fue rebasado por Ricciardo. El piloto español, pese a tener unas gomas de rápida degradación, demostró un gran ritmo e hizo un gran stint

Llegados a la vuelta 18, el baile de paradas empezó y los primeros en abrir la veda fueron los Renault, que colocaron el compuesto duro en el caso de Ricciardo y el medio en el caso de Ocon. Vueltas después, todos los demás pilotos entraron a boxes y la carrera se empezó a estabilizar. Carlos Sainz, que venía con un gran ritmo y gomas más frescas después de la parada, rebasó a los dos Renault y siguió su escalada hacia posiciones más altas, y siguiendo con los McLaren, Norris pasó a Bottas, el cual no mostró un buen ritmo tras poner el duro en los primeros compases de la carrera y paró a poner el medio. Por delante, Hamilton siguió imponiendo su ritmo y se alejó cada vez más y más de sus perseguidores.

Grosjean saliendo de entre las llamas. Fuente: F1
Grosjean saliendo de entre las llamas. Fuente: F1

La carrera continuó y los Renault decidieron cambiar posiciones entre ellos, ya que el ritmo de Ricciardo era mejor que el de Ocon. Este movimiento llegó tarde, ya que Ricciardo podría haberse quedado más cerca de Sainz de haber pasado a su compañero unas vueltas más atrás, y esto posibilitó que Sainz dejara definitivamente atrás a los Renault. Tanto Verstappen como Hamilton, que mantenían una enorme distancia con los demás pilotos, pararon a poner un nuevo compuesto de neumáticos y siguieron con su particular carrera. Las posiciones de cabeza estaban prácticamente cerradas, con lo que la acción y la pelea por escalar posiciones estaba en el grupo medio. Tanto los McLaren como los Renault pararon a cambiar neumáticos y estos últimos, los del equipo francés, mantuvieron una bonita batalla en pista. Los de Woking y, en particular Sainz, siguieron con su escalada hasta colocarse en quinta y sexta posición.

A falta de unas pocas vueltas, "Checo" Pérez vio como su sueño de conseguir un segundo podio consecutivo se truncaba, rompiendo el motor y quedándose parada en la recta trasera del circuito bareiní. Con este acontecimiento, los McLaren escalaron hasta la cuarta y quinta posición y los Renault se vieron sumando un puñado de puntos vital para mantener viva la lucha por el tercer puesto en el mundial de constructores. La carrera acabó bajo Safety Car y Lewis Hamilton se llevó una nueva victoria, con Verstappen segundo y Albon tercero, que se beneficio del abandono de Pérez. Leclerc, tras una carrera difícil, consiguió rascar un punto y Bottas, con el mejor monoplaza de la parrilla, no logró pasar de la octava posición.

El motor de Pérez se rompe a pocas vueltas del final. Fuente: F1
El motor de Pérez se rompe a pocas vueltas del final. Fuente: F1

Un apunte interesante es que Pedro de la Rosa mantuvo un año más su récord de vuelta rápida de carrera, el cual no se vio amenazado debido al final con Safety Car y el intento frustrado de Verstappen por tumbar el récord.

Resultados finales. Fuente: F1
Resultados finales. Fuente: F1
VAVEL Logo