Guía VAVEL F1 2021: Williams, último año de la pesadilla

El equipo Williams afronta un 2.0 de la pasada campaña, con el fuerte objetivo de salir del último peldaño, para, en 2022, y con el nuevo reglamento, poder volver a pelear como siempre han hecho.  

  • Historia y palmarés de la escudería

Williams Racing se fundó en 1977 por Frank Williams, un amante de las carreras, y Patrick Head, un joven ingeniero. Su primer GP tuvo lugar en aquel año, empleando un chasis del equipo March. No sería hasta la temporada siguiente cuando participarían con un monoplaza propio.

La escudería británica con sede en Grove (Reino Unido) tiene el honor de ser uno de los cuatro equipos más laureado de la historia por detrás de Ferrari y McLaren con nueve títulos de constructores (1980, 1981, 1986, 1987, 1992, 1993, 1994, 1996, 1997) y siete títulos de pilotos (1980, 1982, 1987, 1992, 1993, 1996, 1997). A lo largo de sus 44 años de historia, muchos pilotos de renombre han ocupado su asiento; Alan Jones, Carlos Reutemann, pasando por Alain Prost, Nigel Mansell, Keke Rosberg o Ayrton Senna.

Sin embargo, actualmente, siguen alejados de sus momentos de gloria. A finales de la década de los 2000, acabaron convertidos en un equipo de media tabla, con Nico Rosberg y Kazuki Nakajima como pilotos. Una tendencia que se cumplió los primeros años antes de la era híbrida. En el año 2012 lograron su última victoria. Fue conseguida por Pastor Maldonado en el GP de España.

El comienzo de la era híbrida trajo una nueva dirección, pues Sir Frank Williams delegó su labor en Claire Williams, su hija. A su vez, comenzó la etapa montando motores Mercedes, que a la postre se consolidaría como la mejor opción. Con Felipe Massa y Valtteri Bottas, el equipo recuperó parte del brillo del pasado, llegando a pelear en contadas ocasiones por `pole position´ como en el GP de Austria aquel año, así como consiguiendo hasta 9 podios aquel año, y 4 en 2015.

Pero el momento no duró mucho, y en 2016 regresaron a la zona media. Alejados de pelear por podios y mejores resultados. A partir del año siguiente, el bajón era notable, y aunque siguieron peleando por los mismos objetivos, las cuentas de la marca se resintieron. Ante esto, y el fichaje de Bottas por Mercedes, el equipo dio entrada al joven piloto canadiense Lance Stroll, consiguiendo así que el millonario Lawrence Stroll aportase una importante suma de capital.

A Lance le acompañaría en 2018, el piloto ruso Serguei Sirotkin, quien también traería una suma importante a nivel económico, pero el equipo siguió acusando la falta de experiencia de sus pilotos, y el lastre de los últimos años, convirtiéndose en el farolillo rojo de la parrilla. Una situación de la cual no han podido escapar aún. En 2019, y tras la marcha de la familia Stroll, llegó el momento de dar la oportunidad a una de las grandes promesas de la competición, George Russell, quien estaría acompañado por una de los pilotos con más experiencia como Robert Kubica, que regresaba a la F1.

Durante estos dos años, y con Nicholas Latifi –quien también aportó una suma económica relevante­– sustituyendo a Kubica, el equipo Williams ha acortado distancias respecto a sus rivales. Haas y Alfa Romeo acusaron el año pasado los problemas del motor Ferrari, y  se vieron metidos en la pelea con el equipo británico, que acabó perdiendo, volviendo a terminar últimos.

A mediados del año pasado y debido a la mala situación económica, se anunció la venta de la propiedad del equipo al grupo inversor estadounidense Dorilton Capital, resultando en la salida del equipo de Claire Williams, el último miembro de la familia que quedaba en el equipo.

Ahora, Jost Capisto es el nuevo CEO de la escudería. Contará con Simon Roberts como team principal, Xavier Demaison como director técnico, y con un viejo conocido como Jenson Button como consejero

·Análisis pretemporada

El 5 de marzo fue la presentación del FW43B. Originalmente está iba a ser a través de la app del equipo, permitiendo a los usuarios ver el nuevo monoplaza en realidad aumentada donde ellos quisiesen. Sin embargo, la app fue hackeada y se acabó filtrando el nuevo monoplaza, que se presentaría oficialmente horas más tarde a través de varias imágenes en redes sociales.

El monoplaza de este año es la adaptación del FW43 del año pasado a los cambios del reglamento técnico. Eso implica una reducción en el fondo plano, así como en la zona de los bargeboards. La primera vez que se vio al FW43B en pista tras su presentación fue en los test de pretemporada (12-14 de marzo) disputados en el circuito de Sakhir, en Baréin.

Latifi durante los tes. Fuente: Williams
Latifi durante los tes. Fuente: Williams

 

El equipo británico decidió repartir cada día de test entre los 3 pilotos, contando con Roy Nissany, su piloto reserva, que fue el encargado de abrir los test el viernes, y completó 83 vueltas en toda la jornada, teniendo que hacer frente incluso a la tormenta de arena que llegó al circuito en la sesión vespertina. Aún así, se mostró encantado de poder contar con su oportunidad de rodar.

“Recopilamos todos los datos que queríamos y probamos muchos artículos, por lo que definitivamente ha sido un día muy productivo, muy divertido y una gran apertura de temporada”

El segundo día, y con Latifi a los mandos, Williams completó 132 vueltas sin percances, e incluso se atrevieron a rodar con el neumático más blando. Al final de la jornada, el canadiense comentaba lo siguiente:

“Creo que podemos estar contentos con la cantidad de vueltas que completamos hoy, y ahora tenemos muchos datos para analizar para estar lo más preparados posible para la primera carrera de la temporada”

Por su parte, el domingo fue para George Russell, quien se subía por primera vez al monoplaza en esta nueva temporada. Completó un total de 158 vueltas, siendo el piloto que más rodó del equipo y uno de los que más de la jornada. Declaraba lo siguiente sobre los tres días de test de este año:

“El equipo hizo un gran trabajo durante estos tres días, no hemos tenido problemas de confiabilidad y todo funcionó sin problemas. Tenemos mucho que analizar pero, en general, ha sido una prueba positiva para el equipo”

·¿Qué esperar en 2021?

La temporada 2021 se plantea como una versión 2.0 de la temporada 2020, pues con el aplazamiento de la nueva normativa hasta el próximo año, solo se han producido unos pequeños cambios en el reglamento técnico. De esta manera, Williams, que acabó en el último peldaño del Campeonato de Constructores, sin sumar apenas un punto (los sumados por Russell en el GP de Sakhir puntuaban para Mercedes) prevé que la situación no varíe para esta temporada.

Este año, contará con un factor importante en su contra. La evolución del motor Ferrari, lo que potenciará a uno de sus principales rivales, Alfa Romeo. En el caso de Haas, pese a contar también con el motorizador italiano, los americanos han anunciado que no desarrollarán su monoplaza durante el año y se centrarán en 2022. Esto podría dar cierta ventaja a Williams para tratar de escapar de la última posición de la parrilla.

A su vez, para lograr esto, Williams espera poder puntuar en alguna carrera. El año pasado estuvieron cerca, pues acabaron en varias ocasiones en 11º lugar –a uno de la zona de puntos-  y mostraron, especialmente Latifi, un buen ritmo de carrera con el FW43 y sin errores. Russell, que demostró ser un excelente piloto a una vuelta, espera, también poder entrar en la Q2 de manera casi continua.  

·Pilotos

George Russell

El británico cumple su tercer año en F1– a la que llegó siendo campeón de F2 en 2018-  y su tercera campaña en la escudería de Grove desde su llegada en 2019. Forma parte del programa de jóvenes pilotos de Mercedes, y está llamado a ser uno de los talentos dominantes en los próximos años.

Tras poder reemplazar a Lewis Hamilton en Mercedes en el pasado GP de Sakhir, en un fin de semana catastrófico para la escudería alemana, Russell demostró ser capaz de lidiar con la presión de estar en el mejor equipo de la parrilla, y de batir en carrera a su compañero, Valtteri Bottas.  Pese a ello, seguirá un año más en Williams.

Desde su llegada a la categoría reina, ha demostrado que es un experto a una vuelta. Ha batido a sus compañeros de Williams en cada clasificación desde su debut. Así, en su primer año y frente a un piloto experto como Robert Kubica, le endosó un 21-0 en clasificación. En 2020, y con Latifi al otro lado del garaje, superó al canadiense con un 16-0. Sin embargo, no pudo batir a Bottas en su única qualy juntos, aunque se quedó a +0,026 milésimas en un monoplaza que no estaba adaptado para él.

Si la clasificación ha sido la luz, las carreras han sido las sombras. El británico rondó las posiciones de puntos en varias ocasiones, incluso entrando en esta, como sucedió en el GP de la Emilia Romagna disputado en el trazado de Imola, pero donde un error humano le dejo sin alcanzar los ansiados puntos. Alcanzar esos puntos que den un respiro a Williams son el gran objetivo del equipo, y con Russell cuentan con la persona idónea. Aunque no será tarea sencilla.

Ambos pilotos de Williams. Fuente: Williams
Ambos pilotos de Williams. Fuente: Williams

 

Nicholas Latifi

Nick Latifi cumple su segundo año. De llegar como un piloto que parecía que no daría la talla en F1, y con una suma económica notable, a convertirse en un piloto que pueda hacer trayectoria en F1. Ha demostrado ser conocedor de las limitaciones del monoplaza, no metiéndose en peleas por posición que no le correspondían –al contrario que su compañero-  y tener buen ritmo de carrera.

Pese a ser vapuleado por Russell cada sábado, el buen hacer en carrera le valió para rondar los puntos en carreras accidentadas y donde la décima posición estaba más barata que nunca. Así, quedó 11º en Austria (solo acabaron 13 coches), en Monza, que hubo una bandera roja de por medio y en la Emilia Romaña (donde su compañero, que rodaba 10º acabó chocando contra el muro bajo el Safety Car).

Ahora, para esta nueva temporada, debe asegurar ese buen rendimiento en carrera y confiar en que, al igual que Russell, puedan optar a unos puntos, que serán todo un triunfo para un equipo histórico que no pasa por su mejor momento.    

VAVEL Logo