Fabio Quartararo: "Peleé aunque sólo fuese para sumar puntos"
Fabio Quartararo en los entrenamientos de Jerez | Fuente: Twitter Oficial del piloto

Fabio Quartararo llegaba fortísimo a Jerez tras haber ganado las dos carreras anteriores, las cuales le habían situado en el liderato del Mundial de MotoGP y demostraban su valía y lo difícil que podía ser luchar contra él. El francés se estaba postulando como el hombre a batir en MotoGP y en Jerez iba camino de dar otro golpe encima de la mesa.

Salía desde la pole y tenía mejor ritmo que nadie, algo que demostró prácticamente desde el primer momento. Después de perder tres posiciones en la salida, solamente le costó cuatro vueltas recuperarlas y ponerse en cabeza, para a partir de ahí imponer un ritmo que nadie podía seguir. El piloto de Yamaha lideró durante 15 vueltas y su diferencia respecto a Miller era cada vez mayor, llegando a ser más de 1.5 segundos.

Pero, el síndrome compartimental en el antebrazo derecho le arrebató la primera posición a Fabio Quartararo cuando lideraba la carrera con una clara ventaja e iba rumbo a la victoria. El francés sufrió bastante físicamente y acabó la carrera en 13ª posición, prácticamente sin fuerza en su brazo derecho. 

Una hora y media después de la carrera, Quartararo compadecía ante los medios para indagar en lo ocurrido: "Es fácil explicarlo: he tenido un gran problema con el brazo. Estoy muy triste, porque iba muy cómodo rodando en la cabeza, había podido adelantar bien y me sentía muy bien con mi ritmo. Creo que mi ritmo este fin de semana era fantástico y sólo ha sido una cuestión de una fuerza anormal en el brazo. Estoy muy decepcionado con esto. Me quedo con el ritmo que tenía y con que he peleado hasta el final aunque sólo fuese para sumar tres puntos."

Pero, siempre hay que aprender de cada carrera: "Todo ha sido positivo, aparte del problema. He sido muy rápido, he estado tranquilo cuando era cuarto detrás de las dos Ducati y de Morbidelli y sabía que era el más rápido hoy. He empezado la carrera y no sentía ese estrés porque tenía mucha confianza. Cuando me he puesto cuarto pensaba en ir adelantando en la última curva y lo hacía. He tirado y me he ido. Todo en este fin de semana ha sido positivo, pero de mitad de carrera al final he tenido el problema en el brazo".

Desconoce a qué se deben los problemas, si es por pilotaje, por el modo de entrenar u otro motivo que ha podido resentir la zona: "No lo sé. La temporada 2020 fue perfecta, con cero problemas, no sentí ni el más mínimo dolor. Este año ha sido todo lo contrario, tenía que frenar con cuatro dedos cuando normalmente lo hago con uno. No podía ir con el gas a tope en la recta, excepto en la última vuelta cuando intentaba sumar esos tres puntos que quizá me ayuden al final de temporada. No tengo explicación. Yo entreno igual y me siento incluso mejor con la moto".

Al cruzar la meta, Quartararo rompió a llorar de rabia, ya que de no ser por estos problemas físicos, tenía la victoria en sus manos y podría haber ampliado holgadamente su ventaja al frente del Mundial. 

VAVEL Logo