Pedro Acosta: “Si hubiera tenido que pagar por correr estaría
en mi casa”
German GP – Moto3 – Ajo Motorsport

En esta nueva forma de hacer entrevistas tiene lo especial en que se utiliza una caja, en esta habrá distintos objetos que darán pie a diversas preguntas. El entrevistado no sabe lo que hay dentro de la caja, lo que hace que sea más espontáneo y divertido.

Pedro Acosta ha sido el último protagonista de “La Caja de DAZN”, acompañado de su sencillez y desparpajo que le caracteriza. El joven líder de Moto3 confiesa entre risas, tras llegar en el scooter a la entrevista, que no le gusta la moto por la calle, por eso por Murcia se mueve en bici. Antes de comenzar con la dinámica de la caja, hablan sobre el boom de popularidad y resultados que ha tenido el murciano en su estreno en el mundial, “Nadie se espera esto cuando llega al mundial, es un resultado de trabajar bien”, afirma Acosta.

El primer objeto que saca de la caja es un tiburón de peluche, debido a su apodo, “El Tiburón de Mazarrón”. Es debido a su legado familiar de pescadores combinado con la agresividad que demuestra en pista, da como resultado un tiburón. “Mi padre pesca y cuando era pequeño empezó a diseñar un logotipo”. Ernest aprovecha para preguntarle también el porque de su número, el 37. “Antes llevaba el 34, era el número que mi padre llevaba en la moto y Kevin Schwantz, pero un año no había otro número, entonces se quedó ese y para que lo voy a cambiar más veces”

El segundo objeto es una réplica del casco de Marc Márquez, junto con una foto de Pedro de pequeño con una gorra de Marc, que aporta después Ernest. “Me gustan muchas cosas de Marc, pero hay que fijarse y aprender de todos los pilotos del mundial”. Ernest le pregunta que le gustaría tener de Marc y Pedro lo tiene claro, “La cabeza que tiene, un piloto que ha ganado tantos mundiales en tan poco tiempo y que solo piensa en ganar, hay que cogerle la cabeza más que el estilo”. Si pudiese coger algo de algún otro piloto, “Stoner también era muy listo, sabia leer muy bien las carreras que es lo que me falta a mí”.

Una hamburguesa es el tercer objeto de la caja. Acosta confiesa que le gusta mucho comer, “después de los fines de semana siempre viene bien un homenaje”. Aunque sea importante la dieta, “hay 18 carreras, si hay 18 podios, por 18 días que me saltes la dieta al año no pasa nada”.

Como cuarto objeto Pedro saca unas gafas de bucear. Confiesa que el buceo y la inmersión son uno de sus pasatiempos en el Puerto de Mazarrón. Además, cuenta que un verano entero se le pasó nadando a modo de entrenamiento, “Aunque si me ves nadar pensarás que me estoy ahogando”, relata Acosta entre risas.

El siguiente objeto es un cinturón de Taekwondo, este objeto da pie a que Pedro cuente una divertida anécdota sobre su primera y única vez haciendo ese deporte. “Mamá yo ahí para que me peguen no voy a ir, y ya no fui más”, relata entre risas. “Yo nunca me he peleado”, aunque en la pista es diferente “Me gusta sentirme respetado, si quieren jugar pues vamos a jugar”.

El próximo objeto fue el libro rojo del mundial, un libro done están todos los récords y campeones del mundial de MotoGP. En él Acosta ha escrito y reescrito varios récords, “Estamos en Assen en junio, habrá que esperar a Valencia en noviembre a ver si ganamos el título, nos quedamos en Moto3 o no…”

La red de pescadores que saca Pedro de la caja es debido a su legado familiar, ya son cinco generaciones de su familia dedicadas a la pesca en el Puerto de Mazarrón. “Esto a mí nunca me ha llamado la atención”, confiesa Pedro. Acosta no se olvida de resaltar cuanto se ha volcado su familia con él para llegar hasta donde está hoy, “Mi padre no es millonario, si tuviese que pagar para correr, este año estaría en mi casa”.

El último objeto es una tarjeta de embarque debido a que se confundió yendo al GP de Francia y llegó al aeropuerto cuatro horas antes, Pedro confiesa que es muy dejado, todo lo pierde y se equivoca con las horas. Lo que peor lleva es hacer la maleta, “Cuando abro la maleta en las carreras puede salir de todo”.

Fuera de la caja, Ernest le enseña la pizarra en la que Jack Miller apostó por él como campeón del mundo de Moto3 en la primera rueda de prensa. Pedro ha estado entrenando con él antes de Sachsenring.

VAVEL Logo