¡Allez Alpine!
Esteban Ocon celebrando la victoria. (Fuente: f1.com)

Después de un innovador Gran Premio de Gran Bretaña en el circuito de Silverstone, es el turno del Gran Premio de Hungría en el retorcido circuito de Hungaroring, denominado coloquialmente ‘el Mónaco sin muros’ debido a su dificultad para realizar adelantamientos.

Justo antes de la salida, comenzó a llover sobre el trazado húngaro a pocos minutos de que diera comienzo la carrera. Debido a la lluvia, todos los pilotos sin excepción alguna optaron por el neumático intermedio. Si bien normalmente las salidas son bastante limpias en los primeros metros, esta vez ha ocurrido todo lo contrario. Nada más llegar a la primera curva, Valtteri Bottas (quien seguramente abandone el equipo Mercedes al final de la temporada) se llevó puesto a Lando Norris quien a su vez golpeó a los dos Red Bull; y, por si fuera poco, en la zona media, Lance Stroll echó fuera al monegasco Charles Leclerc y al británico Lando Norris. Estos accidentes provocaron la bandera roja y que se detuviera la carrera. Los más beneficiados fueron Esteban Ocon y Sebastian Vettel, quienes ocuparon las dos primeras posiciones.

'Strike' de Valtteri Bottas. (Fuente: f1.com)
'Strike' de Valtteri Bottas. (Fuente: f1.com)

Una vez se limpió la pista, pudimos presenciar un momento inédito; ¡UN SOLO COCHE EN LA PARRILLA DE SALIDA! Esto se debió a que, durante la segunda vuelta de formación, toda la parrilla salvo Hamilton optó por entrar en boxes y poner los neumáticos de seco (decisión que le comprometió durante el resto de la carrera) ya que pese a que durante la bandera roja salió el sol y la pista se secó. Cuando Hamilton entró para quitarse los intermedios fue demasiado tarde y se incorporó en última posición.

Salida en solitario de Lewis Hamilton. (Fuente: f1.com)
Salida en solitario de Lewis Hamilton. (Fuente: f1.com)

Una vez se ‘estabilizó’ la carrera, en la parte de arriba, Esteban Ocon y Sebastian Vettel pusieron tierra de por medio. Justo por detrás, Nicolás Latifi, estuvo actuando de tapón frenando a todo el grupo perseguidor.

El momento clave de la carrera llegó cuando se abrió la ventana de paradas en boxes. Los más beneficiados fueron Ocon y Vettel, que mantuvieron la primera y la segunda posición; Fernando Alonso y Carlos Sainz, que se quitaron de encima a los pilotos que tenían delante suya y eran mucho más lentos.

Después de las paradas en boxes, presenciamos un duelo épico entre Lewis Hamilton y Fernando Alonso. Este gran duelo hizo que todos nos levantáramos de nuestros asientos ya que fue una lucha a muerte entre los dos mejores pilotos de la historia. Decir que gracias a que Alonso hizo magia tal y como nos tiene acostumbrados aguantando un coche dos segundos más rápido detrás, Esteban Ocon pudo ganar la carrera, ya que, si Fernando se hubiera rendido a la primera de cambio, Hamilton hubiera llegado y adelantado a Ocon sin ningún problema.

Fernando Alonso celebrando la victoria con su compañero Esteban Ocon. (Fuente: f1.com)
Fernando Alonso celebrando la victoria con su compañero Esteban Ocon. (Fuente: f1.com)

Finalmente, la carrera la ganó el francés Esteban Ocon con el equio francés Alpine, quienes suman su primera victoria en la Fórmula 1; en segunda posición llegó el alemán Sebastian Vettel, sumando su segundo podio de la temporada; y en tercera posición, llegó Lewis Hamilton, que, tras el error garrafal de Mercedes, consiguió salvar los muebles. Carlos Sainz llegó en cuarta posición y Fernando Alonso (nombrado piloto del día) en quinta posición justo detrás del madrileño. Para concluir, destacar el auténtico carrerón del equipo Alpine, quienes dan un piño encima de la mesa en el campeonato de constructores.

Fernando Alonso nombrado piloto del día. (Fuente: f1.com)
Fernando Alonso nombrado piloto del día. (Fuente: f1.com)
VAVEL Logo