Pole de Norris con Sainz segundo en una loca qualy en Sochi
Lando Norris en la recta principal del Sochi Autodrom. (Fuente: Twitter @F1)

Pese a la incertidumbre sobre la disputa esta tarde o no de la sesión clasificatoria del GP de Rusia tras la cancelación de la FP3 por el estado de la pista, totalmente inundada por aquel entonces, el aspecto de la pista mejoró a la hora de la disputa de la sesión clasificatoria de cara a decidir la parrilla del domingo.

Incertidumbre en la Q1 por el estado del trazado

Con amenaza de lluvia por parte del cielo y la pista todavía mojada arrancaba a la hora prevista la Q1, con una desbandada por parte de todos los pilotos al trazado en busca de un buen crono que les permitiese entrar en Q2 si las condiciones empeoraban. Alonso salió con gomas de lluvia extrema, aunque rápidamente desde Alpine se dieron cuenta que la mejor opción eran las gomas intermedias.

Tras unos primeros minutos sin salir, Alonso intentó salir de la zona de peligro. Bottas se llevó un buen susto que no fue a mayores mientras Checo Pérez se puso primero momentáneamente por cuatro décimas sobre Hamilton antes de que Bottas le batiese por 0,059.

Lewis Hamilton en la parte final del trazado. (Fuente: F1)
Lewis Hamilton en la parte final del trazado. (Fuente: F1)

En el último intento, debido a la mejora de la pista, hubo bastante tráfico, aunque no hubo sorpresas y cayeron eliminados, junto a Verstappen, los Alfa Romeo y los Haas, en una sesión dominada por Lewis Hamilton.

La pista mejoró durante la Q2

La pista estaría en mejores condiciones de cara a la Q2 con el cielo bastante más abierto, y todos salieron con los intermedios a marcar un crono, siendo en el primer intento los Mercedes los más rápidos sin oposición alguna.

Verstappen con los intermedios al inicio de la Q2. (Fuente: Twitter @pirellisport)
Verstappen con los intermedios al inicio de la Q2. (Fuente: Twitter @pirellisport)

Leclerc decidió por su cuenta no dar ni una sola vuelta, y tras el primer intento, Alonso estaba a las puertas de la Q3, aunque mejoró aupándose al cuarto lugar. Esto puso en jaque a Ricciardo, duodécimo en ese momento, a falta de tres minutos.

Pero mejoró el australiano dejando a Sainz en la ‘zona roja’, aunque el madrileño mejoró haciendo caer a Sebastian Vettel. Otra de las sorpresas en la Q2 fueron la más que buena última vuelta de Alonso, que quedó tercero, y la eliminación de Gasly, en decimosegundo lugar.

Norris da la campanada

La definitiva Q3 arrancaba con los Mercedes saliendo con los intermedios, además de Alonso y Sainz, que usaron un compuesto usado anteriormente. Poco después Russell pedía por la radio a su equipo que preparasen los slicks, y así lo dejó claro el tiempo de Hamilton, con 1:44:050. Poco después Norris se colocó segundo provisionalmente, aunque a seis décimas, mientras Alonso se metía cuarto, seis décimas más rápido que Ocon, ambos con intermedio usado.

Acto seguido, Russell abortaba su vuelta lanzada con intermedios para montar los blandos, antes de que Pérez subiese al quinto puesto y de que Sainz montara también los blandos, provocando una desbandada hacia el pitlane de todos los pilotos, incluido Hamilton, quien rompió el alerón delantero al entrar a realizar el cambio de gomas.

Sainz venía en morado y marcó el mejor tiempo provisional, 1:42:510, pero Norris le arrebató en el último instante la primera posición por más de medio segundo, logrando la pole position, la primera para Mclaren desde finales de 2012.

Hamilton falló en su última vuelta al trompear en el último sector, y saldrá cuarto en la parrilla de salida del domingo, junto a otro inglés, George Russell.

VAVEL Logo