Voces que no se escuchan
Fotomontaje: Carlos David Pérez Chinea VAVEL

“Somos iguales. Ellos tienen brazos, manos, piernas, boca… y nosotras también. Solamente debemos esforzarnos, pero podemos hacer lo mismo que hacen ellos”, estas son las palabras que Sara Sánchez, piloto de la Women’s European Cup, diría a las niñas que quieren ser pilotos y tienen incertidumbre por el qué dirá o pensará la gente.

La figura femenina en el mundo de las motos siempre ha sido considerada inferior a la masculina. Sin embargo, han sido muchas las mujeres que han demostrado lo contrario, que se puede llegar a ejercer la misma profesión como piloto, periodista, mecánica o comisaria de pista. Los datos muestran que solamente cinco mujeres han puntuado en el mundial desde el año 1949, ya que son pocas las que llegan a competir en él. De hecho, María Herrera es la única mujer que compite hoy en día en el mundial.

Sara, la joven piloto de 23 años, como cualquier otra chica de su edad, estudia y trabaja al tiempo que participa en la competición de la Women’s European Cup, por lo que a la mañana siguiente de las carreras debe estar en el trabajo. Admite no tener ilusión a largo plazo, ya que no hay certeza de que el año que viene siga corriendo. “Hay que ser realista y sé que no me voy a ganar la vida con las motos”, asegura con tristeza la piloto.

A pesar de haber estado toda su vida corriendo junto con los chicos, este año es la segunda vez que lo hace contra chicas “porque es lo que quiere el equipo”. Para ella, correr solamente con chicas es una desventaja y explica lo siguiente: “Si nos ponemos a correr entre nosotras, nos dejan de tener en cuenta a la hora de correr contra los chicos”.

Sara Sánchez, piloto de la Women’s European Cup: “Si corremos entre nosotras, nos dejan de tener en cuenta a la hora de correr contra los chicos”

Respecto a la situación de las mujeres en las motos, dice sentirse “afortunada” por no haber recibido nunca críticas por ello, aunque sí que ha notado que las miradas solían ir hacia ella al ser la única mujer, y garantiza que, normalmente, suele dar más rabia que una chica le gane a un chico. No obstante, ahora la presencia de niñas en los circuitos es mayor y resalta la importancia de inculcar a los más pequeños que tanto un chico como una chica se pueden subir a una moto.

Desde su punto de vista, el problema que puede haber en la actualidad en el motociclismo femenino es que muy pocas mujeres llegan a las altas categorías y están por delante. Sin embargo, dice que, si algún día ella llegara, no tiene la menor duda de que “con esfuerzo y con trabajo acabaría siendo una más de ellos”.

Visión periodística en las motos

Este apasionante mundo no solo está compuesto por pilotos, sino que agrupa a muchas más profesiones y una de ellas es la figura del periodista. Izaskun RuIz es la jefa de redacción en DAZN y la encargada de realizar las entrevistas con todos los pilotos del Campeonato Mundial de Motociclismo.

Describe su trabajo como “una forma de vida”, pero es consciente de que tiene la suerte de poder dedicarse a lo que le gusta porque en el pasado hubo mujeres que hicieron camino para que después pudieran llegar otras. Una de ellas fue Mercedes Milá, pionera tanto por ser mujer como por cubrir el campeonato de motos hace más de 40 años sintiéndose como una más.

De esta manera, la reportera de DAZN niega que el paddock de MotoGP sea machista, si no que puede que haya alguna persona que sí lo sea. Así pues, nunca se ha sentido discriminada por ser mujer, por lo que asegura: “Siempre me han tratado, exigido y juzgado exactamente igual que a mis compañeros hombres”. Sin embargo, recuerda que, al principio, cuando se acercaba una mujer al paddock, se podía llegar a cuestionar su conocimiento sobre este deporte, aunque reconoce que “con trabajo y con profesionalidad” se desmontaba enseguida.

Izaskun Ruiz junto a parte del equipo de DAZN en el GP de Doha | Foto del Instagram de Izaskun
Izaskun Ruiz junto a parte del equipo de DAZN en el GP de Doha | Foto del Instagram de Izaskun

En cuanto a la visión de las mujeres en este mundo, resalta: “Todas las que llegan es porque están profesionalmente preparadas y pasan el mismo proceso de selección que cualquier hombre”. Asimismo, afirma que hay parte del camino que se ha recorrido y que hay que continuar con ello para poder derrumbar esas barreras que existen. “La mayor evolución de la figura femenina en el mundo de las motos es que cada vez somos más y en puestos más relevantes, cosa que nos ayuda a dar visibilidad”, garantiza la periodista pamplonesa.

Izaskun Ruiz, periodista de MotoGP: “La mayor evolución de la figura femenina es que cada vez somos más y en puestos más relevantes”

Desde su punto de vista, una forma de dar mayor repercusión al motociclismo femenino es apoyando el trabajo de las canteras para conseguir que haya más niñas y así, que haya mayores posibilidades de que ellas lleguen al mundial, ya que, al fin y al cabo, “ellas no quieren que den valor a sus logros por ser mujeres, quieren ser noticia en las mismas circunstancias que lo serían ellos”.

Un respaldo para las pilotos

La Comisión Femenina de Motociclismo (CFM) fue creada hace alrededor de ocho años por Inés Fonseca y coordinada actualmente por Sandra Gómez, quien también es piloto de trial. Los objetivos los tienen claros: “Desde la comisión queremos que ellas puedan llegar a tener lo mismo que tiene un chico e intentar que sea normal que una chica vaya en moto”, afirma la coordinadora.

Pese a haber recibido críticas como “las machistas sois vosotras” o acusándolas de ser solo mujeres, la comisión está formada por todas aquellas personas que quieran impulsar el motociclismo femenino “para que sea más igualitario porque todavía no lo es” debido a que “la gran mayoría se encuentran muy lejos de poder vivir de ello y de poder recibir ayudas”.

Las funciones que llevan a cabo, entre otras, son dar respaldo y visibilidad a las chicas, servir como un soporte de dudas, ayudarlas a llegar a equipos, les ofrecen charlas de psicología, así como crean campus para que puedan aprender de las mejores. Del mismo modo, han lanzado el proyecto “Motociclismo en la Escuela” con el objetivo de acercar a los más pequeños el esfuerzo y la pasión de las pilotos.

Sandra Gómez en el campus de la comisión | Foto del Instagram de Sandra
Sandra Gómez en el campus de la comisión |
Foto del Instagram de Sandra

Desde el punto de vista de Sandra, pilotos como Laia Sanz o Ana Carrasco han demostrado que las chicas también pueden ganar y competir contra los hombres. Además, cree que ha habido un cambio respecto a hace unos años y dice: “Antes, cuando competíamos, éramos “la niña”. Ahora te llaman por tu nombre y eres una piloto más a batir”.

Sandra Gómez, coordinadora de la CFM: “Antes éramos “la niña”. Ahora te llaman por tu nombre y eres una piloto más a batir”

La importancia de creer en ellas

Debido a cómo se ha construido la historia, muchas niñas piensan que no pueden alcanzar sus metas. Por eso, tanto Sara, como Izaskun y Sandra, hacen especial hincapié en recordarles que tienen las mismas capacidades que cualquier hombre. Además, consideran que, muchas veces, lo más esencial es hacerles ver que pueden cumplir sus sueños. Por lo tanto, es importante lanzar el mensaje que pronunció Izaskun: “Nadie dijo que fuera fácil, pero si tú quieres, puedes llegar igual que lo hacen ellos”.

VAVEL Logo