¿Nuevo monoplaza para Mercedes?
Lewis Hamilton en el GP Miami. Vía: motorsport.es

La escudería Mercedes no ha tenido un buen inicio de temporada en la Fórmula 1. Los problemas de aerodinámica en su W13 no les han dejado obtener los resultados deseados e, incluso, les han dejado sin opciones a pelear contra Ferrari y Red Bull en estas primeras carreras.

Los alemanes aún no encuentran solución a su efecto suelo y el porpoising les está afectando más que al resto. Sin embargo, ven el Gran Premio de España de la próxima semana como un momento clave para decidir sobre su futuro. ¿Cambiar el concepto del W13 o mantener el que tienen ahora?

El regreso a Barcelona les da la oportunidad de comparar sus pontones con el funcionamiento que tuvieron en la pretemporada. Si el potencial ha mejorado, Mercedes los mantendrá en las próximas carreras. Sin embargo, si es lo contrario, el equipo se planteará una solución después de la cita el próximo fin de semana.

La decisión de Mercedes

Por el momento la escudería alemana tiene dos opciones: un concepto “sin pontones” o algo totalmente diferente y nuevo.

Toto Wolff quiere recuperar la filosofía que tuvieron en los años anteriores, con coches luchadores y ganadores de ambos campeonatos en la Fórmula 1. No descarta que pueda ocurrir en las próximas carreras y ofrece el beneficio de la duda al Gran Premio de Barcelona-Catalunya, de que les muestre que van por el buen camino.

"Hemos fabricado grandes coches de carreras en el pasado y creemos que este es el camino a seguir. Barcelona será sin duda un punto en el que podremos correlacionar con lo que vimos en febrero y reunir más datos". Comentaba Wolff.

Los datos que obtengan en la carrera en el circuito español, comparados con los de los test, le dará a la escudería alemana la oportunidad de decidir qué diseño es mejor: si el viejo, que produce menos carga aerodinámica, o el nuevo que ha estado llevando en estas primeras carreras de la temporada y no han obtenido los resultados esperados.

Monoplaza de George Russell en el GP Miami. Vía: motorsport.es
Monoplaza de George Russell en el GP Miami. Vía: motorsport.es

Mercedes se va a centrar más en los pontones. Sus bordes sobresalen más que los del resto de los monoplazas de parrilla, por lo que tiene una forma diferente y le dan mayor inestabilidad al coche alemán.

Por el momento, tienen claro que son fieles al nuevo concepto que están llevando a las carreras y que tienen que entenderlo mejor, buscar dónde está el fallo y dónde se han equivocado, además de otros puntos débiles.

La escudería alemana espera tener una respuesta al terminar la carrera en el circuito de Barcelona el próximo día 22 de mayo, ya que ahí es donde pueden comparar resultados y ver qué es lo que realmente ocurre.

VAVEL Logo