El límite presupuestario de la F1 se cobra su primera
víctima
El equipo Williams realizando un pit-stop durante el GP de Mónaco. / Fuente: Williams Racing

El límite presupuestario impuesto por la FIA y Fórmula 1 para la viabilidad de la competición que entró en el reglamento financiero el pasado año ya se ha cobrado su primera víctima, y no se trata precisamente de un equipo alto de la parrilla.

Se trata de Williams, una sorpresa relativa, ya que la estructura de Grove no parecía ser de los equipos que debiera pasar apuros por ese aspecto, si bien el fallo a la hora de cumplir el reglamento no ha llegado por usar más dinero del permitido, sino por no aportar a tiempo la documentación solicitada por parte de la FIA.

Así lo explica la propia Federación, afirmando que Williams falló a la hora de aportar la documentación exigida de cara a justificar los gastos correspondientes al pasado año. El equipo debió aportar como máximo la documentación el 31 de marzo, siendo con fecha 12 de abril cuando el máximo organismo responsable de comprobar dichos datos notificó del error cometido. Pasados tres días, Williams reconoció el error y, pese a dar explicaciones, la FIA decidió ejecutar el primer castigo del reglamento financiero.

De esa manera, se decide sancionar por parte de la FIA a Williams con 25.000 €, los cuales deberá abonar de manera prácticamente inmediata, además de hacer frente a los gastos que se deriven de la investigación, dinero que irá directamente a las arcas de la FIA.

No será el único equipo en ser penalizado

La totalidad de la parrilla se verá perjudicada por el límite presupuestario, comentaba Horner hace un par de Grandes Premios: “Todos los equipos de la parte alta de la parrilla se verán obligados a superar el límite impuesto de 140 millones de dólares anuales. La votación para cambiar el límite presupuestario actual durante la temporada requiere un porcentaje de votos que actualmente no llega”, comentó premonitoriamente.

Lo que pedimos es claridad, ya que no queremos acabar el campeonato dirigiéndonos a los tribunales de apelación de París, con pruebas de que este equipo o el otro gastó un millón más o así”.

“Con los equipos pequeños, la FIA dispone de más mecanismos de control, como los componentes que se transfieren, cajas de cambio o suspensiones. Hasta los equipos que van sexto o séptimos saben ya de antemano que superarán el límite por algunos de esos impuestos efectivos”, concluía Horner.

Los vigentes campeones en graves apuros

Estamos compitiendo con piezas más desgastadas cada vez, llevando menos repuestos que anteriormente. Todos los fines de semana nos encontramos con situaciones como accidentes graves que pueden provocar que no podamos presentar un coche o debamos improvisar uno”.

“Si no reemplazamos continuamente las piezas, estaríamos gastando una cantidad grande de dinero en las mismas piezas. Pero no somos los únicos, la gran mayoría tiene este tipo de problemas, tal vez haya uno o como mucho dos equipos que no tengan problemas, pero debemos trabajar todos para encontrar una solución viable”, cerró su declaración a GPfans.

VAVEL Logo