Un año más es la escudería Haas la que da el pistoletazo de salida a las presentaciones de los monoplazas de los equipos, dando a conocer en esta ocasión cómo será su VF-24. Así, la marca estadounidense busca deshacerse del mal rendimiento del pasado año, en el que la dupla de Nico Hulkenberg y Kevin Magnussen no fue ni mucho menos suficiente para marcar la diferencia con un monoplaza con graves carencias, en especial, la de la gestión de los neumáticos.

Es a raíz de ello que en 2024 la escudería afrontará su primera reforma desde que debutaran allá por 2016. Por ello, Haas se deshace de Gunther Steiner como jefe de equipo, un puesto principal que pasará a cargo del japonés Ayao Komatsu.

La temporada 2024 se afronta para Haas como una en la que abandonar la última posición del mundial de constructores, apoyándose en el concepto del Red Bull en vez de los guiños al monoplaza de Maranello en 2022, aunque habrá que ver si toman el rumbo correcto, ya que desde el GP de los Estados Unidos del 2023, Haas actualizó su monoplaza y el monoplaza rindió peor.

Junto a los pilotos veteranos en la escudería en la que repiten Nico Hulkenberg y Kevin Magnussen, Haas reveló hace poco que tendrá un abanico de pilotos reserva como Oliver Bearman y Pietro Fittipaldi. Destaca el brasileño, piloto de la academia de Ferrari, y que ya se subió al F1 en la primera sesión de libres del GP de México. Este año, Bearman afrontará su segunda campaña en Fórmula 2, compaginándolo en menor medida con el rol de piloto reserva de Haas y Ferrari.

Con cautela antes de los primeros test

Debemos ser realistas sobre las expectativas para el lanzamiento del VF-24, pero sigue siendo un momento emocionante en cualquier temporada de Fórmula 1 poder exhibir tu monoplaza. Tenemos mucho trabajo por delante para progresar y aumentar el rendimiento, pero estamos motivados y ansiosos. Aprovecharemos al máximo los test de Bahrein con todos los elementos que podemos probar, y estamos ansiosos por iniciar la temporada” comenta Komatsu.

Por su parte, Gene Haas, propietario de la escudería, aporta que “Hemos utilizado el parón invernal para implementar procesos de mejora y, en última instancia, mejorar nuestro desempeño general. Pronto podremos ver cómo lo estamos haciendo en la pista”.

Y es que el VF-24 saltará por primera vez a pista antes de los test oficiales, gracias a dos ‘shakedown’ contemplados en la normativa del campeonato, que la escudería estadounidense celebrarán en Silverstone en los próximos días, y conforme se acerque el inicio de la temporada, el segundo en el Circuito Internacional de Bahréin.

VAVEL Logo