Fernando Alonso es un piloto que ha sido sometido a presión durante toda su carrera deportiva. 2005, 2006, 2010, 2012... son algunos de los años en los cuales el asturiano ha sido presionado hasta el último gran premio. Tras 2013, último curso en el que optó a luchar por el título, Alonso no levantó cabeza, y tendría que esperar otros diez años para tener un monoplaza digno de su nivel. Esos diez años estuvieron formados por un desastroso Ferrari en 2014, un McLaren que no era ni mucho menos un buen coche, y Alpine, escudería que trató nefastamente a Fernando.

Es un hecho que Fernando Alonso  a sus 42 años. es el piloto de mayor edad de la parrilla de la Fórmula 1, pero esto, siendo un hándicap para su antiguo equipo, Alpine, que no quiso ofrecerle un contrato a medio-largo plazo por las dudas sobre su rendimiento. Esta circunstancia, curiosamente, benefició a Alonso.

La puerta de Alpine se cerró, al tiempo que se abrió la de Aston Martin F1 en pleno verano de 2022. Después de unas primeras conversaciones, Lawrence Stroll (dueño del equipo) convenció a Fernando para que se uniera a su estructura. El canadiense había renovado el equipo con personal de otras escuderías, como por ejemplo Dan Fallows, antigua mano derecha de Adrian Newey, que pasaba a ser su director técnico.

La edad de Alonso nunca ha podido ser utilizada en contra del piloto español, y él mismo se ha encargado de dejarlo claro en cada carrera de la temporada, realizando algunos de los considerados como los mejores adelantamientos del año, volviendo al podio y consiguiendo su mejor resultado en la clasificación final desde el año 2013, cuando todavía era piloto de Ferrari. 

La escudería británica le tendió la mano cuando peor estaba y le dieron un coche que evolucionó notablemente tras 2022. Dicho monoplaza fue el AMR23, que pasó de ser uno de los peores coches de la parrilla a ser el segundo solo por detrás de Red Bull al inicio de la temporada. 

Con esta introducción, anuncio que en este artículo hablaremos de la temporada de Fernando Alonso en 2023.

Los test de pretemporada

La euforia por las posibilidades de Fernando Alonso durante la temporada 2023 de Fórmula 1 se desató cuando el piloto español se acercaba a Max Verstappen en los resultados de los test de Bahréin. Ello conllevó que en los análisis posteriores a los entrenamientos se señalara a Aston Martin como el tercer mejor equipo de la parrilla.

Baréin, el inicio de algo prometedor

Alonso se encargó de confirmar las buenas vibraciones, logrando subir al tercer escalón del podio en la primera carrera del curso en Bahréin. Tras diez años sin un coche sumamente competitivo, el asturiano aprovechó a las mil maravillas el regalito de reyes por adelantado que le hizo Lawrence Stroll.

Alonso celebra el podio en Baréin / GETTY
Alonso celebra el podio en Baréin / GETTY

Después de Bahréin, Alonso se mantuvo en el podio en Arabia Saudí y Australiacon otros dos terceros puestos. En el veloz trazado de Azerbaiyán, el Aston Martin acabó cuarto, lo cual continuaba confirmando el buen inicio de curso del equipo de Reino Unido. En Miami, Fernando volvió a ocupar el tercer puesto del podio.

Alonso celebra el podio en Miami / DAZN
Alonso celebra el podio en Miami / DAZN

 

Cuatro terceras posiciones y un cuarto puesto en las cinco carreras incrementaron la ilusión de la afición en la llegada a Mónaco, el circuito donde más posibilidades había de batir a Red Bull, dado que no había rectas (donde más sufría Aston Martin) y porque aquí las manos cuentan más que en otro lugar.

Mónaco, testigo de un fin de semana cargado de emoción

Alonso luchó por la pole frente a "Mad max", pero el neerlandés sacó el máximo (incluso rozando los muros) para batir a Fernando por tan solo 84 milésimas. El asturiano trataría de frenar a Max en la batalla por la victoria el domingo, donde la lluvia, además, haría acto de presencia.

El de Aston Martin tuvo la victoria muy cerca y podría haber ganado (o no, en realidad nunca lo sabremos), pero un error de estrategia al montar neumáticos medios en vez de intermedios (como hizo Verstappen) cuando estaba empezando a llover con más fuerza, evitó que lo hiciera. Aun así, Alonso volvió a pisar el podio con su mejor resultado de la temporada con su segundo puesto.

Alonso bajo las calles de Mónaco / DAZN
Alonso bajo las calles de Mónaco / DAZN

El primer resbalón en el camino de Aston Martin

El Gran Premio de España, en el primer circuito 'tradicional' de la temporada, fue un jarro de agua fría para Fernando Alonso y el equipo Aston Martin. El bicampeón español pasó de luchar por el podio a 'sobrevivir' en los puntos: acabó séptimo en Montmeló.

Vuelta al podio

Sin embargo, la tristeza duró poco, porque en Canadá volvió a recuperar sus opciones de luchar por la 33. En el Circuit Gilles Villeneuve, Aston Martin fue de nuevo la segunda fuerza de la parrilla, solo por detrás de un Red Bull liderado por Max Verstappen, que cada vez ponía más tierra de por medio en la batalla por el Mundial. Aquí, Alonso y su AMR23 estuvieron más cerca que antes... aunque fueron 9,5 segundos lo que separó a Verstappen de Alonso.

Alonso, en una entrevista durante el fin de semana en Canadá / GETTY
Alonso, en una entrevista durante el fin de semana en Canadá / GETTY

Un final de temporada difícil de digerir

Distintos factores hicieron que Aston Martin se alejara de las posiciones de cabeza en la segunda mitad de la temporada. Mientras que el resto de equipos introducían mejoras técnicas que les ayudaban, a Aston Martin no introdujo, retrocediendo así posiciones en las tablas de tiempos.

Además, el cambio de compuesto de neumático que la F1 introdujo en Silverstone, más resistente, parece que no benefició al equipo. Si bien Alonso siguió sumando puntos en Austria (5º), Gran Bretaña (7º) Y Bélgica (5º), la utópica batalla por el campeonato o subcampeonato se empezaba a convertir en imposible.

Alonso abandona en la sprint del GP de Bélgica / DAZN
Alonso abandona en la sprint del GP de Bélgica / DAZN

Alonso volvió a tener una buena oportunidad para conseguir la 33, otra vez frente a Max Verstappen, pero para intentarlo habría que arriesgar mucho. En la resalida tras una bandera roja al término de la carrera, el asturiano pensó en lanzarle el coche, sobre mojado, a Verstappen

Sin embargo, se dio cuenta de que el riesgo era excesivo y de que ambos podrían haber acabado fuera del Gran Premio con cero puntos. Al final, Alonso terminó segundo la carrera, a solo 3,7 segundos de Max.

En la recta final de la temporada, el equipo del asturiano se podría haber visto perjudicado por el endurecimiento de una normativa técnica con respecto a los alerones introducida en Singapur, y además sufrió para encontrar el reglaje adecuado en carreras como Estados Unidos o México.

Tras un inicio de temporada que apuntaba ser histórica, los británicos se hundieron hasta el GP de Brasil, escenario que trajo una de las mejores defensas de Alonso.

Brasil, el juicio final de Alonso

Interlagos es un circuito siempre cumplidor. Este año no fue menos. Alonso firmó el último podio del año tras una defensa que entrará en los anales de la historia

Tras este gran premio, Alonso finalizaría cuarto el mundial de pilotos. Aston Martin pudo darle la oportunidad de hacernos disfrutar como en los viejos tiempos.

Alonso celebra un podio en 2023 / GETTY
Alonso celebra un podio en 2023 / GETTY

Con la temporada 2024 a la vista

Con la bandera a cuadros ondeando en el horizonte, el resurgimiento de Fernando Alonso brilla como un faro de esperanza en el mundo de la Fórmula 1. Después de una década de batallas contra la adversidad y la frustración, el asturiano encontró en Aston Martin el aliado perfecto para desplegar su talento sin límites. Con ocho podios y un deslumbrante desempeño en las calles de Mónaco, Alonso demostró que su sed de victoria sigue intacta y su determinación es más feroz que nunca. A pesar del agridulce final de 2023, la temporada 2024 de Aston Martin se anuncia prometedora.

Mientras el reloj marca el inicio de una nueva temporada, las miradas se dirigen hacia el equipo de Lawrence Stroll con ilusión y expectativa, preguntándose si este será el año en el que Alonso por fin gane la ansiada 33 y se resarza de sus detractores.

VAVEL Logo