Alonso emprenderá el domingo 2 de marzo el inicio de una ilusionante temporada. Su segundo año en el equipo Aston Martin tras un 2023 de ensueño, volviendo a los podios y quedándose muy cerca de volver a la victoria en el Gran Premio de Mónaco (el famoso "eran intermedios").

Los 42 años de Fernando no son ningún obstáculo para seguir peleando. Después de un 2023 de adaptación, tanto él como el equipo intentarán pasar al siguiente nivel este 2024.

Trayectoria en Fórmula Uno

Las 21 temporadas del ovetense han sido de todos los colores, tanto por los distintos equipos por los que ha pasado como por la diferencia de experiencias que ha tenido en cada uno.

2001, el inicio de la leyenda

<strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/motor/2024/02/22/formula1/1173424-resumen-del-dia-dos-de-los-test-de-pretemporada-manana-corta-y-tarde-muy-favorable-para-sainz.html' href='https://www.vavel.com/es/motor/2024/02/22/formula1/1173424-resumen-del-dia-dos-de-los-test-de-pretemporada-manana-corta-y-tarde-muy-favorable-para-sainz.html'>Fernando Alonso</a></strong> en Minardi / Foto: motorsport images
Fernando Alonso en Minardi / Foto: motorsport images

Minardi, ya con el contrato firmado con Renault, fue el primer equipo de Fernando en Fórmula Uno. No fue un año de grandes éxitos por las limitaciones que el monoplaza conllevaba, sin embargo, llegó a lograr una undécima posición de mucho mérito en Suzuka, teniendo en cuenta que el Minardi PS01 se trataba del penúltimo coche de la parrilla.

Renault, el lugar de la gloria (2003-2006)

Fernando Alonso en el Gran Premio de Brasil de 2005 / Fuente: F1
Fernando Alonso en el Gran Premio de Brasil de 2005 / Fuente: F1

Tras un 2002 como piloto probador, Alonso encontró en la escudería francesa una llave que le abrió la puerta a multitud de éxitos.

2003 sería el año de abrir la lata, con la primera pole y el primer podio en Malasia y, por supuesto, con su primera victoria aquel 24 de agosto en el circuito de Hungaroring.

Pero lo mejor llegó en 2005. Tras un 2004 de confirmación, 2005 fue el año en el que Fernando pudo desplegar completamente su magia. Un año de grandes luchas y emoción que culminó con la consecución de su primer mundial, superando a unos sólidos McLaren.

No obstante, para el asturiano no fue suficiente y volvió a conseguir el título en un histórico 2006, tras pelearlo contra Michael Schumacher durante todo el año.

2007, año de rifirrafes

Alonso y Hamilton en 2007 / Fuente: Getty
Alonso y Hamilton en 2007 / Fuente: Getty

Después del mundial de 2006, Alonso abandonó Renault para unirse a McLaren. Sin embargo, encontró de todo menos tranquilidad en la escudería británica.

Un año rocambolesco protagonizado por las luchas internas en el equipo, a las que se sumó el famoso caso de espionaje Spygate en el que el equipo también estuvo involucrado.

La temporada llegó a su fin en Brasil, donde Raikkonen le arrebató a los de woking un campeonato del mundo que parecía hecho.

Los años en Ferrari, de más a menos

Fernando Alonso en el Gran Premio de Europa de 2012 / Foto: marca.com
Fernando Alonso en el Gran Premio de Europa de 2012 / Foto: marca.com

Tras dos temporadas de transición en Renault (2008 y 2009), Fernando llegó ilusionado a Maranello en 2010. 

La primera campaña vestido de rojo fue brillante, con un Alonso siendo capaz de competir contra los Red Bull y los McLaren, además de lograr cinco victorias.

Una gran temporada que no tuvo su mejor final. La última carrera en Abu Dhabi fue fatídica para Magic, debido a una férrea defensa de Petrov que le privó de conseguir el tercer mundial (el campeón fue Sebastian Vettel).

No obstante, volvería a tener otra oportunidad en 2012, aunque esta vez con un coche menos competitivo que el Ferrari F10. 

La temporada 2012 está considerada por muchos como la mejor de Fernando Alonso en su carrera. Con victorias históricas en Malasia, Alemania y, sobre todo, en Valencia.

Sin embargo, esto no fue suficiente.

Pese a que Fernando aún tenía opciones de llevarse el mundial, la alocada última carrera en Brasil se concretó con una segunda posición del asturiano y una sexta de Vettel, lo que hacía que el campeonato cayera del lado del alemán.

2013 y 2014, por su parte, no fueron demasiado reseñables. Es cierto que en 2013 Alonso consiguió dos victorias en China y Barcelona (la 32), pero la de este año fue una temporada con un aplastante dominio de Red Bull, que protagonizó prácticamente todas las victorias.

En 2014 todo cambió, pero no para bien, el cambio de reglamentación provocó que Mercedes dominase sin oposición. Además, el rendimiento del Cavallino Rampante no fue ni mucho menos el esperado, por lo que Fernando decidió marcharse al término de la temporada.

Regreso a McLaren, el eterno ojalá (2015-2018)

Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images

En el año 2015 Fernando y McLaren volvían a unirse en un ilusionante proyecto junto a Honda. Aunque la ilusión se esfumó rápidamente, la combinación McLaren-Honda acabó siendo un fracaso.

Fueron cuatro años complicados para el bicampeón del mundo, que tuvo que conformarse por pelear por puntos. Pese a la ligera mejoría que tuvo el coche en 2016 y 2018, lo máximo que pudo conseguir Alonso fueron cuatro quintos puestos en 80 carreras, con recurrentes problemas de fiabilidad y rendimiento.

Alpine, la vuelta al ruedo (2021-2022)

Fernando Alonso en el Gran Premio de Catar de 2021 / Fuente: Getty Images
Fernando Alonso en el Gran Premio de Catar de 2021 / Fuente: Getty Images

Después de dos años fuera del gran circo, Alpine (anteriormente Renault) sería el encargado de darle en 2021 un asiento a Fernando para volver a la categoría reina.

Un año de transición en el que Alonso realizó grandes actuaciones, como la increíble defensa a Lewis Hamilton en Hungría o la vuelta al podio en Catar.

Por otra parte, 2022 fue algo decepcionante. El cambio de reglamentación pretendía ser para la escudería francesa el momento de entrar en la pelea por el título.

Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images

Sin embargo, el año no fue como se esperaba. Fernando no pudo optar a más que al quinto puesto en Gran Bretaña, Bélgica y Brasil.

Durante el parón veraniego llegaba un nuevo cambio en la carrera de Fernando, el anuncio de su fichaje por Aston Martin el 1 de agosto de 2022.

2023, brotes verdes

Fernando Alonso en el Gran Premio de Baréin de 2023 / Fuente: F1
Fernando Alonso en el Gran Premio de Baréin de 2023 / Fuente: F1

La pasada temporada significó una nueva aventura para Fernando Alonso con su incorporación al equipo Aston Martin, el quinto equipo distinto del que ha formado parte.

Un fichaje que al principio no se terminó de entender por la mala situación de los de Silverstone en 2022, aunque más pronto que tarde tocó darle la razón al asturiano.

El AMR23 acabó siendo un coche competitivo y que presentaba gran evolución respecto a 2022. Alonso consiguió así la cantidad de ocho podios (Baréin, Arabia Saudí, Australia, Miami, Mónaco, Canadá, Holanda y Brasil) dejándonos momentos mágicos como el adelantamiento a Checo Pérez en los últimos instantes del GP de Brasil.

Tras un sólido y sorprendente 2023, este es el año que Aston Martin tenía marcado desde que Alonso llegó. Ya fueron el equipo revelación la temporada pasada, por lo que ahora les toca demostrar que son capaces de ganar.

Los test de pretemporada se han desarrollado correctamente. Aston Martin no ha sido el equipo más rápido, pero han completado el trabajo planificado de manera satisfactoria.

Aunque ya los de Silverstone no sorpendan, debido a su gran carta de presentación del año pasado, el equipo está contento y confiado con el desempeño del monoplaza.

Así lo confirmó Alonso en rueda de prensa el segundo día de test: "Creo que es un paso adelante en comparación con el año pasado. Entendimos muchas cosas en la segunda parte del 23 e implementamos esas lecciones en el coche de este año".

Sin embargo, Fernando también reconoce que la rivalidad ha aumentado, con equipos como McLaren, Mercedes o Ferrari que ahora parecen estar en mejor forma que al comienzo de 2023. Esto ha dicho para el periódico Autosprint: "Este año no creo que seamos tan rápidos como el año pasado, habrá muchos más ojos puestos en nosotros y será más difícil dar la sorpresa". Alonso explica de esta manera que, aunque el coche haya mejorado, es muy probable que los rivales también lo hayan hecho.

Fernando Alonso en rueda de prensa / Fuente: Getty Images
Fernando Alonso en rueda de prensa / Fuente: Getty Images

Pase lo que pase, lo único que sabemos a ciencia cierta es que la confianza y la velocidad de Fernando sigue intacta y volverá a deleitarnos con su magia en este 2024.