Los medios de comunicación dedicados al motociclismo no destacan por generar bandos de unos contras otros, ni intereses injustificados, sino que, suelen influir sobre las cuestiones propias de los campeonatos, otorgando la normal atención a los líderes y poniendo el foco en lo realmente importante de los grandes premios.

A pesar de ello, la información que los medios de comunicación publican puede crear una opinión pública entre los aficionados que alimente unos temas en concreto más que otros y por este motivo los pilotos y los equipos sentir mayor presión.

La resolución del pasado campeonato 2023 en el circuito de Cheste, Ricardo Tormo, llegó con el duelo: “Pecco Bagnaia VS Jorge Martín” a la última carrera, aunque el italiano contaba con el liderato provisional estuvo todo por decidir. Correr en casa para Martín era un estímulo extra que podría perjudicar a Pecco, pero ambos se mostraron confiados y aparentemente tranquilos, sensación que sin duda trabajaron para afrontar el fin de semana que coronó finalmente a Pecco con su segundo mundial consecutivo, concentrados.

La mayoría de los pilotos, como el reciente campeón 2023 de Moto3, Jaume Masiá, el rookie Acosta, o el ganador de la primera carrera de la temporada en Moto2 en el circuito de Losail, Alonso López, afirman que su círculo personal en los circuitos, incluso a través del teléfono móvil, es muy reducido durante un fin de semana de carreras, intentan abstraerse así del mayor número de opiniones posibles que puedan distraerlos.

Dentro del equipo, la presión es parecida para todos, aunque la primera cara visible suela ser el piloto, tanto para lo bueno como para lo malo, los resultados son causa y consecuencia de todos, por tanto, los nervios y las expectativas afectan al trabajo de cada miembro. El equipo Gresini en el primer test de Marc Márquez con su nueva moto en Valencia tuvo que asumir que cada decisión, pieza, movimiento e incluso mueca iba a ser analizada con todo detalle por los medios, afortunadamente, la foto, video e incluso gif en las redes sociales fue la de un piloto más que sonriente.

 

Los medios aportan presión a pilotos y equipos en ciertos momentos 

Por otro lado, los rumores, reuniones y elucubraciones sobre el futuro, ahora claro de Fermin Aldeguer en Ducati, conllevaron según el propio piloto afirmó a no estar todo lo concretado que le hubiera gustado en este inicio de campeonato 2024, por lo que unas semanas más tarde se decidió hacer oficial el fichaje para la próxima temporada de MotoGp.

Cuando eres el piloto a batir o a renovar título, la presión parece estar más presente y ser más dura, como si sólo hubiera que defender lo conseguido y como si eso fuera menos que intentar ganar un campeonato sin haberlo hecho antes, y aunque es cierto que los rookies tienen más posibilidades de sorprender y deslumbrar con sus nuevos éxitos conseguidos, el trabajo de ganar carreras tiene un mérito muy similar para todos los pilotos.

El interés que despiertan los propios pilotos y equipos puede acabar suponiendo una losa, en el caso de Arón Canet y el secreto de su pajarita es anecdótica, pero la explicación que él daría al motivo de su elegante vestimenta sería tras una victoria, que debido al tiempo que tardó en llegar, tuvo que desvelarse antes para terminar con la presión. Ahora, sin pajarita y con victoria su mensaje tiene más importancia, da igual como vistas o los tatuajes que lleves para la persona y el piloto que seas.

La atención mediática, dependiendo de las circunstancias, es inevitable por lo que forma parte del trabajo que equipos y pilotos aprendan a convivir con ella y gestionarla de la mejor manera posible, ya que como explicó Marc Márquez en una ocasión: “La presión es algo difícil de explicar, algo que te hace ser más inseguro y que provoca que te entren las dudas. Es algo que te afecta física y mentalmente, y que hace que termines el fin de semana completamente destrozado”.