Entrevista a Jonathan Morales: "Tenemos que poner una buena base para que den un buen salto"

El Reale Avintia Academy nos abre las puertas de su box y su jefe técnico nos cuenta todos los detalles a nivel personal y de la composición del equipo. La temporada 2017 formó a cinco pilotos que cosecharon grandes logros para el equipo y dieron grandes momentos en las diferentes categorías del campeonato.

Entrevista a Jonathan Morales: "Tenemos que poner una buena base para que den un buen salto"
Fotomontaje: Rocío Hellín Cano | Vavel España

Jonathan Morales es una de las piezas fundamentales del Avintia que compone la parrilla del FIM CEV Repsol, ha sido mecánico de Héctor Barberá, Toni Elías, Julián Simón y Maverick Viñales y fue jefe de equipo en el 42 Motorsport, equipo de Álex Rins en el CEV, durante dos temporadas. Nos detalla sus funciones en el Reale Avintia como jefe de equipo y lo bueno y lo malo de trabajar con pilotos tan jóvenes. La temporada pasada lo hizo con cinco, Vicente Pérez, Makar Yurchenko, Iker Vera, Andreas Pérez y José Suarez. 

PREGUNTA: Cuéntenos su trayectoria en el mundo del motociclismo.

RESPUESTA: Estuve dos años en el equipo de Álex Rins, el 42 Motorsport como jefe de equipo, de los cuales esos dos años fuimos Campeones de España en Moto3 y ya di el salto al Mundial Junior con este equipo. Anteriormente he trabajado como mecánico en MotoGP con Barberá, Elías, Julito, y con Viñales. Empecé todo esto con el TMR Competición, con Luis Juárez. 

P: ¿Cuáles son sus funciones como jefe técnico? 

R: Organizo un poco a la gente, cuando miramos el tema de la telemetría de las motos realmente la última palabra, la guía, la llevo yo. 

P: ¿Tiene alguna anécdota a destacar de su carrera profesional en el mundo del motociclismo?

R: Sí, en el primer año que ganamos el Campeonato de España con Moto3, el primero en que se creó la categoría en el CEV, en la última carrera el piloto que yo llevaba personalmente, aparte del equipo, estaba el tiempo un poco húmedo y recuerdo que le dije: "tú tienes que salir con neumático seco de box y si patina en parrilla ponemos mojado". El padre se puso como una fiera, no lo veía claro decía que estábamos locos y el piloto llegó a parrilla y dijo que se quedaba con el de seco y le sacó cinco o diez segundos al segundo clasificado. A veces hay que tener la intuición de arriesgar, esa fue una anécdota que marcó un poco la confianza en mí. 

P: Como jefe de equipo de pilotos tan jóvenes, en general, ¿qué cree que les falta por pulir? 

R: Bueno, en general es un poco la actitud, hay algunos que les gusta trabajar más otros que trabajan menos, otros que se despistan muy rápido, son niños y enseguida pues tienen ganas de acabar, irse a jugar con otros, que si la consola, que si los móviles... Las redes sociales hacen mucho daño, y supongo que es eso, tienen que acabar de pulir un poco la actitud en el trabajo, centrarse mucho más, aunque al final siempre van rápido, pero te gustaría que estuviera más concentrado.  

P: A la hora de elegir a sus pilotos de cara a la temporada, ¿en qué se fijan? 

R: Buscamos chicos que aunque no hayan ganado el Campeonato anterior del que vienen se les vea el talento. Ya no es porque a veces no puedes elegir al ganador, porque tenemos potencial para hacerlo, simplemente es por el hecho de que a veces al que gana no es al que le ves el mayor talento. Hay que recordar que Dani Pedrosa no ganó la Rookies, Marc Márquez no fue Campeón del FIM CEV, o sea que al final no porque no ganaran no tienen ese talento. Hay pilotos que a lo mejor están en equipos en los que han tenido mala suerte, pueden pasar muchas cosas, pero se les ve el talento, con lo cual a veces hay que confiar en aquellos que no ganan pero que tienen algo especial. 

P: ¿Qué es lo mejor y lo peor de dirigir a pilotos tan pequeños que son el futuro del motociclismo? 

R: Lo mejor es que disfrutas mucho con ellos, al final son niños, te diviertes, los ves sufrir, los ves llorar, los ves alegrarse, eso es bonito. Lo peor, que es una responsabilidad muy grande, al final está en tus manos intentar sacar lo máximo de ellos para que ellos puedan subir lo máximo posible, nosotros hacemos de trampolín y tenemos que poner una buena base para que den un buen salto, esa es nuestra responsabilidad y eso es duro psicológicamente a veces. 

P: ¿Qué destacaría de cada uno de sus pilotos? 

R: De Andreas su talento innato, de Iker sus ganas de trabajar y empeño, de José sus ganas de superarse, de Vicent su rapidez y de Makar su profesionalidad y seriedad. 

P: Fueron con Vicent al Mundial como piloto invitado en varios Grandes Premios como Jerez pero las cosas no salieron bien y no pudo terminar, ¿qué se le dice a un piloto que tiene esa oportunidad y no obtiene buenos resultados? 

R: Se analiza porque no ha ido bien, al final cuando un piloto se cae luchando entre los veinte primeros del mundial se le dice que se lo tome con calma, al final fue lo único que le dijimos, que no pasaba nada. Fue mala suerte, a veces la mala suerte un poco se busca, a lo mejor con un poquito más de calma lo hubiera hecho mejor, porque no fuimos a demostrar nada a nadie, ni a demostrarnos a nosotros mismos que somos rápidos, ya lo sabemos.