Anuario VAVEL Moto2 2017: Thomas Luthi, regularidad sin premio

Thomas Luthi ha protagonizado una gran temporada, en la que ha estado luchando hasta el final por conseguir su primer título de Moto2. Sin embargo, una lesión en Malasia le daba la corona a su rival, Franco Morbidelli, y otro subcampeonato para el suizo, que acumula dos consecutivos en la categoría intermedia antes de dar el salto a MotoGP la próxima temporada.

Anuario VAVEL Moto2 2017: Thomas Luthi, regularidad sin premio
Anuario VAVEL Moto2 2017: Thomas Luthi, regularidad sin premio | Foto: Martín Velarde - VAVEL

Thomas Luthi entraba este año en las quinielas de favoritos al título de Moto2 por méritos propios. Después de la gran temporada que protagonizó el pasado año, cuando peleó con Johann Zarco por la corona mundial hasta el final, el piloto suizo partía en esta temporada 2017 como uno de los hombres a batir. Y aunque no ha decepcionado y ha puesto en apuros al Campeón del Mundo, Franco Morbidelli, de nuevo se le ha vuelto a escapar la oportunidad de hacerse con el campeonato de Moto2 antes de su salto a la categoría reina. Sin embargo, añade otro subcampeonato a su palmarés, sumando dos consecutivos. 

Luthi comenzó la temporada siendo muy regular. No es algo extraño, puesto que es un piloto con mucha experiencia en la categoría intermedia y poco dado a cometer errores. En las nueve carreras antes del parón veraniego, Thomas Luthi consiguió siete podios, aunque ninguno con victoria. Y puntuó en ocho de las nueve citas. Tras las vacaciones de verano, Luthi volvió con dos victorias y un tercer puesto, y hasta aquí llegan sus podios en la segunda mitad de temporada. Además, el suizo se vio obligado a perderse las dos últimas carreras del calendario debido a la lesión que sufrió en Malasia.

Una primera mitad casi perfecta

El inicio de temporada no pudo ir mejor para Thomas Luthi. En la carrera inaugural en el desierto de Qatar, el piloto de Linden consiguió el primer podio de la temporada. Un segundo puesto tras Franco Morbidelli que ya vaticinaba lo que pasaría meses después. En Argentina, Luthi cruzó la meta en tercera posición, para volver al segundo puesto en Austin. Tres podios en las tres primeras carreras del año.

La vuelta al continente europeo tampoco le fue nada mal al suizo: consiguió una octava posición en Jerez, una carrera en la que tuvo problemas para estar delante, para volver a subir al podio en Le Mans (3º) y no bajarse de ahí en las siguientes tres citas (Mugello, Catalunya y Assen), repitiendo tres segundos puestos. Sin embargo, una caída en Alemania hizo que Luthi se marchase de vacaciones con el primer cero de la temporada en su casillero. Una primera mitad de campeonato casi perfecta, en la que el suizo mostraba claramente su intención de luchar por el título y ponerle las cosas difíciles a Morbidelli.

Segunda mitad: las victorias y los problemas

Los días de descanso parece que le sentaron bien al suizo, que volvió directamente a lo más alto del podio en la República Checa. Bajo la lluvia de Brno, Luthi impuso su ritmo para hacerse con la primera victoria de la temporada, demostrando por qué era un aspirante a la corona de Moto2. En las siguientes carreras volvió a conseguir dos podios más: segundo en Austria y una nueva victoria, tras la descalificación de Dominique Aegerter, en Misano. Una nueva victoria que le acercaba más a Morbidelli en su pelea por el título.  

Y con una cuarta posición en Aragón, Luthi puso rumbo a la gira asiática, con la oportunidad de coronarse campeón del mundo bajo el brazo, muy cerca de Morbidelli en la tabla de puntos. Sin embargo, en Japón y Australia el suizo firmó sus dos peores resultados esta temporada (decimotercero y décimo respectivamente), en dos carreras para olvidar. El campeonato se le ponía muy cuesta arriba y, a pesar de que no dependía exclusivamente de lo que él hiciera durante la carrera, llegaba a Malasia dispuesto a pelear con uñas y dientes por el título. Sin embargo, el destino juega malas pasadas y durante los entrenamientos del Gran Premio de Malasia sufrió una lesión que le impidió disputar la carrera, dándole de esta forma el título a Morbidelli y quedándose sin ninguna opción a participar en el Gran Premio de Valencia, que ponía el broche al campeonato.

Finalmente, Luthi tuvo que conformarse con el subcampeonato. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL
Finalmente, Luthi tuvo que conformarse con el subcampeonato | Foto: Lucas ADSC - VAVEL

Lo mejor, el buen trabajo; lo peor, Japón y Australia

Una temporada es muy larga. Son muchos meses y muchas carreras en las que se suceden buenas y malas rachas. En el caso de Thomas Luthi, su buena racha comenzó a principios de temporada y se mantuvo hasta su caída en Alemania. Tras esta carrera, Luthi declaró que, aunque un cero nunca es plato de buen gusto, su trabajo hasta el momento había sido muy bueno y no perdía el ánimo de cara a las siguientes carreras. “Por supuesto, este cero duele en el campeonato, pero no es una razón para perder la cabeza, y mucho menos para cuestionar todo. Hemos hecho un trabajo excepcional desde el comienzo de la temporada y las cosas que descubrimos durante nuestras pruebas en Catalunya nos permitieron ganar aún más competitividad”, afirmó tras Alemania. Una primera mitad de campeonato casi perfecta, con siete podios de nueve posibles, aunque sin ninguna victoria.

Además, durante el mes de agosto se hizo público su salto a la categoría reina la próxima temporada, compitiendo en las filas del Team Estrella Galicia 0,0 Marc VDS y compartiendo box con su rival por el título de Moto2, Franco Morbidelli. “Mi llegada a MotoGP se explica a partir del trabajo hecho estos dos últimos años. Evidentemente se trata de cumplir un sueño, de conseguir una meta, pero en ningún momento me obsesioné. No corría en Moto2 pensando en llegar a MotoGP, o de lo contrario habría terminado frustrado”, declaró el piloto tras hacerse pública la noticia.

Sin embargo, no ha sido todo tan bonito para el suizo durante este 2017. También ha habido épocas malas, sobre todo durante la segunda mitad de temporada. A pesar de hacerse con dos victorias, las dos últimas carreras que ha disputado este año han sido su peor resultado durante esta temporada. En un momento en el que se jugaba el campeonato y no podía permitirse fallar, los resultados no acompañaban y Luthi se mostraba muy decepcionado con la situación. “Estoy extremadamente decepcionado y finalmente no hay mucho que decir. […] En resumen, una carrera para olvidar. Este fin de semana, es posible que hayamos querido probar muchas cosas diferentes. Ahora comenzamos de cero en Phillip Island, recordando que con 19 puntos de diferencia a tres carreras del final, el campeonato aún está abierto”, declaraba el piloto tras la carrera del Gran Premio de Japón.

Thomas Luthi ha sido muy regular a lo largo de toda la temporada. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL
Thomas Luthi ha sido muy regular a lo largo de toda la temporada. | Foto: Lucas ADSC - VAVEL

La regularidad, clave

Hablar de Thomas Luthi es hacerlo de un piloto muy regular, inteligente y frío, además de constante. Y muestra de ello son las dos últimas temporadas en Moto2. Es cierto que el suizo no ha logrado proclamarse campeón del mundo en ninguna de las dos ocasiones, pero ha puesto en apuros a sus rivales. Otra de las cualidades de Luthi, que también ha influido notablemente en su temporada, es que el suizo es un piloto poco dado a cometer errores. De hecho, dejando a un lado las dos últimas carreras que se perdió por su lesión, solo tiene un cero en esta temporada. Y por todo esto, la próxima temporada competirá en MotoGP.

No hay duda de que Thomas Luthi ha protagonizado una gran temporada. Si bien no ha conseguido hacerse con el campeonato, y dará el salto a la categoría reina sin haberse proclamado campeón del mundo en la categoría intermedia, puede estar contento de cómo ha ido este 2017. Durante todos los meses de competición ha demostrado ser muy regular y competitivo, además de trabajar duro carrera a carrera y luchar por superar los obstáculos. Se despide de Moto2, la categoría en la que ha competido durante las últimas once temporadas (teniendo en cuenta también los años de 250cc), sin haber conseguido el título pero logrando que su nombre aparezca en las listas de pilotos a tener en cuenta.