Anuario VAVEL Moto2 2017: Xavi Vierge, ambición por bandera

Xavi Vierge realizó una muy buena temporada consiguiendo una segunda posición muy trabajada en Aragón. Ambición es una palabra que va de la mano de Vierge y lo ha demostrado a lo largo del Campeonato del Mundo de Moto2 en el que terminó en 11ª posición consiguiendo rozar el centenar de puntos.

Anuario VAVEL Moto2 2017: Xavi Vierge, ambición por bandera
Fotomontaje: Martín Velarde Falcón - VAVEL

Una temporada que, sin lugar a duda, Xavi Vierge hubiera firmado antes de comenzar. El objetivo del 97 era estar cada carrera entre los diez primeros. Lo ha conseguido de sobra en 8 de las 15 carreras que ha disputado el de Barcelona en el pasado Mundial de Moto2. Un inicio espectacular entrando entre los diez primeros por línea de meta. Frenado por la caída en Jerez, Xavi consiguió de nuevo el objetivo en Francia que repetiría, mejorando una posición, en su tierra natal: Cataluña. Alemania y Holanda no contó con Xavi Vierge encima de su Mistral, pero que consiguió olvidar con la quinta posición en República Checa. Malas carreras que desembocaron en una segunda posición en Japón, lo que sin lugar a duda fue "un sueño hecho realidad". Terminando la gira asiática con el objetivo marcado por el equipo, no pudo finalizar la carrera en Valencia.

Gira asiática como testigo de lo que era capaz de hacer Xavi Vierge.

Fuera de Europa, Xavi Vierge tuvo un muy buen inicio de temporada. Con un objetivo claro - el de estar cada carrera entre los diez primeros - Xavi Vierge lo lograba en la primera carrera del año: Qatar. Allí, consigue una novena posición tras salir desde la octava en parrilla de salida. Continuando en Argentina, el de Barcelona demostró de que pasta estaba hecho. Saliendo en octava posición, lograba la quinta a su paso por línea de meta. En la última cita de la primera gira del año, Xavi lograba superar las expectativas después de un fin de semana en el que conseguía la duodécima posición de salida. Lograba remontar hasta la novena posición consiguiendo afianzar más aún el objetivo de la temporada.

Llega la gira europea y con ella, Jerez. Gran Premio en tierras españolas que Vierge no pudo acabar. Tras haber conseguido una muy buena séptima posición en la parrilla de salida, el del Tech3 tuvo que abandonar la cita española a las 9 vueltas. Buena carrera en Francia en la que conseguía la novena posición tras salir en undécima posición. Tras los buenos resultados obtenidos en los primeros asaltos de la temporada, Vierge no pudo correr la carrera de Italia. Una fuerte caída en las clasificatorias obligó al de Barcelona a no disputar la carrera en feudo italiano. En el Gran Premio de Cataluña, el catalán corría en casa. Consiguió la octava posición tras volver de una mini lesión en los pulmones que afectó a su capacidad en los mismos. Llegado a Holanda, Xavi Vierge sufrió una caída en los libres de Assen que le propició una fractura en el dedo pulgar de su mano izquierda. Tras pasar por quirófano, el de Barcelona se ausentó en Holanda y en Alemania. Volvía Xavi Vierge a República Checa y no lograba hacerlo de la mejor manera. Consiguió la decimoctava posición en la parrila de salida. Esas malas sensaciones fueron eliminadas por Vierge en la carrera: conseguía ascender hasta la quinta posición en tierras checas. A partir de aquí, los resultados no acompañaron a Vierge: no consigue puntuar en Austria, decimosegunda posición en Gran Bretaña y decimocuarta en San Marino y Aragón. 

Esta mala racha, este pequeño bache se olvidó con la segunda posición conseguida en Japón. Su primer podio en Moto2 lo lograba en la primera carrera de la gira asiática. En Australia, tras salir duodécimo, consigue entrar por línea de meta en quinta posición; en Malasia, saliendo decimotercero, consigue sumar ocho puntos a su casillero tras la consecución de la octava posición. Llegaba la última gran cita del año: Valencia. Vierge no pudo despedir la temporada de la mejor forma y, consiguiendo la novena posición en la parrilla de salida, no logró acabar la carrera.

Japón el sueño hecho realidad de Xavi Vierge - Lucas ADSC

Japón, un sueño hecho realidad.

Sin lugar a duda, el mejor momento de Xavi Vierge en la pasada temporada fue Japón. Allí, el de Barcelona conseguía el primer podio de su vida. Tras conseguir la tercera posición en la clasificatoria, el 97 consiguió alcanzar la segunda posición en su paso por línea de meta. Esta victoria supo a gloria, pues Vierge no estaba atravesando un buen momento en cuanto a resultados: ocho puntos en cuatro carreras. No puntuó en Austria, cuatro puntos en Gran Bretaña y dos en San Marino y Aragón. Así, tras estos malos resultados cosechados, el catalán consiguió la segunda posición en Japón. “En estas condiciones conformarse es un error porque puede hacer que te desconcentres, y he intentado seguir a Álex y cada cosa que él hacía la intentaba hacer yo, cada vez que pasaba a un piloto lo pasaba yo”, apunta Vierge, que en el tramo final de carrera tuvo que defenderse del empuje de Syahrin.

Mala racha tras República Checa.

Vierge atravesó un mal momento tras el Gran Premio de República Checa. Si es cierto que todo concluyó con la segunda posición en Japón, el catalán logró ocho puntos en cuatro carreras. Han sido las únicas cuatro carreras en las que, pasando por línea de meta, no ha conseguido el objetivo de permanecer entre los diez primeros cada carrera. En Austria, solo pudo completar una vuelta tras salir en la novena posición. En Gran Bretaña, tras conseguir salir en decimotercera posición, lograba subir una posición en su paso por línea de meta. San Marino y Aragón fueron idénticas en posición, pero no en carrera. En la primera de ellas, Vierge salía decimoquinto y, a su paso por línea de meta, conseguía la decimocuarta posición. En Aragón, terreno español, Vierge consiguió la vigesimoquinta posición para lograr la decimocuarta que le daba dos puntos en su casillero. Sin lugar a duda, un mal momento en cuanto a resultados aunque con un haz de luz de lo que se podía avecinar en tierras niponas.

Constancia y trabajo, claves de Vierge.

Sin lugar a duda, contancia y trabajo son las claves que han hecho rendir a Vierge en base a lo esperado, cumpliendo el objetivo marcado por el Tech3: estar entre los diez primeros en cada carrera. Estas características han hecho que, fruto de su trabajo y constancia, consiguiera el primer podio de su vida profesional. Esa constancia y trabajo, unido a su ambición, han sido la consecuencia de la gran temporada que ha realizado Xavi. Vierge ha cumplido el objetivo. Además, ese trabajo y constancia puede verse reflejado en el rechazo a la oferta del Tech3 de asecender a la categoría reina para reemplazar a Folger. El 97 decidió terminar la temporada en su categoría, la de Moto2. Ello le propició conseguir la segunda posición en tierras niponas y fichar por el Dynavolt de cara a la próxima temporada. Pudiendo subir a la máxima categoría del motociclismo, el catalán valoró la situación y decidió seguir aprendiendo en esta categoría para mejorar de cara a la próxima temporada. Sin lugar a duda, esta constancia, trabajo y ambición, le han hecho llegar al centenar de puntos en la pasada temporada; le han hecho convertirse en uno de los pilotos más prometedores del país. Sus quintas posiciones en Argetina, República Checa y Australia, sumado a la segunda posición en Japón, son fruto de la clave de Xavi Vierge: constancia, trabajo y ambición.

La Mistral 610 ha cumplido el objetivo del Tech 3 - Lucas ADSC

La Mistral 610 ha cumplido el objetivo del Tech3.

El objetivo del Tech3 estaba claro: cada carrera debía de tener a Xavi Vierge entre los diez primeros. El Tech3 estaba centrado en la categoría máxima defendida por Zarco y Folger; aún así, el Tech3 de Moto2 ha superado con creces el objetivo principal de la temporada. Xavi, con su Mistral 610, ha subido a lo más alto al equipo de la categoría de plata del Tech3. La marca llevaba sin subir al podio desde hace seis años, cuando Bradley Smith consiguió el podio en 2011. Este año, en Japón, Vierge junto con su Mistral ha conseguido algo que no entraba en los planes del Tech3: un podio. Sin lugar a duda, objetivo conseguido con creces por la marca francesa. Un podio y ocho veces de quince en la zona destacada de la tabla. 

Remy Gardner, la cruz del Tech3.

Remy Gardner seguirá en el Tech3 de cara a la próxima temporada. Aún así, el joven piloto australiano no ha dado la talla en la pasada temporada y, por los resultados obtenidos por Xavi Vierge, ha pasado a un segundo plano. Gardner ha terminado la temporada en vigesimoprimera posición con 23 puntos en su casillero. Ha logrado puntuar en siete ocasiones. Un mal inicio, sin terminar las tres primeras carreras hicieron que su mejor resultado fuera en República Checa con una novena posición después de salir desde el vigesimosexto sitio.

Xavi Vierge en el Gran Premio de Aragón - Lucas ADSC
Xavi Vierge en el Gran Premio de Aragón - Lucas ADSC

Temporada mágica y sueño cumplido.

Esta temporada ha sido mágica para Xavi Vierge. Ha cumplido con creces el objetivo y, lo mejor de todo, su sueño: hacer podio. Esta próxima temporada le gustaría estar luchando cada fin de semana por ganar y lo intentará desde una Suter con el Dynavolt Intact GP. Este año será recordado por Vierge como uno de sus años de ensueño. En él ha cumplido su sueño y ha cumplido algo que no era fácil: estar en el primer grupo cada carrera. Tres quintas posiciones y un podio han sido los mejores registros para un Xavi Vierge que no era nada favorito a sacar esos resultados. Su lucha, constancia, trabajo han sido claves para la consecución de dichos logros. Sin lugar a duda, Vierge se ha ganado el respeto de sus compañeros y del paddock, que ya lo mira como uno de los pilotos con más futuro y proyección de la categoría. Temporada en la que se lleva el poder haber subido de categoría para sustituir a Folger. Temporada en la que ha conseguido el primer podio de su vida. Temporada en el que ha cosechado en más de la mitad de citas el objetivo que le marcó el Tech3 a principio de temporada. Temporada en la que dejó carreras increíbles como la de República Checa. Temporada que nunca olvidará. Temporada, sin más, mágica para Vierge.