Anuario VAVEL Moto2 2017: Miguel Oliveira, el romance perfecto

El portugués ha tenido uno de sus mejores años en cuanto a constancia que por casi le da el subcampeonato de Thomas Lüthi, sobre todo con las tres victorias en las tres últimas carreras, sumado a otros seis podios durante la temporada que lo dejaron a tan solo dos puntos del suizo.

Anuario VAVEL Moto2 2017: Miguel Oliveira, el romance perfecto
Anuario VAVEL Moto2 2017: Miguel Oliveira | Fotomontaje: Martín Velarde Falcón (VAVEL España)

No solo ha sido una gran temporada para Miguel Oliveira, sino que también ha sido el mejor año posible para el propio equipo, que se incorporaba de nuevas a Moto2. Se colocó en el tercer cajón del podio de los campeones del mundo cuando todo el mundo ponía el foco de atención en la lucha Morbidelli-Márquez. Para nada se esperaba una KTM entre los primeros puestos en su año de debut en la categoría, y mucho menos que se quedasen a dos puntos del subcampeonato con Oliveira.

El portugués ya dio alguna pista que otra en el comienzo del mundial en Qatar, quedando cuarto por detrás de Franco Morbidelli, Thomas Lüthi y Takaaki Nakagami; y haciendo podio en Argentina y en Jerez. Su peor posición dentro de los puntos has sido una octava plaza en el circuito británico de Silverstone y no ha puntuado en tres ocasiones, en los circuitos de Le Mans, Red Bull Ring y Misano. Ha sumado un total de nueve podios, los cuales tres de ellos han sido las victorias conseguidas en las últimas tres carreras en Australia, Malasia y Valencia.

Pleno de podios en España

Parece ser que a Oliveira se le dan bien los circuitos dentro del territorio español ya que ha hecho pleno de podios en las cuatro carreras que se disputan en el país. En Jerez consiguió la tercera plaza que repetiría en Cataluña, Aragón y que luego convertiría en victoria al llegar al Ricardo Tormo de Valencia. En todos ellos estaba acompañado por un integrante del Estrella Galicia 0’0 MarcVDS, Franco Morbidelli o Alex Márquez, y en Valencia, su compañero Brad Binder cerraba el podio que daba por finalizado el mundial.

Miguel Oliveira en el podio del Gran Premio de la Comunitat Valenciana (Foto: Mirco Lazzari- Getty)
Miguel Oliveira en el podio del Gran Premio de la Comunitat Valenciana (Foto: Mirco Lazzari- Getty)

Europa, el territorio de las posiciones cambiantes

Mientras que en España la constancia ha sido protagonista, en el resto de Europa se ven los mayores fallos. Nada más dejar América y el circuito de Jerez, viene el primer gran bajón en el circuito francés de Le Mans, consiguiendo un décimo séptimo puesto. Luego lo solucionaría ligeramente con doblete de quintos en Italia y Holanda, con el tercero de Cataluña entre medias.

Tras Assen, vinieron los dos podios de Alemania y República Checa, carrera que se paró por la lluvia y volvió a reanudarse, y que terminaron en la primera caída en carrera de la temporada en el Red Bull Ring de Austria, circuito que se consideraba como “casa” para KTM. En Silverstone, las cosas no mejoraron mucho, ya que hizo la peor posición dentro de la zona de puntos, un octavo. En San Marino llegó el segundo cero por caída debido a la lluvia que hizo acto de presencia el domingo, lo cual remontó con el podio en Motorland.

Gira asiática con victorias incluidas

La gira asiática dio para mucho más que para decidir campeón del mundo. Aunque en Motegi las cosas no fueron como deberían, quedando séptimo en una carrera difícil con el trazado inundado por la lluvia que dominaron tanto Alex Márquez como Xavi Vierge, Australia llegó como agua de mayo, pero en octubre. Phillip Island fue testigo de la primera victoria de KTM en su primer año en la categoría intermedia, y que fue doblete teniendo a Brad Binder segundo, seguido de Morbidelli.

Las posiciones volverían a repetirse una semana más tarde, en Malasia, siendo la segunda victoria consecutiva y también el segundo doblete seguido. Racha que continuó en Valencia, pero siendo Binder tercero en vez de segundo. De esta forma, con tres victorias y otros seis podios, Oliveira se despide hasta el año que viene de su montura bajo la estructura de KTM en la que seguirá el año que viene con Brad Binder.

Miguel Oliveira de camino a parque cerrado durante el Gran Premio de Australia (Foto: Mirco Lazzari- Getty)
Miguel Oliveira de camino a parque cerrado durante el Gran Premio de Australia (Foto: Mirco Lazzari- Getty)

Cuidado con KTM

La marca austriaca manda un serio mensaje a la hegemonía que mantenía Kalex sobre Suter, y un preocupante augurio para la última en especial. A partir del año que viene no solo tendrá a Oliveira y Binder en el Red Bull KTM Ajo, sino que triplicará su participación en la categoría con pilotos como Iker Lecuona, el cual ya ha probado la moto durante los test de pretemporada en Jerez y Valencia.

Entre las filas de KTM se encontrarán también Sam Lowes, que será el compañero de Lecuona en el CGBM Evolution, y la pareja formada por Dominque Aegerter y Sandro Cortese en el Kiefer Racing.

Miguel Oliveira, Brad Binder y los equipos en el parque cerrado del Gran Premio de Malasia (Foto: Mirco Lazzari- Getty)
Miguel Oliveira, Brad Binder y los equipos en el parque cerrado del Gran Premio de Malasia (Foto: Mirco Lazzari- Getty)

Como en cualquier romance, los altibajos y los problemas pasajeros existen, pero al final se terminan solucionando para dar el fruto esperado. La deseada victoria en una temporada en la que tanto KTM, como el propio Oliveira iban de nuevas, a ciegas. Al final, el broche de oro se lo han llevado ellos con tres victorias, con tres dobletes.