Bagnaia: “Que se hable de mi paso a MotoGP es buena señal”

Tras una primera temporada superada con cuatro podios y como Rookie del año en Moto2, Francesco Bagnaia habla sobre sus objetivos para esta temporada y sobre la información de un futuro próximo en MotoGP.

Bagnaia: “Que se hable de mi paso a MotoGP es buena señal”
Foto: LAT Images/ Gold and Goose

Después de una primera temporada en la categoría intermedia de Moto2 convirtiéndose en Rookie del año y quedando en quinta posición en la clasificación general de la temporada, Francesco (Pecco) Bagnaia empieza a ser conversación y muchos lo sitúan en la máxima categoría del mundial para el 2019.

Tras una primera temporada superada con cuatro podios y como Rookie del año en Moto2, el piloto italiano se ve capacitado de poder dar un paso a delante o más. Pecco, que para el próximo campeonato tiene una meta muy clara en su cabeza. El objetivo principal es empezar a sumar victorias una vez conseguido este primer objetivo intentará luchar por el título.  Sobre las informaciones de un futuro, próximo, en MotoGP, Pecco se lo toma con calma y lo ve como algo positivo sin presiones ni algún tipo de 

“Es algo que solo me genera alegría. No me crea ninguna presión porque significa que lo estamos haciendo todo bien”, argumenta “El objetivo es estar constantemente entre los tres primeros, y después creo tener todas las cartas a mi disposición para poder pelear por ganar el título”.

El piloto formado en la VR46 Riders Academy, competirá un año más con el Sky Racing Team VR 46 y con Luca Marini, hermano de Valentino Rossicomo compañero de equipo en esta temporada, contando con todo el apoyo de la estructura de “Il Dottore

“Creo que este año tengo todo lo que necesito para intentar ganar algo interesante. Yo estoy listo, el equipo también y creo que la moto ha crecido mucho respecto del año pasado” comentaba sobre su nueva moto.

Tras la repentina irrupción de Bagnaia en su primera temporada en Moto2 muchos empiezan a situarle en MotoGP en la próxima temporada de 2019 de la mano del equipo Pramac Racing Team relevando a otro piloto italiano Danilo Petrucci.