Anuario VAVEL Moto3 2017: Ayumu Sasaki, el rookie del año

El japonés llegó este año a las filas de la parrilla de Moto3 de la mano del SIC Racing Team tras proclamarse campeón de la Red Bull Rookies Cup en el 2016 y demostrando un potencial muy claro de cara a las próximas temporadas en el mundial.

Anuario VAVEL Moto3 2017: Ayumu Sasaki, el rookie del año
Fotomontaje: Martín Velarde - VAVEL

Las esperanzas estaban puestas en él. Ayumu Sasaki llegaba al mundial como Campeón de la Red Bull Rookies Cup del año 2016 con la  idea de convertirse en el mejor rookie del año y la nueva estrella en Japón. No se subió al podio en toda la temporada, pero su evolución ha sido evidente: ha puntuado en 8 de los 18 grandes premios del campeonato, siendo la séptima posición de Australia su mejor resultado del año. El objetivo se cumplió en Valencia, pero la experiencia fue su mayor galardón.

Gira a gira

Qatar no era la primera vez que Sasaki tenía la oportunidad de subirse a una Moto3, en 2016 el japonés tuvo la oportunidad de sustituir a Enea Bastianini durante el Gran Premio de Malasia, en el circuito de Sepang, aunque las cosas no acabaron de la mejor manera, cuando no pudo acabar la carrera. La temporada 2017 empezó con mejor pie, acabó en undécima posición a un paso de entrar en el Top10 de carrera y sumando sus cinco primero puntos en el campeonato. Las sensaciones fueron buenas, aunque se perderían en la gira americana. Argentina y Austin resultaron ser un bajón para el piloto, quedando fuera de los puntos en las dos ocasiones.

Para la gira europea, Ayumu Sasaki supo mantener una regularidad, luchando por entrar en los puntos en cada una de las pruebas del calendario. El japonés llegó a puntuar hasta en 4 ocasiones durante la etapa europea del campeonato, logrando su mejor resultado en la categoría pequeña en el Gran Premio de Italia, cruzando la línea de meta de Mugello en octava posición. Sin embargo, la terrible carrera que se vivió en el Gran Premio de San Marino dejó a Sasaki en 22ª plaza, la intensa lluvia que descargaba sobre el circuito no dio opción a lucha. 

"Estoy muy feliz de haber sido galardonado como Novato del Año y espero dar el siguiente paso en 2018 "

Tras quedarse cerca de los puntos en Motorland, el Gran Premio de Japón llegaba para Sasaki. Una carrera especial, la primera vez que correría como piloto local encima de una Moto3, aunque por desgracia resultó ser de las peores pruebas de su carrera, acabando en el suelo tras la caída de Gabriel Rodrigo. Una semana después, el japonés resurgió en Australia con la mejor actuación de este año: séptimo lugar para el piloto del SIC Racing Team y nueve puntos más a su casillero para convertirse en el mejor novato.

Las dos pruebas siguiente fueron claves para asegurarse su objetivo: en Malasia acabó con 4 puntos más siendo 12º y en Valencia acumuló otros tres, acabando en la décimo tercera plaza. Con el campeonato concluido, Ayumu Sasaki se convirtió en el mejor rookie de la temporada, con un total de 32 puntos y situado en 20ª posición de la tabla general. "Creo que tengo que cambiar muchas cosas y trabajar más duro para el próximo año y luego podemos luchar en el grupo frontal en cada carrera; este es mi enfoque ahora. Estoy muy feliz de haber sido galardonado como Novato del Año y espero dar el siguiente paso en 2018 ", declaraba el japonés.

Sasaki tras la rueda de Guevara en Valencia / Foto: Lucas ADSC
Sasaki tras la rueda de Guevara en Valencia / Foto: Lucas ADSC

Mugello y Phillip Island, sus mejores resultados

Sasaki salía en Mugello desde la octava posición de parrilla y ya en la primera vuelta pudo remontar hasta seis posiciones. Con tan sólo 16 años, el joven japonés se vio envuelto en una lucha constante dentro del grupo cabecero, posicionándose en gran parte de la carrera en la tercera posición. Finalmente acabó en octavo lugar, sumando un número valioso de puntos a su casillero, además de mucha más experiencia en su primer año en la categoría pequeña. "Me concentré mucho en adaptar mi estilo de conducción aquí y realmente me ayudó. En la carrera sentí que podía pelear por el podio. Ahora sé lo que tengo que hacer para mejorar aún más mi estilo de conducción, por lo que este es un gran paso en la dirección correcta para mí. Estoy contento con el octavo lugar hoy; está bien pero todavía no es lo que quiero", explicaba el japonés al final de la prueba.

En Phillip Island las sensaciones dieron un paso más. En una carrera de gran tensión, donde la lucha estuvo presente desde el inicio hasta la caída de la bandera roja por lluvia, Sasaki supo controlar la situación de la mejor manera, sacando todo su potencial para encarar la batalla con los mejores pilotos del mundial. Terminó la prueba en séptimo lugar, su mejor resultado hasta el momento. "En la carrera las condiciones mejoraron desde el principio y tuve una buena sensación en el grupo delantero. Luchamos mucho y me sentí seguro. Desafortunadamente, comenzó a llover nuevamente y apareció la bandera roja porque nos veníamos cada vez más fuertes. Sin embargo, estoy satisfecho con este resultado; Hoy hicimos un buen trabajo y debo agradecer a mi equipo por esto también", explicó.

Japón, la otra cara de la moneda

El piloto de 17 años empezaba el fin de semana con una motivación extra. Corría su primera carrera en Motegi dentro de la categoría pequeña del mundial, pero las delicadas condiciones de la pista debido a la lluvia que caía en el circuito hicieron que su prueba terminara antes de lo habitual. Su ritmo fue ascendiendo a medida que las vueltas pasaban, llegando a rodar dentro de los puntos, remontando desde la vigésimo cuarta posición hasta la 13ª plaza. A cuatro vueltas del final, el joven japonés se fue al suelo como consecuencia de la caída de Gabriel Rodrigo, sin poder evitar este final fatal.

Sasaki encabeza el grupo en Aragón / Foto: Lucas ADSC
Sasaki encabeza el grupo en Aragón / Foto: Lucas ADSC

"Hice un buen comienzo y gané ocho posiciones. Cuando llegué al 13 ° lugar, pude ver al otro grupo frontal; desde allí pensé que podría atraparlos. Estaba presionando para cerrar la brecha cuando el piloto en frente de mí se estrelló y me golpeó. Fue un incidente de carrera. Estoy decepcionado pero también contento de haber tenido el ritmo para llegar allí. Desafortunadamente, no fue suficiente para luchar, así que tenemos que trabajar en esto y mejorar para la próxima carrera", declaró Sasaki.

Sumando kilómetros para aprender

Campeón de la Asian Talent Cup en 2015, campeón de la Red Bull Rookies Cup y sexto en el FIM CEV Moto3 en 2016. Ayumu Sasaki apunta maneras en el mundial y bien demostrado ha quedado esta temporada, en la que se ha proclamado como el mejor rookie del año en la categoría de menor cilindrada. A lomos de una Honda, el japonés podría llegar a ser la nueva estrella del continente asiático, además de la nueva promesa de la marca del ala dorada que vio frustradas sus posibilidades con Nakagami.

Con tan sólo 17 años, su talento es evidente. En su primera temporada en el mundial de motociclismo hemos podido verle en muchas condiciones totalmente diferentes, siendo las carreras en mojado su asignatura todavía pendiente -aunque el ritmo demostrado en Japón es digno de recordar-. Su regularidad es una de las cualidades más significantes, además de la rapidez que puede llegar a demostrar en la pista. Su control de la situación incluso luchando con los mejores de la categoría es otro factor a tener en cuenta de cara al futuro, absorbiendo grandes dosis de aprendizaje a medida que los grandes premios van pasando. 

Posiblemente su moto del SIC Racing Team no sea de las más rápidas de la parrilla y su desarrollo todavía esté en el aire, pero Sasaki ha sabido llevarla hasta el grupo cabecero, pudiendo lograr por el podio en la carrera de Phillip Island sintiéndose con fuerza. 

Ayumu Sasaki en Jerez / Foto: Lucas ADSC
Ayumu Sasaki en Jerez / Foto: Lucas ADSC

Nodorrín, el otro lado del box

El malasio, Adam Norrodín, contaba ya con una temporada más de experiencia que su nuevo compañero. Puntuó el mismo número de carreras que Sasaki, pero sus resultados fueron visiblemente mejores, incluso perdiéndose la cita en Le Mans. En cuanto a la mejor posición, el japonés le supera por una plaza: Norrodín fue octavo hasta en dos ocasiones. Con el final de temporada, el piloto concluyó en 17º lugar, tan sólo tres puestos más arriba que su compañero de box y rookie del año. Un piloto que le ha ayudado a adquirir más conocimientos, aconsejándole en cada uno de los circuitos de la temporada.

Un año diferente y especial para Ayumu Sasaki, al que llegaba con mucha fuerza e ilusión. Aprendiendo carrera tras carrera y avanzando a grandes pasos hasta conseguir el objetivo marcado con su equipo: puntuar lo máximo posible y ser el mejor novato de la temporada. Pero, sobre todo, lo más importante era sumar kilómetros de cara a la siguiente temporada, donde el japonés quiere dar un paso firme al frente, con posibilidades de luchar en cada una de las pruebas con el grupo cabecero, estando cerca de un primer podio o, incluso, rozando y alcanzando la victoria.