Rueda de prensa del GP de Japón de MotoGP 2016

El Gran Premio de Japón ha arrancado oficialmente con la rueda de prensa de MotoGP. En ella, han destacado la posibilidad de Marc Márquez de proclamarse campeón en Motegi, la fuerza de Yamaha en este trazado así como el regreso de Bradley Smith, después de la difícil lesión que le obligó a retirarse temporalmente de la competición.

Rueda de prensa del GP de Japón de MotoGP 2016
Foto: Box Repsol

MotoGP está de vuelta, por la puerta grande. Comienza la gira asiática, ese triplete sin freno, para gusto del aficionado, donde el motociclismo inundará por tres semanas con lo mejor del mismo. La primera parada es el Gran Premio de Japón, en Motegi, donde, entre otras cosas, Márquez tiene la primera oportunidad para proclamarse campeón. La acción, como si no lo estuviese siempre, está servida. 

Por esta oportunidad, Marc Márquez fue el primer 'interrogado'. Sin embargo, el de Cervera se mostró muy tranquilo: "No importa dónde, no importa cuándo. Lo más importante es lograr nuestro objetivo de ser campeones". Ese es el resumen de su intervención, claro y conciso. Es filosofía del Márquez renovado, el que, por mucho que le cueste, sabre frenar, aunque sea un poco. Así, reconoció que existe la oportunidad de llevarse el título, pero también la dificutad de conseguirlo: "Tienen que ocurrir muchas cosas, es casi imposible, nos concentrarnos en el GP".

Foto: Box Repsol
Foto: Box Repsol

No cedió, pues, por mucho que le preguntaron: "Ya veremos cómo avanza el fin de semana. Sumaremos puntos que es lo más importante y, si es con podio, mejor". De conseguir su objetivo, sea en Motegi o en cualquier otro gran premio, ¿sería el campeonato más difícil del de Honda? Fue lo que preguntaron, y aquí su respuesta: "Si me proclamo campeón ya diré cómo ha sido. Pero lo que sí podemos decir es que hemos sabido gestionar todas las situaciones".

El siguiente turno fue para los pilotos Yamaha. En este sentido, ambos fueron preguntados por el buen comportamiento de la Yamaha en este circuito, que ha conseguido grandes resultados estos últimos años: "Esta es una buena pista para la Yamaha, siempre es muy competitiva aquí. Aunque la situación siempre es distinta", afirmó Rossi. Lorenzo, le respaldó: "No sé por qué favorece a la Yamaha, se supone que debería ser mejor para Honda. Pero estos años hemos mejorado muchoy lo hemos hecho muy bien aquí". 

Foto: Movistar Yamaha
Foto: Movistar Yamaha

Especialmente cómodo se encuentra el mallorquín, que no dudó en afirmar las expectativas que le despierta este GP: "Esta pista se adapta muy bien a nuestro estilo y a nuestra moto. Veremos cómo se comportan los neumáticos". Éste, además, guardó unas palabras para la decisión de Yamaha de no probar, de momento, la Ducati: "Lo respeto. Ahora mismo soy un piloto de Yamaha".

Maverick Viñales fue otro de los invitados. Viene haciendo una temporada a la altura de las sensaciones que despertaba al comienzo de la temporada, despertando a todo el paddock. Aquí, donde ya lo hizo bien en su debut el año pasado, llega con muchas ganas de seguir demostrando el potencial que arrastra: "Estoy muy motivado. El año pasado lo hicimos muy bien aquí y venimos de buenas carreras".

Foto: Suzuki Team
Foto: Suzuki Team

"Los neumáticos marcarán la diferencia"

Además, asegura que espera que sea más fácil que en Aragón, donde sí divisó algunas dificultades: "Para mi estilo de pilotaje esta pista me va muy bien. Será complicado pero mejor que en Aragón". Y por sus buenos resultados pasados, quién también despierta interés es Dovizioso, al mando de la Ducati: "Esta pista debe irnos bien a nosotros porque tenemos muy buena aceleración. Los neumáticos marcarán la diferencia". Después de una temporada irregular, donde los resultados no terminaban viéndose en carrera, el italiano espera acabar el campeonato a la altura de lo que se esperaba de la casa italiana: "Creo y espero que podamos hacerlo mejor este año aquí".

Por último, la rueda de prensa estuvo marcada también por el regreso de Bradley Smith después de su complicada lesión, que le ha obligado a pasar por varias operaciones: "Es fantástico volver aquí, volver con el equipo. Han sido siete semanas muy duras, he trabajado cada día para recuperarme".

Ahora espera que ese sacrificio sea recompensado, aunque realmente aún desconoce el nivel al que se encuentra, no pudiendo ver su potencial en un lugar que no sea encima de la moto: "No sé cómo me sentiré con la rodilla, tengo que probar. No conozco en qué punto estoy". Pero una cosa sí que tiene clara: "Mentalmente y físicamente intentaré estar al 100%, para hacerlo lo mejor posible aquí". Y así se resolvió el encuentro con los pilotos aunque, el que de verdad importa, llega mañana.