Honda brilló en Motegi una vez más

Amanecía en Motegi como un domingo de carrera más. El piloto del Repsol Honda Team llevaba a cabo su rutina a la misma hora de siempre. Lo que no sabía es que esa mañana, no era una cualquiera. Marc Márquez volvería a hacer brillar a Honda al máximo nivel.

Honda brilló en Motegi una vez más
Honda, Campeona del Mundo 2016 | Foto: Repsol Honda Team

Sucedió lo que un ochenta por ciento del paddock veía imposible: ganar en el primer 'match ball' de la gira asiática de la temporada. Marc Márquez le regaló a Honda el tercer título mundial de la categoría reina en cuatro temporadas, el segundo en el circuito Twin Ring Motegi.

Hace diecinueve años se construyó este característico circuito al mando de la escudería del alaa doradaa, y desde 2004 acoge el Gran Premio de Japón como tal. En su debut en MotoGP en 2013, Marc Márquez se estrenó por todo lo alto, consiguiendo el primero de los tres títulos mundiales tras subirse a lo más alto del podio hasta en seis ocasiones. Cuatro Grandes Premios en los que quedó tercero, y seis segundos puestos, completaban los 334 puntos de la clasificación general. A la vez que se convertía en el mejor 'rookie' de toda la era, también se convertía en el piloto más joven en ganar un campeonato de MotoGP.

Marc Márquez, Campeón del Mundo en 2013 | Foto: Repsol Honda Team
Marc Márquez, Campeón del Mundo en 2013 | Foto: Repsol Honda Team

Pese a las dificultades que conlleva repetir la hazaña de un título mundial, Marc Márquez y Honda iban de la mano asombrando a todo el mundo: diez victorias consecutivas, doscientos cincuenta puntos directos para volver a coronarse campeones. Fue en el mismo circuito, el Twin Ring Motegi, donde sumó a su palmarés el segundo título de la categoría reina. Al término de la temporada, 362 puntos volvían a hacer de la RC213V portada de todos los medios.

En 2014, Marc Márquez cruzó línea de meta tras Jorge Lorenzo, lo que le hacía poseedor del título matemáticamente. Por eso, ganar el pasado domingo en el circuito de Motegi es un plus para la escudería japonesa, ya que conseguir la primera posición, y que esta le haya conducido a la conquista de otro título mundial, coloca a Honda en el nivel más prestigioso posible.

Repsol Honda Team gana en Motegi en 2014 | Foto: Repsol Honda Team
Repsol Honda Team gana en Motegi en 2014 | Foto: Repsol Honda Team

Tras la pasada temporada, caracterizada por un camino lleno de obstáculos traducido en seis ceros en total, los test celebrados en noviembre pretendían que tanto el español como la Honda se reencontrasen. Pero ambos pilotos del Repsol Honda Team, tras bajarse de la moto, afirmaron que esta no era de su agrado. Los Grandes Premios se iban disputando y las caídas en los entrenamientos reflejaban la gran agresividad de la Honda. Numerosas salvadas, y alguna que otra caída de Marc Márquez han sido protagonistas en lo que va de temporada.

Tras depositar la total confianza en la escudería, Honda siguió trabajando para darle a Marc Márquez y Dani Pedrosa una moto competitiva para que esta estuviese al nivel de las demás y así poder enmendar los errores de la pasada temporada. Los números reflejan el progreso conseguido, ya que a pesar de no estar por delante de las Yamaha en las rectas, sí han demostrado que en las curvas siguen como la fábrica líder.

Para muchos, el Mundial de la madurez; para otros, el de la constancia. Aprender de los errores cometidos en 2015 ha sido un factor determinante desde el primer Gran Premio pero, sobre todo, ser constantes en cada entrenamiento y en cada carrera es lo que les ha colocado líderes de la general durante la mayoría de la temporada.

Con la vista puesta en el próximo fin de semana, cuando se disputará el Gran Premio de Australia, Honda se despide de su casa de la mejor forma posible: una victoria y el título Mundial de MotoGP como paquete a bordo de la RC213V.