Entrevista. Héctor Barberá: "Tengo que conducir esta moto como ella quiera, no como quiera yo"

Entrevista a Héctor Barberá, tras un inicio de temporada algo difícil por su estado de forma tras la lesión de clavícula en la pretemporada. Atiende a VAVEL Motor, dejando claro que su objetivo es estar entre los mejores y que antes de que termine la temporada quiere subirse al podio de MotoGP.

Entrevista. Héctor Barberá: "Tengo que conducir esta moto como ella quiera, no como quiera yo"
Fotomontaje: Martín Velarde Falcón - VAVEL

Héctor Barberá (Dos Aguas, Valencia, 02/11/1986) ha tenido un inicio de temporada duro por la lesión que le trastocó los planes en la pretemporada del presente campeonato. Una vez recuperado se encuentra cómodo con su nueva Ducati y así lo está demostrando sobre el asfalto. Se encuentra en 9ª posición del Mundial con 97 puntos consiguiendo en estas 7 primeras carreras más puntos que en cualquier temporada pasada en MotoGP

PREGUNTA. ¿Quiso ser piloto desde pequeño? Cuéntenos su paso hasta llegar al presente.

RESPUESTA. No lo pensaba, era pequeño y un juego. Es como el que es pequeño y le da al balón en el colegio, en casa, en el parque… A mí me sucedió igual en las motos: no pensaba en llegar a correr en nada, simplemente me gustaba la adrenalina. Era travieso de niño, me gustaba la bici, la moto,… Y así desde los dos años que quería buscar sensaciones. La familia tiene que ayudar mucho. Yo vivía en un pueblecito muy pequeño de 200 habitantes y me era muy fácil salir a la calle coger la bici, la moto… A raíz de ahí empezó todo: con seis años mis padres me vieron ágil encima de una moto, me federaron y comencé a competir.

P. ¿Qué sensaciones tiene tras el inicio de temporada?

R. Un poco agridulces. Este año es el año en el que mejor moto he tenido desde que estoy en MotoGP y me está costando muchísimo al estilo de conducción de la moto. Hemos perdido mucho tiempo en intentar adaptarla a mi estilo, pero esta moto no se puede conducir así, esta moto requiere una conducción y hay que ser fiel a la misma: conducir como la moto quiere y no como tú quieres. Es el mayor límite que tuvimos en las tres primeras carreras, pero en Austin tuvimos ese cambio que queríamos todo el equipo y en Jerez empezaron las cosas a salir un poco más fáciles.

P. ¿Qué objetivos se marca personal y colectivamente?

R. El objetivo tiene que ser real. Si te marcas objetivos que no puedes conseguir, después te frustras y es mucho peor. El primer objetivo a corto plazo sería empezar a entrar en la Q2 directos.

P. Después de la fortísima lesión que tuvo de clavícula en la pretemporada, ¿qué sensaciones son las que le quedan?

R. Estoy recuperado al 100%. He cogido una buena forma física tras la lesión. Fue una lástima porque me había preparado muy bien para el inicio del campeonato y la lesión me descolocó un poco. Pero bueno, la clavícula está al 100% que es lo importante. Quizás, al principio tras la lesión, que no tenía del todo la forma física que quería y adaptándome al nuevo estilo de conducción que requiere la moto (levantar la moto, ir más descolgado, no entrar con el freno cogido sino soltarlo) me costó muchísimo entrar con firmeza y fuerza a las carreras. Pero eso está ya trabajado, muy trabajado.

P. En el 2009 queda campeón de 250 CC. ¿de qué forma le influye eso?

R. Realmente el subcampeón es el primero que pierde. Me dio un poco de rabia quedarme con la miel en la boca después de hacer una gran temporada. Pienso que si fui subcampeón también pude ser campeón. Pero conseguir un subcampeonato ese año con todos los pilotos buenos que había es un reconocimiento bonito.

P. Nos comentaba que la moto que tiene este año es la mejor desde que está en MotoGP, ¿en qué se diferencia de las anteriores?

Héctor Barberá atendiendo a VAVEL Motor | Foto: María Polvillo González
Héctor Barberá atendiendo a VAVEL Motor | Foto: María Polvillo González

R. La mayor diferencia es que es una moto más actual con la que me puedo medir con pilotos buenos, de buen nivel. Es una moto de 2016, estamos en 2017 y el año pasado siendo 2016 tuve una moto de 2013… Esto se nota. Los años aquí evolucionan muchísimo. Lo que sucede que este año mis rivales tienen motos más actuales y mejores. Estamos en un momento en el que Ducati, al igual que las motos de fábrica, está sufriendo bastante. Esto quiere decir que no estamos en nuestro mejor momento como Ducati, como marca; pero, sin embargo, estando mal si podemos estar delante de ellos, sería un gran reconocimiento, un gran papel.

P. ¿Cómo está viendo el Mundial de MotoGP?

R. Está siendo un Mundial un poco peculiar. Esperaba un poco más de las Ducati, especialmente Lorenzo que le está costando mucho. Vemos que Viñales desde el primer entreno ha estado marcando el ritmo. Márquez no acaba de tenerlo todo claro y está siendo más conservador. Valentino parece que puede volver a estar ahí. Lo que está claro es que las Yamaha son las motos que mejor funcionan. Vemos a Zarco, Folger, pilotos nuevos que consiguen estar delante; es decir, que la moto funciona bien.

P. Jorge Martín, Joan Mir, Arón Canet,… ¿cómo está viendo los pilotos españoles de la categoría de Moto2?

R. Joan Mir es el que está marcando el ritmo. Lleva una temporada bestial, ya el final de la temporada pasada lo tuvo. Es el que apunta al campeonato, es un grandísimo piloto. Volvemos a tener pilotos rápidos, como Arón Canet que no comenzó muy bien la temporada, pero en las últimas carreras está demostrando mucho tras haberse tranquilizado.

P. ¿Es supersticioso?

R. Soy un poco maniático. Cuando me siento a comer, por ejemplo, si me siento en una mesa y me va bien es la mía para todo el fin de semana. No me gusta que nadie me toque las bebidas. Prefiero tener mis 4-5 manías. Soy un poco raro, pero las tengo y siempre las he tenido y, creo que el día que no corra en motos sino en otro ámbito, las volveré a tener.

P. Complete la frase: El año que viene me gustaría…

R. ¡Buah! Es tan complicado de aquí al año que viene dedicándonos a este deporte…

P. Bueno pues entonces compléteme la siguiente. De aquí a final de temporada me gustaría…

R. ¡Estar en el podio! 

MotoGP