La Firma de MotoGP VAVEL: Marc VI, rey de las salvadas y de MotoGP

El piloto de Cervera se proclamó Campeón del Mundo de MotoGP por cuarta vez en cinco años sumando así su sexto título en el palmarés, convirtiéndose en el piloto más joven en conseguir seis títulos mundiales.

La Firma de MotoGP VAVEL: Marc VI, rey de las salvadas y de MotoGP
La Firma de MotoGP VAVEL: Marc VI, rey de las salvadas y de MotoGP. Montaje: Martín Velarde - VAVEL

Marc Márquez se proclamó Campeón del Mundo de MotoGP en la última carrera del año celebrada en Cheste tras acabar en tercer lugar y ver como su principal rival, que tenía que ganar la carrera, se iba al suelo a falta de seis vueltas para el final. Pese a ello, no fue una carrera fácil para Marc que estuvo a punto de irse al suelo cuando quedaban ocho vueltas para el final, pero el piloto de Cervera salvó la caída con una de sus salvadas inverosímiles que suele hacer habitualmente.

Buena salida de Dovi en busca del grupo de cabeza

Desde la novena posición de parrilla partía Andrea Dovizioso que necesitaba ganar la carrera sí o sí y que Marc Márquez quedara más allá del duodécimo lugar, algo que parecía difícil, sin embargo, Dovi no se rindió y logró hacer una gran salida para colocarse en quinto lugar y tratar de acercarse al grupo de cabeza que estaba formado por Zarco, Pedrosa y Márquez entre ellos y Dovizioso, Jorge Lorenzo, aliado de Dovi y que iba a tratar de acercar al piloto italiano al grupo. Delante todo estaba calmado, nadie trataba de rebasar a nadie y las Honda seguían fácilmente el ritmo que imponía el francés de Yamaha. Curiosamente, una Yamaha satélite en primer lugar mientras que, las oficiales, estaban octavo Rossi y fuera del TOP10 Viñales que salía decimotercero y no era capaz de remontar posiciones.

Zarco se puso a liderar la carrera en las primeras vueltas. Foto: Lucas ADSC - VAVEL.

Las Ducati se acercan y aparece el Mapping 8

Lorenzo y Dovizioso cada vez estaban más cerca del grupo de cabeza y Ducati no dudó en hacer aparecer el ya famoso Mapping 8, una orden de equipo que significa dejar pasar a Dovizioso delante. No lo hizo. A diferencia de Malasia dónde Jorge no lo vio y cometió un error que acabó con Dovizioso delante, esta vez Lorenzo si lo vio, sin embargo, no se dejó pasar y tras la carrera aseguró que había hecho lo mejor para Ducati al no dejarse pasar, “me sentía con más ritmo y pensé en mi victoria y en llevar a Dovizioso hacia adelante” decía Lorenzo mientras que el piloto italiano dijo que “nada hubiera cambiado si Lorenzo se hubiera dejado pasar, no he tenido ritmo en todo el fin de semana y no habría ganado”. Ducati siguió insistiendo e incluso llegó a marcarle a Lorenzo que se dejara adelantar en su pizarra, sin embargo, había muchas ocasiones en las que Dovizioso estaba lejos de Lorenzo y parecía que el español realmente tenía más ritmo que su compañero y que estaba buscando lo mejor para el equipo.

Lorenzo no obedeció el Mapping 8. Foto: Lucas ADSC - VAVEL.

Las Ducati llegan, Márquez ataca y salva el Mundial

Diez vueltas para el final, las Ducati cada vez están más cerca, Márquez lo sabe y trata de adelantar a Zarco, el francés se lo devuelve a la siguiente curva demostrando que no se iba a cortar, aunque hubiera un mundial en juego. Siguiente vuelta, Márquez lo intenta de nuevo y esta vez sí, consolida el adelantamiento. Paso por meta con Marc líder y ocho vueltas para el final, primera curva, Marc Márquez se va largo y está en el suelo, sin embargo, una vez más, su codo, su rodilla y su habilidad para hacer cosas inverosímiles, salvan una caída que podría haberlo cambiado todo, tras la carrera, el propio Márquez reconocía que “he pensado, no suelto la moto ni aunque se ponga a dar vueltas”, y es que Marc sabía que una caída devolvía todas las esperanzas al box de Ducati, un error que Márquez afirmó a Movistar MotoGP que había sido producido por el miedo a verse involucrado en una caída y no por un despiste. Un miedo que casi le cuesta un mundial.

Con una salvada inverosímil, Márquez salvó el Mundial. Foto: Lucas ADSC - VAVEL.

Dovizioso no la salva y Márquez es Campeón

Seis vueltas para el final, Dovizioso se queda sin escudero porque Lorenzo se va al suelo, Dovi solo ante el peligro trata de arriesgar y tan solo unas curvas más tarde que su compañero, comete un error y se va recto, su Ducati acaba en la grava y, a diferencia de Márquez, Dovizioso no la salva y se va al suelo. Adiós milagro, Dovizioso se quedaba sin la oportunidad de obrar el milagro de ganar la carrera y esperar otro error de Marc. El italiano levantó la moto para llegar con orgullo al box. No había decepción alguna. Dovizioso fue recibido como un héroe, entre aplausos, con una sonrisa de oreja a oreja. Sí, había perdido un mundial, pero se había ganado a mucha gente y había hecho soñar a Ducati diez temporadas después de que Stoner fuera Campeón. En pista, Márquez ya campeón se concentró en aguantar en tercer lugar mientras que su compañero de equipo, Dani Pedrosa trataba de jugarse la victoria contra Johan Zarco.

Dovi héroe pese a la caída. Foto: Lucas ADSC - VAVEL.

Doble felicidad para Honda

Primera curva de la última vuelta, Dani Pedrosa lo intenta sobre Zarco y lo pasa, a cuatro kilómetros del final de la carrera, Dani lidera y solo tiene que defenderse de los arreones de Zarco para ganar su segunda carrera de la temporada. Dani aguantó y cruzó la meta en primer lugar para agrandar aún más la alegría en Honda que se desató cuando Marc Márquez cruzó la línea de meta proclamándose Campeón del Mundo de MotoGP por cuarta vez en cinco años. También había felicidad más allá del box de Honda, Álex Rins cruzaba la meta en cuarto lugar firmando su mejor resultado en MotoGP y desatando la alegría también en el box de Suzuki que ha conseguido maquillar una mala temporada en las últimas carreras cuando introdujeron el carenado conocido como mostacho.

Dani sumó su segunda victoria para aumentar la alegría de Honda. Foto: Lucas ADSC - VAVEL.

Tras el Give Me 5, llega el Big 6

Tras el Give Me 5 (choca esos cinco) del año pasado de Márquez al ganar su quinto título, llegó el Big 6 (gran seis) simulando un tablero de un parchís con los Grandes Premios, Márquez tiró un dado gigante trucado para que al lanzarlo cayera en seis y se desatara la locura entre los fans del 93 situados en la grada de Cheste. Una divertida celebración que acabó con el piloto español encendiendo la traca que pone punto y final al Campeonato del Mundo 2017. 

Márquez celebra su título con los fans. Foto: Lucas ADSC - VAVEL.