Lorenzo: "Para tener éxito tienes que pensar que eres el mejor"

Una vez más, Jorge Lorenzo demuestra que nunca pierde la confianza en si mismo, ni cuando ha tenido una dura temporada ni a pesar de sus puntos débiles.

Lorenzo: "Para tener éxito tienes que pensar que eres el mejor"
Foto: MARC GONZÁLEZ (VAVEL)

El piloto balear, Jorge Lorenzo,  ya nos tiene acostumbrados a su peculiar sinceridad y una vez más ha demostrado que es una persona segura de si misma y muy sincera a la hora de hablar. Así lo ha hecho ver en la entrevista para la revista alemana Speedweek "Soy una persona muy honesta y siempre digo lo que pienso. O déjenme decirlo de esta manera: mi porcentaje de verdades es más alto de lo normal. Por supuesto, no puedo hablar de todo, ni traicionar ciertas cosas. Eso es algo común en este trabajo"

El piloto de Ducati confía en que es un piloto muy completo, reconoce tener muchos puntos fuertes pero, que al igual que todos, también tiene sus puntos débiles. "Con todo, soy un piloto muy completo, con muchos puntos fuertes. Pero también tengo mis debilidades. Sin embargo, esto también se aplica a Márquez o a Rossi. Cada piloto tiene sus puntos débiles", afirmaba el balear.

En esta entrevista no hablaron solamente de su honestidad. Cuando le preguntaron quien pensaba que era el mejor piloto de MotoGP respondia; “¿Que quién es realmente el mejor? Si se lo preguntas a Valentino, te dirá que él mismo. Si le preguntas a Márquez, igual. Lo mismo vale para mí: creo que soy el mejor. Tienes que pensar así para alcanzar el éxito".

Reconoce que, en el momento actual, el vigente campeón, Marc Márquez, ha estado por encima del resto. "Si bien no hay un piloto perfecto, Márquez ha ganado cuatro títulos en los últimos cinco años”. Y es que desde que el piloto catalán subió a MotoGP ha ganado 4 campeonatos en los 5 años que lleva en la máxima categoría.  

Para 2018 se espera un Jorge Lorenzo igual de optimista y mucho más fuerte y, es que tal y como acabo la temporada 2017 seguro que ese optimismo le dará fuerza para luchar por las posiciones delanteras desde el primer momento.