Rossi es autoritario en el desarrollo de la M1

Yamaha ha admitido que el piloto italiano tiene más poder en la opinión del desarrollo de la nueva moto de este año debido a su experiencia

Rossi es autoritario en el desarrollo de la M1
Valentino Rossi en los test de Sepang | Foto: Movistar Yamaha

En Sepang tuvieron los primeros test de pretemporada en los que al principio el tiempo no contribuyó mucho en el trabajo de los pilotos de MotoGP, pero finalmente pudieron salir a probar sus nuevas monturas.

Allí, Valentino Rossi y Maverick Viñales empezaron a conocer más la Yamaha M1 2018 con la cual todo iba bien hasta que el calor de Malasia empezara a afectar en los puntos débiles de la fábrica japonesa como la falta de tracción.

Estos problemas se intentarán resolver en los test del nuevo trazado que se une este año al calendario, Buriram, el fin de semana del 16 al 18 de este mismo mes. En el caso de Valentino, no sabía lo que había pasado y tendrían que indagar en el por qué de la cuestión y en el de Maverick llegó al punto de parar los entrenamientos porque no alcanzaba los mejores tiempos.

Tras estos problemas de los que no hay que quitar la vista, Yamaha fija su atención en el piloto italiano, al que se le acabará el contrato al final del año y aún no ha renovado, aunque se supone que habrán noticias al respecto antes de que empiece el mundial o en las primeras citas. Por ello y por la experiencia que maneja tras llevar tanto tiempo en la categoría reina, confían plenamente en él y en su opinión de la moto.

“Es normal que el diagnóstico de Valentino tenga más importancia que el que hace Maverick. Rossi tiene 39 años y Viñales 23. Maverick debe aprender de ello y sacar partido. También es verdad que cada piloto tiene su propio estilo de conducción y necesita de unas cosas concretas, pero la Yamaha solo se conduce de una manera y si la base es buena les irá bien a los dos”, admite Massimo Meregalli, mánager del equipo japonés.