Entrevista. Pipo López: “Antes no había redes sociales, había barra de bar”

Pipo López, periodista del motor enfocado en el mundo de los rallys, atendió a VAVEL España.

Entrevista. Pipo López: “Antes no había redes sociales, había barra de bar”
Fotomontaje: Martín Velarde - VAVEL

Más de treinta años dedicados al periodismo. El trabajo duro y su vocación le han llevado a ser conocido por todos los españoles aficionados a los rallys. Nace en 1965 en Madrid y desde pequeño tenía claro cuál sería su profesión. Escribía sobre bicis hasta que se pasó a cubrir tramos. Publica cada dos años el libro Rally a Rally junto a Javier Bueno. Pipo López es referente en el periodismo del motor. Trabaja en el diario As cubriendo los campeonatos mundial y nacional de rallys principalmente, aunque también colabora con Onda Cero entre otros proyectos.

PREGUNTA: En más de una ocasión ha declarado que lo suyo era vocacional y que se quería dedicar a esto desde pequeño, ¿alguna vez pensó en ser uno de los periodistas de referencia en el mundo de los rallys en España?

RESPUESTA: Eso no se piensa, tú tienes una vocación, trabajas por ella y vas consiguiendo metas. A mí lo de periodista de referencia o no tampoco me gusta decirlo, llevo muchos años trabajando en diversos medios y no quiero darle mayor importancia. Lo que te aseguro es que le hecho muchas horas y mi motivación, que es lo que le digo a los estudiantes, es que los sueños pueden convertirse en realidad, pero a base de muchísimo esfuerzo.

P: Son más de treinta años trabajando en la profesión, con lo que ha vivido algunas de las grandes transformaciones del periodismo. ¿Cómo valora estos cambios?

R: Últimamente he perdido un poco la ilusión porque el periodismo se ha convertido en una ciudad sin ley. Cualquiera con un pseudónimo o un Nick es más importante o tiene más credibilidad que un periodista que lleva mucho tiempo en este trabajo. Espero que en un futuro el público distinga entre las personas que tienen más profesionalidad y que trabajan de sol a sol y los que solo crean bulos.

P: Pero antes de la aparición de Internet también se propagaban los "bulos"...

R: Antes no había redes sociales, había barra de bar. Sigue siendo el mismo mentidero solo que ahora con un espectro mucho más alto. Yo he visto un montón de veces cómo se han extendido noticias que he podido comprobar su falsedad y que han estado una semana dando vueltas por las redes a niveles altísimos. Pero al final un mentidero no puede durar mucho y se separarán los que tiran de bulo de los que son profesionales.

P: Usted también tiene mucha presencia en las redes sociales, ¿es necesario volcarse en ellas para ser periodista hoy en día?

R: No queda más remedio. Tengo compañeros que no se están vinculando mucho con el tema de las redes y yo se lo digo, que eso hoy en día es absurdo. El mejor radar que hay de información son las redes. Cuando sucede algo el primer sitio por el que te enteras es por las redes sociales, entonces no te queda más remedio que estar ahí, que no sacar la información de ahí. Luego, al fin y al cabo, si consigues seguidores también los puedes mandar a tus noticias. Ahora como el éxito se mide en pinchazos pues te ayuda mucho a recabar público que entre en la página y lea tu noticia.

P: Los medios también se han transformado y muchos se han convertido a digitales, ¿son estos el futuro?

R: El futuro es digital y audiovisual, eso es evidente. Por ejemplo, el As era un periódico, luego fue un periódico que tenía una web y ahora es una web que saca un periódico. Pero también te digo que cuando apareció la televisión, yo todavía no estaba en esto, me cuentan mis mayores que pensaban que era la muerte de la radio y resulta que la radio está más viva que nunca. Entonces todo se tiene que readaptar, pero a día de hoy la cosa está muy complicada.

P: ¿Es el fin de los medios tradicionales en papel?

R: No lo creo, por ejemplo, en el mundo de los rallys como no es un deporte tan masivo, una revista bien hecha, con información, reportajes, entrevistas y buenas fotografías tendría futuro. En España hay mucha necesidad de medios especializados en los rallys porque tienen público y hay pocos que lo cubran. El problema es que seguir el deporte es muy complicado. Si la revista sale el martes, que cuentas el martes que no se haya contado en todas las redes sociales o las webs. Yo estoy convencido de que el papel sobrevivirá, pero hay que contar la quinta esencia y no limitarse a la noticia.

P: ¿Afecta esta reconversión hacia lo digital a la situación del periodista?

R: Lo cierto es que la situación está muy complicada, sobre todo porque se paga fatal. Yo tengo suerte y soy un privilegiado, pero cuando hablo con los compañeros de las webs y me cuentan lo que les pagan se me cae el alma al suelo. Con el boom de Internet esto ha ido en detrimento. Y los fotoperiodistas lo tienen peor. La foto ha perdido valor, en el momento en que se cuelga en la web se te ha difuminado, la utiliza todo el mundo. Es muy complicado, pero bueno, un buen fotógrafo siempre será mejor que un tío con un Iphone que nunca va a igualar su trabajo.

P: En cuanto a la forma de cubrir los rallys por parte de la prensa generalista, hay muchas críticas de los aficionados al “carroñeo” que existe, ¿cómo lo ve usted desde la experiencia en este deporte y lo que le rodea?

R: Creo que los rallys no ocupan el lugar que tendrían que ocupar, porque es un deporte con mucho seguimiento, pero tenemos que entender que esto pasa en todos los deportes minoritarios. Nosotros solo vemos los rallys. Me acuerdo cuando hablaban de la mala suerte que tenía Carlos Sainz, si pinchaba decían ¡Carlos Sainz ha vuelto a pinchar!, pero nunca veíamos cuando Marcus Grönholm o Tommi Mäkinen pinchaban. Quiero decir, que somos muy dados a mirar solo lo nuestro o solo lo que nos interesa. En los rallys miramos el carroñeo que hay, que lo hay, pero eso no quita que la realidad es esa y que pasa en otros deportes. También te digo que si pones una noticia del campeonato de rallys de España pinchan los que pinchan, si pones un accidente pues pinchan infinitamente más, el interés general pide más lo otro. [Los periodistas] no trabajamos para nosotros, trabajamos también para nuestro público y eso tenemos que verlo, eso sí, sin carroñeo.

P: Para poder cubrir los distintos campeonatos hay que trabajar con marcas y pilotos, ¿colaboran lo suficiente a la hora de proporcionar la información a los periodistas?

A mí me gusta mucho el mundo de los rallys por un motivo, y es que el rally depende mucho de lo que te cuentan, y te lo tienes que creer porque tú no ves tanto lo que sucede. En otros deportes como por ejemplo la fórmula 1 si es más fácil de ver. Entonces si suele haber bastante colaboración y los pilotos son bastante sinceros. Eso sí dentro de que cada uno no deja de mirar por sus intereses. También es verdad que ahora los pilotos están más controlados con las on board y los puntos intermedios y tienen más difícil colar una mentira.