Loeb pone a prueba el Citroën C3 WRC

El piloto francés vuelve a subirse a un vehículo oficial tras disputar su última carrera en Montecarlo 2015

Loeb pone a prueba el Citroën C3 WRC
Sébastien Loeb a bordo del C3 WRC / Vía: wrc.com

Así es, el piloto nacido en Haguenau (Francia) , y que actualmente está disputando el Mundial de Rallycross ha probado por primera vez desde su marcha en 2015 un vehículo WRC oficial, en este caso la nueva generación WRC. 

Loeb vino desde Canadá expresamente a probar el nuevo Citroën que viene acompañando durante la temporada a Kris Meeke, Craig Breen y Lefrebvre. El 9 veces campeón del mundial de rallies estuvo acompañado en todo momento por su copiloto Daniel Elena aunque el test se ha realizado en la Región de Moselle, cerca de Estrasburgo, una zona que Loeb conoce de primera mano.

El piloto francés ha podido probar el coche en mojado y en seco. Durante el test matinal la lluvia no cesó en ningún momento y Loeb afirmó a wrc.com lo difícil que fue conducir con tanta agua, ya que los neumáticos no agarraban. Aún así, Loeb recalcó que este coche es mucho más nervioso que los antiguos.

Sin embargo por la tarde las sensaciones fueron totalmente distintas. La lluvia no volvería a aparecer y Sébastien pudo experimentar la velocidad del Citroën C3 WRC en asfalto seco. De tal manera que terminó confesando a los micrófonos de wrc.com que los actuales vehículos WRC son un poco mejor en todo y que en seco el coche era muy rápido.

El test se ha realizado en asfalto con motivo de los dos próximos rallies, ya que tanto el ADAC Rally de Alemania como el Rally de Catalunya, este último mixto, se disputarán sobre asfalto. Una superficie que no se les ha dado mal esta temporada aunque los resultados no les estén acompañando.

Mucho se ha hablado de la vuelta del piloto al mundial desde su marcha. Sébastien lo ha querido dejar muy claro y ha dicho que su plan era venir aquí para probar el coche y descubrir la actual generación. Además el piloto 9 veces campeón ha proporcionado al jefe de equipo, Yves Matton, sus impresiones acerca de manejabilidad del C3.


Share on Facebook