Diego Carrasco presenta No M´Arrecojo (50 Años En Familia)

El mundo del arte se vuelca con Diego Carrasco, un grande del compás que dice sentirse rico por la respuesta de sus compañeros para la celebración y conmemoración de sus cincuenta años de magisterio en los escenarios, pero los verdaderamente ricos son todos aquellos que tuvieron la oportunidad de aprender de él y disfrutarle todo este tiempo.

Diego Carrasco presenta No M´Arrecojo (50 Años En Familia)
Foto: http://kamalaproducciones.com

El genial Diego Carrasco, uno de los grandes baluartes del compás  y las esencias flamencas presentó en el Teatro jerezano de Villamarta su octavo disco No M´Arrecojo (50 Años En Familia). Un trabajo en el que como ya deja entrever en el título conmemora sus cinco décadas de magisterio en el flamenco y en los escenarios. Este es también el título del tema con el que abre repertorio, en el que cuenta con la colaboración de Juan de la Morena, Maloko y Gipsy Rappers.

Son numerosos los artistas los que se han volcado con este chamán del flamenco, gurú de los ritmos a medio camino entre el flamenco y el rock, envejecido en una barrica de roble en la que Diego Carrasco ha encerrado todos los duendes y aromas de su Jerez natal, el de todos sus barrios, sus calles, en especial las del de Santiago. Todo ello sin olvidar los orígenes familiares lebrijanos del que ya hace tiempo fue conocido como el Tate de Jerez. Sin duda su vinculación, influencia y crecimiento junto a grandes del flamenco como Tía Anica 'La Piriñaca', Tío Gregorio 'El Borrico', Terremoto de Jerez, Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Camarón de la Isla, Enrique Morente o El Lebrijano, le convirtieron en el enorme monstruo del ritmo que es. Porque Diego posee esa escuela, la lleva además en sus genes pero es que además por su personalidad inquieta y rebelde logró interiorizar el rock para fusionarlo con el compás. No hay que olvidar que en estos cincuenta años de grandeza familiar tuvo parientes como Miguel Ríos o el grupo Guadalquivir.

De todo lo expuesto se desprende y comprende que la música –su familia- se haya volcado con el maestro. Con este No M'arrecojo, un doble álbum que contará con Manuel Carrasco para acompañarle en Pobre de Mí, con Macaco , Juanlu Calima y Gipsy Rappers para el tema Marinero, con Alejandro Sanz colaborando en Pa mi Manuela. Y es que promete y mucho esta reunión familiar en torno al arte y el ritmo pues para el tema Ratones Coloraos ha contado con Joaquín Sabina, para Vida y Gloria del Gitano con Estrella Morente. Libertad tiene la voz y presencia de Andrés Calamaro, mientras que para Vámonos pa San Juan de Dios el artista jerezano ha tenido el tino de contar con la Chirigota del Selu. Cerrando el primer CD con Mariposilla Verde con Silvia Pérez Cruz, Inquilino del Mundo y Cantarillo nuevo. Por si todo esto no fuera suficiente en el segundo CD sigue abriendo el tarro de las esencias con una nueva versión de Alahéa junto a Dorantes, Pedro Peña, José Valencia y Pedro María Peña. Qué decir si no de la Nana de Colores con Remedios Amaya, Olina con Tomasito y Juanito Makandé, o ese Hippytano junto a Miguel Ríos. Don Diego  dice que se siente rico por haber tenido la oportunidad de hacer este disco, de tener tantos y tan grandiosos amigos en el mundo del arte, pero de lo quizás no es consciente es de que lleva repartiendo riqueza desde el primer día en el que el compás comenzó a apellidarse Carrasco. Algo que vuelve a demostrar en Poeta de Cai junto a Javier Ruibal, en Fernanda junto a Antonio Serrano. Culminando esta obra maestra con el tema El sol, la Sal y el Son con dos grandiosas figuras del flamenco como Arcángel y Rocío Márquez. Enmarcando su grandeza con su inimitable Alfileres de Colores junto a Miguel Poveda, Silbo de la Llaga Perfecta y Moma Teresa.

Editado el pasado 27 de octubre y presentado con gran éxito el pasado 11 de noviembre en su querido Teatro Villamarta son cincuenta años de arte y recuerdo, los de un grande del compás que se podrá disfrutar el 29 de noviembre en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid. Cincuenta años de riqueza, solera, magia, ritmo, fusión, los de Don Diego Carrasco, uno de esos pocos animales de escenario, pura calle, rebeldía y barrio, cuyo molde rompieron nada más nacer. Uno de esos pocos genios capaces de andar, vivir y respirar sin perder un solo segundo el compás y poner bocabajo el alma con solo poner un pie en las tablas de cualquier teatro, cualquier tablao, cualquier lugar…