Mireia Belmonte consigue su segunda plata en una tarde de auténticos récords

Mireia suma la tercera presea al medallero español. Mientras que Lilly King, Chase Kalisz, Katinka Hosszu y el relevo femenino americano rebajan multitud de récords en la última sesión del campeonato.

Mireia Belmonte consigue su segunda plata en una tarde de auténticos récords
Mireia Belmonte tras lograr la plata. / Foto: AFP

El Danube Arena vivió esta tarde la última jornada de finales del campeonato. Como era de esperar la racha de récords no cesó a pesar de ser el último día. Mireia Belmonte que fue la única representante española en esta tarde, volvió a hacer historia para la natación española con la plata conseguida. Las finales que se nadaron fueron:

50 braza femenino

La batalla estaba asegurada ya desde semifinalesEfimova y King se retaban en estas con el cronómetro, pero esta tarde nadaron calle con calle.

La salida tuvo una reina indiscutible y fue la americana Lilly King, que con un impresionante nado se llevó el oro con un tiempo de 29.40, registro que rebajó los 29.48 que tenía hasta día de hoy Ruta Meilutyte como WR.

Yuliya Efimova estuvo a nada de arrebatarle el título a King, pero su gran esfuerzo quedó frustrado por menos de una décima. La rusa tuvo que conformarse con la plata, tras parar el crono en unos formidables 29.57.

Katie Melli, la otra americana de la final y tercera nadadora por debajo de los 23 segundos, se llevó el bronce con 29.99.

200 estilos masculino

Chase Kalisz pasó con el mejor registro a la final y demostró a sus rivales el poderío que tiene en el tramo de braza. El americano que fue aventajando a sus rivales, incluso nadó a falta de 100 metros por debajo de WR de Michael Phelps.

La potencia de Kalisz se fue apagando a falta de 50 metros, el oro fue suyo con 4:05.90, registro con el que pudo rebajar el récord del campeonato.

Tras el americano llegó David Verraszto, el húngaro animado por toda la grada se alzo con la plata tras parar el crono en 4:08.39

El bronce fue para un espléndido Daiya Seto con 4:09.14, que ya fue ganador en las ediciones de 2013 y 2105 

50 libres femenino

Sarah Sjöstrom, sumó con este su tercer título de campeona del mundo en Budapest. La sueca se llevó la final con un tiempo de 23.69, quedándose a dos centésimas de su propio récord mundial.

La plata fue a parar a manos de Ranomi Kromowidjojo con 23.85, que ya compartió podio con la sueca en los 50 mariposa. El podio lo completó la estadounidense Simone Manuel con 23.97.

50 espalda masculino

Camille Lacourt comunicó hace unas semanas que colgaría el bañador tras estos campeonatos, no defraudó. El francés que solo se presentó a esta prueba, no falló y tras una salida imperial se llevó la final con 24.35.

La plata fue para Junya Koga con 24.51. El japonés al igual que Lacourt, anunció que se retirará de las piscinas después de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El estadounidense Matt Grevers completó el podio tras tocar la pared en 24.56.

400 estilos femenino

La prueba en la que Mireia Belmonte se clasificó con el sexto mejor tiempo de las series, fue un auténtico espectáculo.

La española que hizo un magnífico planteamiento de carrera, esperó hasta los 100 metros de braza para remontar a sus rivales. Mireia que ya ha protagonizado más de un último largo agónico en más de una final, llegó en segunda posición con 4:23.17.

La única nadadora que se impuso a la española fue Katinka Hosszu, que intratable en esta distancia, salió como una auténtica bala y no tuvo rival durante el transcurso de la carrera. 

La húngara tocó la pared en 4:29.33, registro que le valió para rebajar el récord de los campeonatos y adjudicarse el oro.

finalmente Sydney Pickrem, se colgó la medalla de bronce con un tiempo de 4:32.88.

1500 libres masculino

Gregorio Paltrinieri que estuvo peleando con el ucraniano Mykhailo Romanchuk durante gran parte de la prueba, acabó aventajando a este para alzarse con el oro con 14:35.85.

Romanchuk que se había clasificado con el mejor tiempo de las semifinales, se tuvo que conformar con la medalla de plata con 14:37.14. El bronce de la prueba fue para el australiano Mack Horton con 14:47.70.

4x100 estilos femenino

El cuarteto americano estuvo formado por Kathleen Baker, Lilly King, Kelsi Worrell y Simone Manuel.

Las representantes de Estados Unidos arrasaron por encima de sus rivales, colgándose el oro con 3:51.55 y sumando un nuevo récord del mundo.

La selección de Rusia se alzó con la plata con 3:53.38, tras una increíble posta de braza por parte de Yuliya Efimova. Finalmente el bronce fue para el combinado australiano que paró el crono en 3:54.29.

4x100 estilos masculino

Matt Grevers, Kevin Cordes, Caeleb Dressel y Nathan Adrian fueron los encargados de llevar en volandas al cuarteto a por la medalla de oro. Los estadounidenses se alzaron con la victoria tras una increíble posta a mariposa de manos de Dressel y finalizaron con 3:27.91

Un endiablado Adam Peaty metió de lleno a los británicos en la pelea por las medallas. Finalmente la selección de Gran Bretaña acabó consiguiendo la medalla de plata con 3:28.95.

Vladimir Morozov no defraudó en la última posta del relevo ruso y tocó la pared con 3:29.76, registro que le valió a la selección de Rusia para alzarse con el bronce.