Semanas de Oro para Mireia

Imparable Mireia en la Copa del Mundo con récord mundial incluido. Plata, bronce y oro en Moscú. Plata y oro en Berlín. Oro y récord del mundo en Eindhoven

Semanas de Oro para Mireia
Mireia tras el récord del mundo en los 400 estilos / Foto: RFEN

Tras el Mundial de Budapest, Mireia decidió no parar y seguir compitiendo, esta vez en la Copa del Mundo en piscina corta. Esta competición consta de tres fases con un total de ocho paradas.

La primera fase contó con una parada los días 2 y 3 de agosto en Moscú donde la incansable Mireia se hizo con dos medallas. En los 400 libres se llevó la plata con un tiempo de 3:58.24, por detrás de la italiana Federica Pellegrini con 3:57.80. Tan solo media hora después de la plata en los 400 libres Mireia saltó a la piscina en los 200 mariposa haciéndose con el bronce con un tiempo de 2:05.75 quedando Mireia delante de la húngara Hosszu y por detrás de Franziska Hentke.

El segundo día de competición en Moscú la badalonesa tenía guardada energía para los 800 libre, y así lo demostró en una carrera que prácticamente nadó en solitario haciendo un tiempo de 8:07.10 llevándose así el oro, único metal que le faltaba en su cita de Moscú.

La segunda parada de la Copa del Mundo de piscina corta tuvo como protagonista la ciudad alemana de Berlín los días 6 y 7 de agosto. Mireia se estrenó en Berlín con una plata en los 400 estilos y un tiempo de 4:22.55, por detrás de Katinka que marcó un tiempo de 4:19.82, quedando en tercer puesto la australiana Blair Evans que tardó 4:29.56 en recorrer los 400 metros.

La española no se conformó con solo una medalla y fue a por otro metal en los 400 libres. Se clasificó para la final con el mejor tiempo y así lo hizo también en la final tocando pared en 3:57.79 quedando sus rivales lejos de ella, la alemana Sarah Kohler llegó en segunda posición con un tiempo de 4:01.03 y en tercera posición M. Paige Sheridan en 4:03.90.

Los días 11 y 12 de agosto la Copa del Mundo tuvo como sede la ciudad holandesa de Eindhoven. Mireia se tiró a la piscina en los 200 mariposa, prueba que conquistó en los Juegos Olímpicos de Río de 2016 y en el reciente Mundial de Budapest. Para demostrar que sigue siendo la reina de la prueba en el aniversario de la medalla de oro en los Juegos de Río Mireia se hizo con el oro en su prueba estrella con una marca de 2:03.02 quedando por delante de la alemana Hentke (2:04.28) y de la suiza Martina Van Berkel (2:07.14).

Tan solo cuarenta y cinco minutos después de conseguir el oro en los 200 mariposa se lanzó a la piscina para nadar la final de los 800 libres y sin apenas descanso y siendo una prueba larga tocó pared en primera posición con un tiempo de 8:07.47 llevándose el segundo oro de la tarde. Casi cinco segundos más tarde que Mireia llegó la alemana Sarah Kohler (8:12.45) seguida de la chilena Kobrich (8:14.11).

El segundo día de competición en Eindhoven Mireia tenía una cita con los 400 estilos y, a pesar del gran esfuerzo del día anterior, hizo una carrera estratosférica parando así el crono en 4:18.94 estableciendo así un nuevo récord del mundo en la prueba más dura de la natación. Es el octavo récord mundial de la española y tercero en los 400 estilos, todos en piscina corta. De esos ocho récords mundiales, actualmente posee cinco: 400, 800 y 1500 libres, 200 mariposa y 400 estilos.

La Copa del Mundo de piscina corta ya ha vivido tres de sus primeras ocho etapas, de momento está en primera posición de la clasificación Sarah Sjöström, en segunda la húngara Katinka Hosszu y en tercera posición Mireia Belmonte compartiendo plaza con Ranomi Kromowidjojo.

Por lo que todavía queda mucha competición y esperamos que muchos triunfos de Mireia por disfrutar.


Share on Facebook