La rivalidad mas intensa de la NFL

Pittsburgh Steelers y Baltimore Ravens comparten la División norte de la Conferencia Americana y son la rivalidad mas intensa de toda la NFL

La rivalidad mas intensa de la NFL
Antonio Brown realizando una anotación frente Baltimore Ravens (foto NFL.com)

La rivalidad entre los Pittsburgh Steelers y Baltimore Ravens es considerada como una de las rivalidades más intensas en la NFL en la actualidad.

Ambas franquicias comparten la División Norte de la Conferencia Americana. Por esta razón juegan por lo menos dos partidos por temporada.  Desde la creación de los Baltimore Ravens en 1996, Pittsburgh lidera con 27 triunfos contra 21 de Baltimore

De estos 48 juegos, 4 fueron en postemporada, los cuales en tres ocasiones los Steelers resultaron los ganadores y los Ravens otro restante.  Vale decir que desde comenzó esta rivalidad ambos equipos han ganado dos Super Bowls.

Para conocer la rivalidad debemos ir mucho antes de la creación de los Baltimore Ravens. Hasta el año 1984 más precisamente, hasta ese año la ciudad de Baltimore tenía su franquicia de futbol americano denominada Baltimore Colts, en ese año, el equipo cambió de locación y se mudaron a Indianápolis. A partir de ese año y hasta la actualidad el equipo se llama los Indianapolis Colts. Esta ida de la ciudad, produjo que muchos fanáticos del área de Baltimore se convirtieran fanáticos de los Steelers. En 1996 cuando Baltimore volvió a tener su franquicia (Baltimore Ravens) estos fanáticos  no volvieron a ser hinchas del equipo de su ciudad, sino que mantuvieron el  fanatismo por acereros y de ahí empieza a surgir la rivalidad .

Los Ravens y Steelers se encontraron por primera vez el 8 de septiembre de 1996 en el Three Rivers Stadium en Pittsburgh, Pennsylvania, lo que resultó en una victoria por 31-17 para los Steelers. Más tarde en la temporada de la NFL de 1996, el 1 de diciembre, los Ravens vencieron a los Steelers por el mismo puntaje de 31-17 en el Memorial Stadium en Baltimore, Maryland. Después de dividir los juegos en su primera temporada juntos, los Steelers dominarían principalmente la serie en los primeros años, ganando ocho de once encuentros (incluido un juego Divisional Playoff) De 2002 a 2007, los rivales dividieron sus juegos por 6-6, lo que indica una era más competitiva y feroz para la rivalidad.

20 de enero de 2002 fue el primer partido en postemporada e esta rivalidad. Fue triunfo de Pittsburgh Steelers por 27-10. El enfrentamiento se produjo en el estadio Heinz Field  de la ciudad de Pittsburgh.

La rivalidad se intensificó a otra escala en la temporada 2008. Esa temporada Baltimore y Pittsburgh se enfrentaron en tres ocasiones, siendo el tercero, la final de la Conferencia Americana. En todas las oportunidades los Steelers fueron los ganadores.  Esa final de conferencia, el resultado fue 23-14. En ese encuentro se produjeron dos situaciones muy recordadas, la primera fue la intercepción para anotación que realizó el profundo Troy Polamalu que sentenció el cotejo y la segunda fue el duro golpe que efectuó el jugador del equipo ganador, Ryan Clark, sobre el corredor de Baltimore, Willis McGahee que lo obligó a este último a pasar la noche en el hospital de la ciudad. Ese año los Steelers terminaron siendo los campeones de la NFL  al derrotar en el Super Bowl XLIII a Arizona Cardinals.

A esta altura esta era una rivalidad con mucha polémica sobre todo con jugadores como  Terrell Suggs, Haloti Ngata (en una jugada le rompió la nariz al mariscal de campo de Ben Roethlisberger),  Ray Lewis y Joey Porter. Tan brutales eran estos enfrentamientos que Joey Porter luego de finalizado un encuentro entre ambas escuadras subió al micro de Baltimore Ravens para retar a golpes de puño al apoyador “salón de la fama” Ray Lewis  Hasta escupitajos podían encontrarse en estos cotejos, como fue en en año 2008 que el esquinero de Baltimore Ravens, Frank Walker escupió en el rostro al pateador de despeje de Pittsburgh, Mitch Berger. Además se podían ver  golpes tan brutales como aquel de Ward a Ed Reed o la “venganza” de Suggs contra Ward.

En la temporada 2012 de la NFL, los Ravens y los Steelers dividieron sus juegos; el equipo visitante ganó cada encuentro con una victoria de los Ravens en Heinz Field y una victoria de los Steelers en el M & T Bank Stadium. La rivalidad vio un raro momento de paz el 23 de septiembre de 2012, cuando el receptor de los Ravens, Torrey Smith recibió la noticia de que su hermano murió en un accidente de motocicleta a primera hora de la mañana. Luego de una actuación inspirada de 2 anotaciones y 127 yardas en una victoria por 31-30 sobre los New England Patriots, Smith notó que varios jugadores de la NFL, incluidos los miembros de los Pittsburgh Steelers, lo habían contactado para expresar sus condolencias.  Los Ravens capturaron su segundo campeonato consecutivo de la División  Norte en 2012 (también ganaron la división en 2011) y ganaron el Super Bowl XLVII contra los 49ers de San Francisco al final de la temporada.

En la temporada 2013, se produjo el primer enfrentamiento entre ambas franquicias en el “Dia de Accion de Gracias”. En el M & T Bank Stadium de Baltimore se ejecutó este enfrentamiento y fue triunfo para los locales por 22 a 20. Los visitantes anotaron faltando un minuto para finalizar el encuentro y con una conversación de dos puntos podían  haber forzado tiempo extra pero la defensiva de Baltimore defendió de gran manera esa conversación de dos puntos y se llevaron el cotejo. Ese partido también será recordado por la desleal jugada del entrenador en jefe de los Steelers, Mike Tomlin, cuando este se quedó parado dentro del campo de juego e interfirió en el retorno de patada de Jacoby Jones. De no haber estado  parado en esa ubicación esa jugada hubiese terminado en anotación de Baltimore. Esta desleal jugada provocó que la NFL multe con el pago de 100 mil dólares a Mike Tomlin.

3 de enero de 2015 Baltimore Ravens derrotó en condición de visitante por 30 a 27  a Pittsburgh Steelers logrando su primera victoria en los playoffs contra su acérrimo rival.

25 de Diciembre de 2016, primer juego entre estos equipos en el día de Navidad. Este partido además tenía el agregado de que el triunfador ganaba la división y pasaba a la postemporada y el perdedor se quedaba sin nada. Fue un agónico triunfo de Pittsburgh por 31-27 gracias a una gran anotación de su receptor estrella, Antonio Brown faltando nueve segundos para que finalice el encuentro.

10 de Diciembre de 2017, Pittsburgh derrote por 39 a 38 a Baltimore. Fue el partido de mayor cantidad de puntos totales (77 puntos) de esta rivalidad). En este partido el mariscal de campo de Pittsburgh, Ben Roethlisberger lanzó para 500 yardas por tercera vez en su carrera y con este triunfo se aseguraron  terminar en la primera ubicación de su división.

En la temporada 2018 el primer enfrentamiento será el día 18 de Septiembre en Heinz Field  y  segundo enfrentamiento es el 4 de noviembre en M & T Bank Stadium donde Baltimore juega en condición de local.

En cuanto a calidad de jugadores y esquemas ofensivos  los Steelers son amplios favoritos para llevarse los juegos. Pero la defensiva de Baltimore demostró la temporada anterior  que puede ganar muchísimo partidos sin necesidad de buenos partidos de la ofensiva. Igualmente el equipo triunfador de estos partidos será el equipo que juega con mayor intensidad. No son encuentros normales y ambos lo saben.