Los Patriots pagaron su victoria a un precio muy caro

A falta de cinco minutos para finalizar la primera mitad, un hasta el momento magnífico Garoppolo abandonó el encuentro con un esguince en el hombro tras un golpe de Kiko Alonso.

Los Patriots pagaron su victoria a un precio muy caro
Photo: mx.magmedia.club
Miami Dolphins
24 31
New England Patriots
Miami Dolphins: Tannehill: 32/45 para 389 con 2 td y 2 int / Ajayi: 5 carreras para 14 yardas / Landry: 10 recepciones para 137 yardas
New England Patriots: Garoppolo: 18/27 para 234 yardas con 3 td / Blount: 29 para 123 yardas con 1 td / Bennett: 5 recepciones para 114 yardas con 1 td

Nada hacía presagiar que en el duelo divisional entre Miami y New England el quarterback suplente de Tom Brady, Jimmy Garoppolo se lesionaría teniendo que jugar toda la segunda parte el tercer quarterback del equipo.

Todo empezó de una manera brillante para los Patriots que no fallaban en ningún snap en los primeros compases del encuentro. Garoppolo se lucía, Edelman recibía y Blount corría por todo el campo hasta el punto de anotar en sus primeros tres drives del encuentro poniendo el 0-21 en el electrónico. Martellus Bennet recibía para escaparse desde la yarda 40 hasta la 20 y, Amendola más ágil que cualquiera de la secundaria de Miami, ponía los primeros puntos al partido.

Apenas cinco minutos después seguía el monólogo de New England, esta vez era un increíble pase de Garoppolo por una ventana a Bennett que ponía la diferencia de dos touchdowns sin mucho esfuerzo.

En el segundo cuarto no hubo mucho que esperar ya que ante la pasividad de la defensa de los Dolphins, Garoppolo aprovechaba el espacio vacío para que Amendola repitiese en su cuenta personal. Miami no estaba en el encuentro, Gase colapsado por los problemas y los jugadores sin saber como parar las arremetidas de New England hasta que sucedió lo peor que podía pasar a los Patriots. En un placaje de Kiko Alonso, Garoppolo no apoya bien el brazo y se lesiona durante todo el encuentro, era el momento de Jacoby Brissett.

A partir de ese momento los de Miami se echaron encima de los Patriots como si se hubieran cambiado los roles. El marcador al descanso marcaba un contundente 3-24.

La segunda parte comenzaba de la misma manera, Martellus Bennet recibía de Brissett para correr 40 yardas y LeGarrette Blount hacía su trabajo anotando otros seis punto para los suyos. Pero los Dolphins reaccionarían con Tannehill, quien no había demostrado nada hasta el momento, echándose el equipo a las espaldas con una anotación para Stills tras pase de 25 yardas. 

Con 10-31 nadie presagiaría el último cuarto que se viviría ya que nada más empezar, Tannehill encontraba magistralmente a Cameron poniendo el ovoide en el único hueco posible. La remontada se empezaba a gestar y se empezaban a oir murmullos en la grada, pero estos Patriots son de otro mundo frente a rivales divisionales y a base de hacer que corriera el reloj con acarreos para Blount lograron frenar el ímpetu de los de Miami que a falta de seis minutos el rookie Kenyan Drake ponía el definitivo 24-31.

Nadie esperaba nada más del partido ya que, con el balón en el suelo, Gostkowski solamente tenía que anotar un field goal de 39 yardas que a falta de un minuto se le escoraba a su derecha. Sin tiempos muertos Tannehill empezó a mover las cadenas hasta la yarda 24 donde finalmente en un pase a la red zone era interceptado a falta de dos segundos por Duron Harmon.