La defensa de los Ravens gana a los Bengals

La unidad defensiva de Baltimore fue capaz de no dejar respirar a Dalton y que los de Cincinnati no se acercaran demasiado a la end zone. Justin Tucker hizo historia con sus patadas de más de 50 yardas

La defensa de los Ravens gana a los Bengals
Terrell Suggs lideró una defensa que incomodó a Dalton hasta el final e hizo ganar a Baltimore. baltimoreravens.com
Baltimore Ravens
19 14
Cincinnati Bengals

Andy Dalton mirando resignado a su técnico, buscando consuelo tras un nuevo pase taponado por el front seven de los Ravens. Esta fue una imagen que si vio reiteradamente en la retransmisión del partido que enfrentó a los Bengals ante los cuervos de Baltimore. Como siempre, el ataque de los locales no fue capaz de hacer daño pero tampoco lo necesitó. Justin Tucker y la defensa asumieron responsabilidades para sumar otra victoria que les permite seguir soñando con colarse en Playoffs.

La prueba para ver que el ataque córvido no estuvo acertado es que Dixon, running back, fue el mejor jugador de la ofensiva de Baltimore. El juego terrestre de los de Maryland no ha estado bien en toda la temporada, aunque últimamente estén intentando establecerlo y Flacco, como siempre, no ha sido lo que puede llegar a ser. 234 yardas y 1 TD y 1 intercepción fueron sus números contra los Bengals y la sensación, de que ofensivmente, siguen teniendo muchísimo camino que recorrer.

Como ya viene siendo tradición esta temporada, la primera mitad fue buena en ataque para los Ravens pero en la segunda se deshincharon dejando toda la responsabilidad a una defensa que estuvo muy concentrada todo el encuentro. Al inicio, Flacco conectó con Perriman para sumar el único touchdown córvido del partido. Después, Justin Tucker chutó para convertirse en el primer kicker de la historia en anotar tres field goals de más de 50 yardas en un solo partido. Es el mejor pateador de la liga y lo demuestra en cada partido. Los Bengals en la primera parte no pudieron pasar de los tres puntos de un field goal mostrando mucha debilidad ofensiva achacada a las bajas de AJ Green y Bernard.

La segunda mitad fue distinta. Los Ravens se desconectaron en ataque y dejaron que los de Cincinnati se acercaran con mucho peligro. Dalton se puso serio y empezó a encontrar a sus receptores para conseguir que Tyler Effert anotara al final de un gran dirve del quarterback. Los de Baltimore tuvieron que confiar en su defensa para mantenerse por delante en un partido importantísimo para sus aspiraciones a Playoffs.

Terrell Suggs, como es costumbre también, aceptó el reto y se puso a dirigir una defensa que fue imponente. Una interminable sucesión de sacks, pases taponados, algún fumble y mucha presión al quarterback de Cincinnati acabaron por desquiciar a los visitantes que, si se acercaron en el marcador, no fueron capaces de concretar la remontada. En un último drive, tras un fumble recuperado por los Ravens con el marcador 19-12 para los locales, estos supieron gestionar el minuto y pocos segundos que quedaban corriendo y provocándose un safety intencionado para no dejar tiempo a sus rivales. 

Al final, 19-14 para los cuervos de Baltimore para seguir en la cabeza de la AFC Norte, empatados con Pittsburgh Steelers, y seguir soñando con los Playoffs. En ataque, las sensaciones siguen siendo malas. Harbaugh, su técnico, y el coordinador ofensivo deberían intentar desarrollar un plan de juego más efectivo para encarar un último mes de competición clave para que los de Maryland vuelvan a jugar a enero. Los Bengals, por contra, confirman que esta temporada no lucharán y ya piensan en la siguiente.