Problemas de peso

Algunos jugadores se cuidan muy poco y sufren sobrepeso. Esto les lastra en sus carreras

Problemas de peso
Eddie Lacy/ Foto: Seahawks.com

Se dice que la dieta es importante. Que una buena alimentación es fundamental para el desarrollo de la actividad física, y más se quiere practicar deporte de alto nivel. Sinceramente, no tengo ni idea, pero numerosos estudios así lo dicen y, si los jugadores profesionales cuidan lo que comen… por algo será.

También existe el caso contrario, hay deportistas a los que les gusta la buena vida. Nada de una ensaladita, unas verduritas a la plancha… eso para los animales. Ellos comen hamburguesas, pizzas y dan festines a su paladar.

A Eddie Lacy le encanta la comida basura, es algo que no puede evitar. O eso parecía, hasta que los Seahawks le ficharon y pusieron distintas primas en el contrato para regular su peso. Y parece que funciona. Puede que le guste la comida rápida y grasienta, pero ha demostrado que donde se ponga un buen fajo de billetes, que se quite el resto.

Jamarcus Russell también sufrió los efectos secundarios de los atracones. Una pretemporada se presentó con un notable sobrepeso. Esto llevó a los Oakland Raiders, que le escogieron como primero del draft en 2007,  a cortarle del equipo.

Russell Wilson ha sido uno de los últimos en preocuparse por su dieta. Tras una temporada repleta de lesiones que le han lastrado, tuvo una revelación: debía cambiar su alimentación. Para ello se puso en manos de una experta a principios de este verano con la intención de llegar listo a la pretemporada. Wilson ha estado subiendo fotos y vídeos de sus entrenamientos y de su alimentación a las redes sociales. En ellas, asegura estar en forma y contento con el cambio de hábito.

Pero no sólo en la NFL la dieta es importante… Cuando llegó Pep Guardiola y se hizo con los mandos del Barcelona, desterró la máquina expendedora del vestuario e introdujo un equipo de nutricionistas. El resultado fue una de las etapas más gloriosas del club azulgrana. Cristiano Ronaldo es otro ejemplo de dedicación plena. El portugués cuida, y mucho todo lo que come. Sigue una dieta estricta para poder sacar el máximo en el terreno de juego y lucir los abdominales siempre que puede.

Pero volviendo a la NFL, el caso más llamativo es el de Tom Brady. El señor de los anillos y su mujer, la modelo Gisele Bündchen, cuidan tanto su alimentación, que seguro que sus hijos no saben ni lo que son unas buenas croquetas. Tienen un cocinero particular que les prepara esas verduritas que otros regalaban a los animales. Apenas comen carne, tan sólo el 20% de su alimentación. Puede parecer una locura, y más para los carnívoros… pero a Brady le funciona. Vive una eterna juventud. Aunque quizás, esta dieta no sea para todos, está claro que lo importante es cuidar bien lo que uno come.


Share on Facebook