Pittsburgh Steelers, un ataque de leyenda

Los Pittsburgh Steelers tienen un equipo ofensivo envidiable por cualquier equipo.

Pittsburgh Steelers, un ataque de leyenda
Foto: NFL.com

Los Pittsburgh Steelers­­­ tienen una de las mejores duplas runningback-wide receiver de la historia de la NFL. Brown y Bell están a la altura de Roger Craig y Jerry Rice de los 49s de 1985; de Barry Sanders y Herman Moore de los Lions de 1995, e incluso podrían ser superiores a todos ellos. Puede parecer una osadía incluso mencionarlo, pero ojo al dato…

Los jugadores de los Steelers han logrado algo único en la historia. Le'Veon Bell y Antonio Brown han promediado números increíbles, de esos que si lo comentas con alguien, te responden que estás loco, pero no, son reales. Bell ha logrado alcanzar la cifra de 101,3 yardas ganadas en carrera, por partido. Y Brown promedia 100,6 yardas de recepción, por encuentro. Son los únicos compañeros en la historia de la NFL en promediar más de 100 yardas de carrera y más de 100 yardas de recepciones en un periodo de dos años.

Le'Veon Bell es un de los jugadores con más habilidad que hay en la liga, seguido, probablemente por Adrian Peterson, de los Arizona Cardinals. Es capaz de salir por cualquier lado, tiene tranquilidad para buscar los huecos que se abren en la defensa rival que, ayudado por una buena línea ofensiva, destroza a los rivales. Tiene potencia, velocidad y una agilidad para ejecutar las vueltas y los amagos, que hacen que resulte muy difícil de parar. También es el más completo, domina tanto el juego terrestre como el aéreo. Su poderío en la carrera permite a los Steelers obtener más espacio para buscar el pase. Y, además, es capaz de recibir el balón como si de un receptor se tratase. No tiene que envidiar ni la velocidad ni la habilidad con las manos de los wide receiver.

Antonio Brown está considerado como uno de los mejores receptores que hay en la liga. Para algunos incluso, es el mejor. Con 29 años, Brown lleva desde 2010 compitiendo en la élite. En este tiempo ha acumulado 632 recepciones en las que ha conseguido 8377 yardas. Brown acumula unas cuantas multas por las polémicas celebraciones que suele realizar al anotar un touchdown. Se ha colado en la zona de anotación rival en 50 ocasiones, aunque no ha sido multado tantas veces.

Estos dos jugadores facilitan mucho la vida a un quarterback que no necesita presentación. Ben Roethlisberger es uno de los mejores mariscales de campo de los últimos años. Lleva más de una década dirigiendo el juego de ‘los hombres del acero’. En su haber tiene 46.814 yardas de pase completadas y 301 touchdown. Al control de juego que tiene, hay que sumarle la experiencia. Es capaz de encontrar a sus receptores estén donde estén gracias a su potente brazo, aunque esto resulte más fácil teniendo a Antonio Brown y a Le'Veon Bell en su formación de ataque.