Daniel Lasco está fuera de peligro luego de una escalofriante lesión

Las preocupaciones se han reducido notablemente en New Orleans, luego de que su jugador de equipos especiales mostrara signos de que no se trata de una lesión de alta gravedad.

Daniel Lasco está fuera de peligro luego de una escalofriante lesión
Lasco abandonó el partido en camilla. | Foto: AP

Daniel Lasco necesitó de una camilla y una ambulancia para abandonar el partido que sostenían los New Orleans Saints ante los Buffalo Bills. El corredor de segundo año, que ha encontrado su lugar en los equipos especiales, sufrió una lesión en la columna vertebral que a primera instancia lucía bastante preocupante, pues incluso se llegó a pensar que su vida podría correr peligro. 

Luego de realizar una tacleada de frente ante Brandon Tate en un regreso de patada, Lasco quedó tendido en el suelo, inmóvil. Esa fue la imagen que preocupó a todos los jugadores del terreno de juego, que además se arrodillaron en señal de solidaridad con su colega. El estadio enmudeció y durante 10 minutos se especuló sobre la gravedad de la lesión. 

Lasco fue atendido de inmediato por el equipo médico y la ambulancia se encargó de transportarlo a un hospital para que se le realizaran las pruebas correspondientes. El pulgar arriba del jugador cuando éste estaba siendo trasladado fue la primera prueba de que la lesión no era tan grave. 

Momentos más tarde, se confirmó que el jugador tenía sensibilidad y movimientos en sus cuatro extremidades. Sin embargo, la gravedad exacta de la lesión aún no se determina, por lo que se desconoce cuánto tiempo podría estar fuera de los emparrillados. 

Después del partido, el entrenador en jefe del equipo, Sean Payton, habló en conferencia de prensa sobre la situación de su jugador. "Todas las señales son positivas, su movimiento y todo. Es alentador", comentó el head coach

Justin Hardee, compañero de Lasco que también estuvo involucrado en la jugada, comentó cómo había vivido el momento de la lesión de su compañero. "Fui parte de la jugada y el primero en iniciar el contacto. No me di cuenta, pero cuando lo vi en el suelo quedé en shock", mencionó Hardee. 

El doctor del equipo, Michael Hartman, acudió con Lasco al hospital y fue de los primeros en confirmar la sensibilidad en las extremidades del jugador. El corredor incluso fue capaz de volver con sus compañeros para realizar el viaje de regreso a New Orleans.