Miami y Buffalo sufren en la semana 11 con sus QB

Jay Cutler y Nathan Peterman tienen una semana para el olvido de su carreras, tuvieron que salir de cambio durante el medio tiempo.

Miami y Buffalo sufren en la semana 11 con sus QB
Nathan Peterman contra LA Chargers | Foto Buffalo Bills

La semana once de la NFL no fue grata para los quarterbacks Jay Cutler de los Miami Dolphins y Nathan Peterman de los Buffalo Bills, quienes tuvieron que salir de cambio durante el encuentro, después de tener unas exhibiciones que dejaron mucho qué desear.

Nathan Peterman, recibió una de las peores bienvenidas en el máximo circuito del futbol americano, tras tener cinco intercepciones en tan solo dos cuartos del partido; una cifra llamativa, donde el quarterback de Buffalo Bills, tuvo que ser sustituido por el experimentado Tyrod Taylor, quien trató de arreglar el marcador ante Los Angeles Charger, sin embargo no fue un revulsivo para la ofensiva de los Bills al conseguir un solo touchdown en los últimos dos cuartos del encuentro.

Después de este juego, Tyrod Taylor, quien era el quarterback titular durante las primeras nueve semanas, se ha posicionado para regresar al emparrillado. Y es que cuando Taylor fue el QB de inicio sólo tuvo tres intercepciones en nueve juegos, algo que Sean McDermott, headcoach de Buffalo, ha empezado a evaluar para definir al lanzador que saldrá en los próximos juegos.

Por su parte Jay Cutler, quien salió durante el descanso ante los Tampa Bay Buccanners por una conmoción, lanzó para un touchdown y tuvo tres intercepciones, igual en el primer y segundo cuarto del partido. Posteriormente en los últimos dos cuartos del partido fue sustituido por Matt More.

Tanto Dolphins como Bills están luchando para alcanzar uno de los comodines de la NFC y así colarse a postemporada, sin embargo los más afectados en este semana fueron los de Buffalo, quienes a principio de temporada se estaban posicionando para adueñarse de uno de los boletos. Ahora tendrán que pelear junto con Tennesse Titans y Baltimore Ravens, quienes son los más cercanos en la batalla; por su parte los de Miami tendrán que remar a contracorriente si no quieren pensar en el próximo año inmediatamente de que termine la semana 17.