Los Dolphins confirman el declive de Denver

Los Dolphins lograron una apabullante victoria en su Hard Rock Stadium por 35-9 ante unos Denver Broncos en pleno declive.

Los Dolphins confirman el declive de Denver
Kenny Stills fue nuevamente el receptor más destacado de los Miami Dolphins | Foto: Miami Dolphins
Denver Broncos
9 35
Miami Dolphins

Los Miami Dolphins completaron su mejor encuentro frente a unos desaparecidos Denver Broncos, ante los que consiguieron una apabullante victoria de 9-35 en la semana 13 de la NFL. Los de Adam Gase respondieron a ambos lados del campo y cortaron la mala racha de cinco pérdidas seguidas, para incrementar en ocho el número de derrotas consecutivas de la franquicia de Colorado.

Trevor Siemian tuvo otro partido descafeinado, lanzando demasiados pases incompletos (19/41) para repartir 200 yardas y ser interceptado hasta en tres ocasiones, la primera de ellas en el minuto 9 del primer cuarto obra de McDonald. Sin embargo, fue un safety tras fallo del snap que no agarró el quarterback de Denver lo que inauguró el marcador, a lo que tuvieron respuesta, la única, el equipo de Vance Joseph: el tight end Virgil Green tuvo una sola recepción traducida en big-play de 36 yardas que puso el balón en zona de field goal y con lo que los Broncos se pusieron por única vez por delante gracias al kicker Brandon McManus.

A Siemian se le escapó un snap provocando el primer safety del partido | Foto: Miami Dolphins
A Siemian se le escapó un snap provocando el primer safety del partido | Foto: Miami Dolphins

Cutler deja en evidencia a la defensa

A partir de este momento, no hubo más color en el partido. Los visitantes se vieron superados en todos los aspectos del juego: la defensa de los Dolphins redujo el juego de carrera a 103 yardas (CJ Anderson el más destacado, con 67 en 15 capturas), anuló el juego aéreo de Siemian con tres intercepciones y solo cedieron en una de las trece situaciones que tuvo Denver en tercer down; mientras que el ataque increíblemente funcionó dejando en evidencia a la defensa de Denver que les dio una Super Bowl hace dos años.

Jay Cutler repartió 235 yardas y, aunque fue interceptado en dos ocasiones, dio dos pases de touchdown. Encontró a Julius Thomas con un pase de 9 yardas en el segundo cuarto, y, antes del descanso, Xavien Howard realizó un pick six desde la yarda 30 que puso un incontestable 16-3 antes del descanso.

Simmons dio esperanzas en el tercer cuarto

Tras la reanudación, la defensa de Miami siguió comportándose, como lo demostró el punt que bloquearon en la yarda 20, pese a que a posteriori Kenny Stills perdió el balón en la redzone. Cody Parkey aumentó la ventaja en tres puntos, y, sin embargo, el safety Justin Simmons dio esperanzas a los Broncos interceptando y llevando el balón por 65 yardas hasta la endzone rival. Con ambición fueron a por los dos puntos, pero Siemian falló el pase y el marcador se quedó en 9-19.

Finalmente, Denver no mostró más oposición en la segunda parte y los Dolphins pusieron la directa hacia su quinta victoria de la temporada. Kenyan Drake vio una puerta abierta de par en par desde el medio del campo gracias al buen trabajo de su línea ofensiva y corrió sin objeción alguna por 42 yardas para lograr su segundo touchdown del año. Finalizó además con 120 yardas en 23 carreras, su actuación más alta.

El RB Kenyan Drake realizó la mejor actuación de su carrera
El RB Kenyan Drake realizó la mejor actuación de su carrera | Foto: Miami Dolphins

Stills sigue siendo el favorito

La brecha continuó abriéndose en el último cuarto con el segundo pase de anotación de Cutler, esta vez para Kenny Stills de 23 yardas. Este receptor sigue siendo el favorito en Miami y acabó liderando en yardas por aire con 98 yardas en cinco recepciones, logrando su sexto touchdown de la presente temporada. 

Para terminar, los equipos especiales de la franquicia de Florida también dieron de qué hablar ante el peor equipo de la AFC sin contar a los Browns (3-9), alcanzando a Isaiah McKenzie que recibía un punt próximo a la endzone, y al final el OLB Chase Allen provocó el fumble y el balón cayó sobre la zona de anotación para que sumaran el segundo safety del partido.