Los Rams barren la serie ante Arizona

El solido equipo de Los Angeles volvió a ganarle los de Bruce Arians, esta vez en condición de visitante. Goff y compañía, lideres divisionales.

Los Rams barren la serie ante Arizona
Los Rams son serios candidatos a ganar la NFC (Nfl.com)
Los Angeles Rams
32 16
Arizona Cardinals
Los Angeles Rams: Jared Goff 21/31 220yds 2TDs INT Tidd Gurley 19car 74yds Cooper Kupp 5rec 68yds
Arizona Cardinals: Blaine Gabbert 18/32 221yds TD 2INT Kerwynn Williams 16car 97yds Larry Fitzgerald 10rec 98yds TD

Los Rams se volvieron a imponer en el duelo divisional ante los Cardinals, esta vez por 32 a 16. Los Ángeles continua como líder de la NFC Oeste y se posiciona como uno de los pretendientes más fuertes para llegar al Super Bowl LII. 

Las siempre dominantes primeras mitades de Los Ángeles 

Los Rams tienen por costumbre empezar a ganarle el partido al rival desde el principio, y este partido ante Arizona no fue excepción. Goff empezó a conectar desde temprano con sus receptores, sobre todo teniendo en cuenta que Arizona le cerró desde muy temprano el juego terrestre al equipo de Sean McVay (los Rams promediaban más de 120 yardas acarreando en la campaña, pero solo consiguieron 90 en este partido). 

El primer cuarto sería un control total de Los Ángeles que anotó un gol de campo en su primera ofensiva, interceptó a Blaine Gabbert en su primer pase y de esa turnover terminó también anotando: Goff encontró a Gerald Everett en una trayectoria de slants sobre la endzone. Más sobre el final del cuarto hubo dos intercepciones, repartidas una por equipo, ya que primero Goff se la dio en las manos al ala defensivo Kareem Martin, y después Gabbert volvió a dársela a los rivales esta vez en las manos de Alec Ogletree. Ese primer cuarto terminó 16-0 a favor de los Rams. 

En el segundo cuarto reaccionaria el equipo conducido por Bruce Arians. Los Cardinals anotarían dos veces gracias a un acarreo de una yarda del corredor de primer año Elijhaa Penny y una recepción de quince yardas de Larry Fitzgerald, quien continúa batiendo récords históricos de la NFL. Greg Zuerlein sobre el final de la primera mitad conectaría un gol de campo de 20 yardas para que el primer periodo termine con un ajustado marcador de 19 a 13 a favor de Los Ángeles. 

Los Rams lo definen 

La segunda mitad fue dominada por las defensivas de ambos equipos, que demostraron autoridad para imponerse ante los ataques del contrario. De todos modos, arrancado el tercer cuarto, el ex Buffalo Bills Sammy Watkins se las arregló para conseguir un TD de 11 yardas y continuar con el dominio ofensivo de los Rams, algo que se repitió durante toda la campaña. 

En la última posesión ofensiva del tercer periodo, la ofensiva dirigida por Blaine Gabbert lograría acerca lo suficiente el ovoide como para que el pateador Dawson conectó un FG de 54 yardas en la primera jugada del cuarto final. El ex kicker de los 49ers tendría otra oportunidad de descontar, pero la patada seria bloqueada y recuperada por la defensiva de los Rams. Los Ángeles terminaría cerrando el partido gracias a dos FG de Greg Zuerlein, uno 24 y otro de 41 yardas. El equipo de Sean McVay ganó 32-16 en un partido en que los Cardinals demostraron lo poco que gravita su ofensiva sin Carson Palmer en los controles. 

Lo que se viene para ambos 

Los Rams son cosa seria: con la victoria de la semana pasada a New Orleans y el buen juego mostrado ante Arizona, el equipo de Sean McVay se perfila como uno de los candidatos a obtener la localía para los playoffs en un cómodo record de 9-3. Una de las mejores ofensivas de la liga, en conjunto con una defensiva que sin mucho talento se convirtió en un grupo muy sólido está esperanzando a todos en la ciudad de Los Ángeles, que recibirán el próximo domingo a una de las sorpresas de la campaña: los Eagles de Philadelphia. 

En cuanto a los Cardinals, ya se sabe que ni Carson Palmer ni David Johnson podrán volver a jugar esta temporada. Un récord de 5-7 para Arizona es una campaña irregular para los de Bruce Arians, acostumbrados a luchar por los playoffs. En una NFC que este año no perdono las irregularidades, a este equipo le queda solo ganar y seguir ganando. El domingo recibirán a los Titans, quienes todavía tienen muchas chances de entrar a playoffs por el lado de la AFC.