Travis Kelce: el mejor TE de la temporada

Travis Kelce está disfrutando de otro año espectacular, liderando a todos los TEs de la liga en recepciones y yardas de recepción.

Travis Kelce: el mejor TE de la temporada
Travis Kelce: El mejor TE de la temporada | Foto: VAVEL

Tras liderar la liga en yardas de recepción en 2016 (1125), Travis Kelce atraviesa la marca de los tres cuartos de la temporada 2017 como líder en recepciones (66) y yardas de recepción (871) dentro de su posición. El excelente tight end de los Chiefs ha producido, además, siete anotaciones en lo que va de temporada, solo superado por las nueve de Jimmy Graham en Seattle. De mantener el ritmo, Kelce superaría sus totales de la temporada pasada, confirmando su estatus como uno de los jugadores más dominantes de la liga.

Arma principal de Alex Smith

El quarterback de los Kansas City Chiefs, Alex Smith, tiene en Travis Kelce a su receptor favorito. Ya el año pasado lideró al conjunto de Missouri en targets, recepciones y en yardas de recepción. El reencuentro de los Chiefs con el juego largo y la cantidad de gimmick plays han provocado un subidón en la utilización de Tyreek Hill, que lidera al equipo en yardas. Sin embargo, Kelce recibe más atención por parte de Smith y ha embolsado más recepciones que el rapidísimo receptor.

De los 390 pases que ha lanzado Alex Smith, 94 han ido en la dirección del tight end estrella. Esto significa que el quarterback le lanza el balón a Kelce una de cada cuatro veces que realiza una jugada de pase. Ese dato crece hasta superar el 27% cuando los Chiefs entran en la yarda 20 del rival, donde Kelce ha agarrado siete balones y ha convertido cuatro de ellos en puntos.

La versatilidad por bandera

Travis Kelce es una amenaza similar a Rob Gronkowski. Su 1'96 metros de altura y sus 115 kilos de peso lo convierten en un jugador demasiado grande como para ser defendido por la mayoría de defensive backs de la liga, y su velocidad y rapidez de pies ponen en problemas a los linebackers. Andy Reid lo sabe, y por eso mueve a Kelce por toda la formación ofensiva, colocándolo tanto en la línea como abierto en el exterior, incluso a veces podemos verlo en el backfield. Los cambios y motions pre-snap confunden a las defensas y los Chiefs aprovechan estos momentos para explotar las múltiples virtudes del número ochenta y siete.

El primer gran partido de Travis Kelce en esta campaña llegó en la segunda jornada, cuando agarró ocho pases, superó las cien yardas y anotó un touchdown ante la defensa de los Eagles, y lo hizo en un ejercicio de versatilidad de los que pocos tight ends son capaces de mostrar. Vamos a echarle un ojo a unas cuantas jugadas de este partido —y de un par más— para ilustrar lo bien que utilizan los Chiefs a Kelce y lo difícil que es para las defensas mantenerlo bajo control.

La primera jugada que se ve se produce al principio del partido, en una situación de 2&6. Tres receptores se agrupan en bunch a la derecha de Alex Smith, con Kareem Hunt en el backfield y Travis Kelce aislado en el lado izquierdo. La defensa de Philadelphia se alinea en nickel y muestra un cover-3, con dos DBs a diez yardas de la línea de scrimmage y un safety profundo. En la segunda imagen, que muestra el desarrollo de la jugada, el play action provoca que los dos linebackers acudan a la línea de scrimmage. En el lado derecho Tyreek Hill da un paso atrás ofreciendo la jugada de screen detrás de los dos receptores del bunch, lo que atrae la atención del resto de la defensa. Kelce, aislado en el lado izquierdo, queda uno contra uno con el safety Jaylen Watkins. Kelce realiza una pequeña ruta corner con corte a las cinco yardas, desmarcándose perfectamente y anulando la cobertura de su defensor. El safety profundo no tiene ninguna posibilidad de participar en la jugada. En esta jugada vemos cómo el diseño de la jugada ayuda a Kelce y Smith a conectar para una buena ganancia.

En esta segunda jugada, que sigue siendo parte del mismo drive, los Chiefs vuelven a colocar a Kelce aislado, esta vez en el lado derecho. Tres receptores se colocan en trips en el lado opuesto. Los Eagles esta vez realizan una cover-1 con McLeod como safety profundo y Hicks cubriendo la zona underneath (asignación circular en la imagen número 2). Smith identifica la cobertura al hombre y Kelce, que está con Malcolm Jenkins, realiza un movimiento doble —amaga ir hacia adentro en corto y sale por fuera en largo— y gana la espalda de su marcador. El pase sale casi automáticamente, anulando la influencia del safety profundo, y Kelce lo agarra veinte yardas más allá del origen de la jugada. Hace además uso de su velocidad y poderío físico llevándose el balón hasta casi la yarda 20 del rival, suponiendo una ganancia de más de cuarenta yardas. Kelce demuestra que es muy difícil de cubrir hombre a hombre, siendo Malcolm Jenkins uno de los mejores cornerbacks de la liga.

En esta ocasión Kelce se alinea en la posición original de tight end. Los Chiefs marchan con el balón en su propio campo al borde del descanso buscando una anotación. Los Eagles colocan inicialmente seis jugadores en la línea de scrimmage, anunciando blitz. Malcolm Jenkins (primera imagen, debajo del logo de FOX) da un par de pasos hacia la caja, amenazando con unirse al blitz. Cuando Smith realiza el snap Jenkins queda en cobertura al hombre con Hill, dos jugadores se retiran de la línea de scrimmage, cayendo en cobertura zonal sobre la línea que marca el primer down, y Patrick Robinson entra al blitz desde su posición de nickel.

La ruta vertical de Hill —receptor abierto en la parte superior— deja espacio para que Kelce, que está realizando una ruta option (modificable según la cobertura) llegue a la línea de primer down y se abra un poco lateralmente, superando la cobertura zonal de Jernigan —cuya posición es tackle defensivo y no está acostumbrado a cubrir— y manteniendo viva la secuencia ofensiva con la recepción. Aquí los Eagles quisieron confundir a Smith y los Chiefs con diferentes jugadores amenazando con la presión, y Kelce se muestra como pieza clave del ataque analizando la cobertura y tomando una decisión clave para su equipo.

Esta es la última jugada que se va a analizar del partido con Philadelphia, la que acaba con el ya famoso shovel pass de Smith a Kelce. En esta ocasión la jugada además acaba en touchdown, pero lo realmente destacable es la brillantez del diseño de la jugada y lo bien ejecutada que está. Hill recorre la formación pasando por delante de Smith, haciendo a la defensa temer un jet sweep. A su vez, Smith amenaza con el handoff a Hunt. En la segunda imagen se puede ver cómo tres defensores se quedan mirando a la parte derecha de la formación, preparados para detener el jet sweep de Hill. Derek Barnett, el end derecho, penetra hasta el backfield para cerrar la posible carrera de Hunt.

Los dos amagos provocan que la defensa se haya desplazado, con la línea ofensiva formando una pared entre ellos y Kelce. El guard derecho, señalado con una flecha en la primera de las imágenes, realiza un pull para bloquear a uno de los linebackers, lo que provoca que Kelce, como se puede ver en la tercera imagen, se quede solo con un jugador a batir con campo para correr. Hace uso de su velocidad para llegar a campo abierto y salta al safety —señalado con un círculo en la cuarta imagen, derrotado en el suelo— en un despliegue de aptitudes atléticas brutales. Los golpes de la defensa le ayudan a recorrer un par de yardas más en el aire y conseguir el touchdown. Jugada fantásticamente bien diseñada y maravillosamente ejecutada, con un Kelce físicamente imparable.

En el partido contra los Redskins, otra gran jornada para Kelce —7 rec, 111 yds, TD—, el tight end fue usado de varias formas, pero ninguna tan peculiar como esta jugada en la que Kelce se coloca delante de Smith en una jugada de wildcat. Aquí se alinea con Hill a su izquierda y Hunt a su derecha, es decir, las tres armas más peligrosas de los Chiefs juntas en esa formación full house con Alex Smith ocupando el puesto de tailback. Hunt se abre a la derecha, haciendo dudar a Swearinger. La opción de handoff atrae la atención de Kerrigan, que a pesar de haber penetrado en el backfield no puede hacer nada por interrumpir la jugada, pues Kelce lo ve y se queda el balón, aprovechando su físico y los bloqueos de sus compañeros para cargar contra la línea defensiva de Washington y conseguir el primer down a base de fuerza bruta.

El partido contra los Broncos fue otro en el que Kelce superó las 100 yardas y anotó. Que quede claro que esto no es una colección de highlights, porque entonces habría que sacar siete u ocho jugadas de cada partido. Esto es una muestra de la versatilidad que caracteriza a Travis Kelce y cómo el playcalling de los Chiefs potencia y explota las virtudes del jugador para ganar yardas y anotar puntos de muchísimas formas. En la siguiente imagen se ve a los Chiefs con personal 13 en el campo —el 13 significa un corredor y tres tight ends— con los tres TEs abiertos en trips a la derecha. Kelce se sitúa más cerca de la línea, pero en posición de dos puntos. La jugada realiza una option de carrera con Smith y Hunt que engaña a Shelby Harris, el end izquierdo, pero no a Marshall y Anderson, los linebackers, que rápidamente vuelven para cerrar la puerta a Smith.

La jugada incluye una segunda salida para Smith, que de primeras puede elegir darla a Hunt en el handoff o correr él mismo, pero al acometer la carrera en el caso de no ver hueco puede utilizar a sus tres TEs abiertos a la derecha. Kelce, al iniciarse la jugada, se coloca detrás de Harris y Travis, que bloquean a sus marcadores dejando a Kelce un carril en el exterior para conseguir el primer down aprovechando su velocidad y agilidad. No es habitual ver a tight ends protagonizar jugadas de screen exteriores, y teniendo a Hill y Hunt no debería ser necesario buscar más allá. Pero eso es lo que ofrece Kelce. Puedes incluir diferentes paquetes de personal en el campo y obtener un gran resultado de todas formas.

Una auténtica superestrella

Desde que llegase a la liga en 2013, Kelce ha superado la marca de 800 yardas de recepción en cuatro ocasiones —su temporada rookie solo jugó un partido—. Su fiabilidad dentro del campo y su atractiva personalidad lo han convertido en una de las caras más importantes de la franquicia de Missouri. La propia liga ha utilizado a Travis Kelce como empuje mediático en varias de sus campañas. Durante el mes de octubre, cuando la NFL se vuelca con la lucha contra el cáncer, Travis Kelce apareció junto a Dustin Colquitt en un pequeño spot en el que una exanimadora del equipo contaba su experiencia enfrentándose al cáncer de mama.

De la misma forma, la NFL realizó durante la pretemporada una campaña avisando de que el fútbol se mantiene activo durante todo el año, ya sea en el campo, mediante videojuegos o gracias a los aficionados. Varios jugadores fueron seleccionados para participar en el vídeo promocional, siendo Kelce uno de ellos. Pero no solo en spots publicitarios se queda. Durante 2016 fue el protagonista del reality show "Catching Kelce", en el que un grupo de chicas se enfrentaban a una serie de pruebas y juegos con el objetivo de que al final, la ganadora, sería quien atraparía a Kelce.

Travis Kelce utiliza esa popularidad fuera del campo para ayudar a los que lo necesitan. Mediante su fundación Eighty-Seven And Running el jugador lleva a cabo durante esta temporada la campaña "Catching for a Cause" (Atrapando balones por una causa), con la cual quiere ayudar a la "Operation Breaktrough", un programa local extraescolar que proporciona apoyo a los niños con menos recursos. Kelce se comprometió a igualar el total de las donaciones que se recibiesen hasta un máximo de 50.000 dólares. La fundación ofrece sorteos de entradas y pases VIPs para partidos a los que se comprometan a donar 5 dólares por cada recepción que realice Kelce en la temporada.

Kelce fue nombrado All-Pro la temporada pasada. Este año, al ritmo que va, puede superar las estadísticas que registró en 2016. Puede ser alineado en cualquier parte del campo, es capaz de bloquear en juego de carrera y de agarrar balones en el juego de pase, sabe leer coberturas defensivas en décimas de segundo para tomar buenas decisiones en el césped y posee el físico necesario para ser una máquina imparable en el rectángulo de juego. Todo ello lo pone al servicio de los demás, comprometiéndose con la ciudad de Kansas City y los más necesitados. ¿Se puede pedir más?