Juju Smith-Schuster, el Antonio Brown versión 'rookie'

El receptor de los Pittsburgh Steelers ha hecho una temporada regular digna de ser mencionada. Con solamente 21 años y en su debut en la competición, ha roto todos los registros. Con Antonio Brown forma una pareja de receptores letal para su equipo.

Juju Smith-Schuster, el Antonio Brown versión 'rookie'
Juju Smith-Schuster cogió seis recepciones para 114 yardas contra los Patriots. | Foto: Pittsburgh Steelers

El nombre de Juju Smith-Schuster merece ser mencionado con cada una de sus letras. No solo por lo curioso que resulta, sino por lo que ha hecho este hombre (¿niño?) en su temporada rookie con los Pittsburgh Steelers. Una palabra podría definirlo: récord.

Un niño récord

Juju Smith-Schuster se ha convertido en el jugador más joven de la historia de la NFL en alcanzar las 1000 yardas totales acumuladas (que incluyen de recepción y de retorno). De recepción ha conseguido 917, que no son pocas teniendo en cuenta que es el rookie de la franquicia de Pittsburgh que más yardas ha obtenido, rompiendo así una estadística que había perdurado durante 60 años en el equipo. Sumándole las 240 de retorno, ha totalizado 1157 yardas con 21 años recién cumplidos.

Sus 58 recepciones y siete touchdowns le sitúan entre los más grandes de la historia en cuanto a rookies se refiere. Y todo ello con tan solo 14 partidos disputados. Además fue el más joven en conseguir 150 yardas o más en un partido oficial, el primero de la historia en anotar un mínimo de cuatro touchdowns antes de cumplir 21 años y posee el récord de touchdown más largo de recepción de la franquicia: de 97 yardas contra Detroit. 

Brown, Beckham, Jones... y Juju

Juju Smith-Schuster comparte, además, equipo con Antonio Brown, uno de los mejores receptores en la actualidad, sino el mejor. Es por ello que los Steelers dan tanto miedo con el juego de pase de Ben Roethlisberger. Brown ha liderado las estadísticas de yardas de recepción esta temporada (1533). Tiene récords como el de ser el más rápido en capturar 700 pases, haciéndolo en 111 partidos, o el de estadísticas más altas como receptor en un espacio de 5 años. Aún así, su temporada rookie no fue, ni mucho menos, tan meteórica como la de Juju Smith-Schuster. En ese año 2010, jugó nueve partidos, acumulando 167 yardas y ningún touchdown

Los otros dos receptores estrella de la liga, Odell Beckham Jr. y Julio Jones, también poseen otros grandes registros. Beckham fue el más rápido de la historia en conseguir 3500 yardas y 200 capturas, y es el único que ha conseguido 75 recepciones en sus primeros 11 partidos. Jones, por su parte, es el que posee el récord de más yardas conseguidas en sus primeros 90 partidos, además de ser autor de actuaciones individuales con más de 200 yardas en varias ocasiones. Como rookie, Beckham hizo un año estratosférico: 91 recepciones, más de 1300 yardas y 12 touchdowns; Jones, en 2011, 54 recepciones, 959 yardas y ocho touchdowns.

Juju Smith-Schuster no solo es un rookie con grandes registros; no hay que olvidar que a penas tiene 21 años. Algunos de sus números han sido los mejores en términos de edad, no por rookie, pero no cabe duda de que su temporada ha sido increíble. Y obviamente, el hecho de que se le pueda comparar con nombres como Brown, Beckham o Jones le auguran, si las lesiones le respetan, un futuro brillante.