Los Falcons vuelan en Los Angeles

Con una imponente defensiva, Atlanta derrotó 26-13 a los Rams quienes pagaron por su falta de experiencia en playoffs.

Los Falcons vuelan en Los Angeles
Foto: Los Angeles Rams
Atlanta Falcons
26 13
Los Angeles Rams
Atlanta Falcons: M. RYAN: 21-30, 218 YDS, 1 TD // D. FREEMAN: 18 ACARR, 66 YDS, 1 TD // J. JONES: 9 REC, 94 YDS, 1 TD // M. SANU: 4 REC, 75 YDS.
Los Angeles Rams: J. GOFF: 24-45, 259 YDS // T. GURLEY: 14 ACARR, 101 YDS // R. WOODS: 9 REC, 142 YDS // C. KUPP: 8 REC, 69 YDS, 1 TD.

Atlanta quiere regresar a la Super Bowl y dio un golpe de autoridad rumbo al campeonato al derrotar a una de las mejores ofensivas de la temporada, como lo habían sido Los Ángeles Rams; una primera mitad en donde las defensivas se impusieron provocaron un duelo corto en puntos durante los primeros dos cuartos. De hecho, las primeras dos posesiones de ambos equipos acabaron en tres jugadas y patada de despeje.

Costosos fumbles en regresos de patada

Cuando los Rams se destinaban a tener su tercer drive en el juego, ocurrió un fumble que el despejador no pudo controlar y los Falcons recuperaron el ovoide en territorio enemigo, sin embargo, como aconteció en los primeros drives, los Falcons no pudieron mover las cadenas y se tuvieron que conformar con el field goal de 29 yardas.

A punto de concluir el primer cuarto Los Ángeles hicieron su primer first down, aunque no pudieron seguir con el drive y terminaron por despejar. Atlanta logró su mejor serie ofensiva en el primer medio de la mano de Julio Jones, gracias a una recepción que produjo más de 20 yardas y una reversible que, tras buenos bloqueos, provocó que Jones corriese con el ovoide para lograr el primero y diez; todo esto ayudó para el retorno de Bryant y el field goal de 51 yardas para aumentar la ventaja 6-0.

Todavía en el primer cuarto en la patada de salida, Cooper soltó el ovoide y la volvió a recuperar Atlanta dentro de la 30, cuestión que no desaprovecharon para que Freeman en corrida de tres yardas hiciera el touchdown y aumentara la ventaja a 13 puntos.

El regreso de los Rams

Poco a poco el equipo local empezó a carburar a la ofensiva y comenzó a recortar la distancia en el marcador. Primero con la incesante presión a Matt Ryan, provocándole varios sacks durante el juego. Posteriormente con un gran acarreo de Gurley más un foul personal los acercaron a territorio de los Falcons, para que terminase la obra Goff encontrando a Kupp en envío de 14 yardas, dejando el marcador 13-7.

Dentro de los últimos dos minutos Goff comandó un gran drive. Después de revisar la recepción de Woods de 38 yardas que los árbitros la dieron como buena, Los Ángeles a falta de escasos segundos en el reloj determinaron la entrada de Ficken el cual hizo el field goal de 35 yardas.

La primera ofensiva del tercer cuarto fue para los Falcons, quienes movieron el ovoide a placer y se tomaron poco más de ocho minutos en el field goal que terminó realizando Bryant de 25 yardas.

Goff regresó al campo de juego y conectó un gran pase con Woods, pero de poco le sirvió porque terminaron despejando. Atlanta volvió a hilvanar otra buena serie defensiva que consumió más de cuatro minutos y Bryant conectó su cuarto gol de campo para darle la ventaja a los visitantes 19-10.

Los Rams se acercaron para la anotación, sin embargo, en tercer down y largo yardaje se vieron muy conformistas al acercarse por el field goal en lugar de seguir con el drive. Ingresó al campo el kicker Ficken, el cual conectó otra patada de 32 yardas.

A pesar de que los Rams intentaban acercarse, Atlanta contestó de forma agresiva. En primera instancia con la recepción de Sanu de 52 yardas que dejó muy cerca a los visitantes de aumentar la ventaja. Para que instantáneamente apareciera la conexión Ryan-Jones y en pase de ocho yardas lograron el touchdown, decretando el marcador final 26-13.

Los Ángeles dieron la última batalla cuando lograron ingresar hasta la yarda cinco. En tercera oportunidad se había marcado touchdown, no obstante, después de la revisión los árbitros llegaron a la conclusión de que había sido pase incompleto debido a que el tigh end no tuvo control del balón. Un último intento en cuarto down, pero la defensiva de Atlanta evitó el envío y Los Angeles se quedaron con las manos vacías.

Con menos de dos minutos, los Falcons corrieron el ovoide y terminaron por despejar; mientras los Rams, como todo el partido, no pudieron avanzar cuando se encontraban en medio campo y terminaron entregando el balón.

Los Atlanta Falcons visitarán el próximo sábado a los Philadelphia Eagles en el juego divisional de la NFC.