USA: ya solo vale ganar

El sábado noche el Team USA inauguró la World Cup ante el combinado europeo con una dolorosa derrota. Si ya surgieron críticas en torno a la selección antes del torneo, tras este primer partido han aparecido numerosos comentarios de alarma.

USA: ya solo vale ganar
La cara de Jonathan Quick refleja el sentimiento del equipo de Estados Unidos l Foto: lasportshub.com

A priori, el combinado estadounidense partía como uno de los candidatos para proclamarse campeón de la World Cup. Pero, la inesperada derrota por 3-0 frente al equipo europeo han hecho saltar las alarmas ya que solo les vale ganar los dos partidos que les quedan y salvar el average con los europeos si quieren continuar en el torneo. Si las exigencias fueran pocas, el próximo rival es Canadá, equipo que parte con la vitola de favorito y, además, venció 6-0 a la República Checa en su primer partido.

Ahora bien, sin quitar mérito al equipo All-Star europeo y a su buen hacer en el partido, son varios los aspectos que pueden explicar esta primera derrota de Estados Unidos.

En primer lugar, la convocatoria y la preparación del torneo no fue del todo la idónea. Fuera de los hombres seleccionados se quedaron nombres como los de Tyler Johnson, Kyle Okposo o Bobby Ryan para las posiciones ofensivas, mientras que en la defensa faltarían, por mencionar algún ejemplo, Keith Yandle, Justin Faulk o Kevin Shattenkirk.

Aún así, el equipo estadounidense no puede lamentar falta de potencial en sus filas ya que todos sus jugadores son piezas clave en sus respectivas franquicias de la NHL, por lo que no se puede decir que son malos jugadores para la selección nacional, ni mucho menos, pero se espera que den un rendimiento mayor en los siguientes partidos de la competición.

Al revés, Tortorella dispone en la línea de ataque a Kyle Palmieri, quién en la temporada regular consiguió anotar 30 goles, algo que sólo pudieron igualar otros tres jugadores. También, en una doble faceta ataque-defensa está Dustin Byfuglien, siendo el defensa que más goles anotó en la anterior campaña.

La defensa necesita dar un paso adelante 

Aunque la calidad no lo es todo, ya que se pudo ver el sábado que no estuvieron del todo finos. Junto a ellos y de los que también se espera algo más es de Justin Abdelkader en la delantera y de los hermanos Johnson, Erik y Jack, en la defensa americana. Es en esos momentos del partido con el marcador adverso cuando Estados Unidos pudo echar en falta a los ya mencionados, Faulk, Yandle o Shattenkirk.

El combinado estadounidense ya ha visto cuáles han sido sus puntos flojos, solo le queda diluirlos y potenciar sus puntos fuertes, que son muchos. El martes (miércoles de madrugada en hora peninsular española) tiene la gran prueba de nivel ante Canadá, Estados Unidos sabe que no puede fallar y solo una premisa en la cabeza: ganar y acallar las críticas.