Shane Doan no renovará con los Coyotes

Tras 21 temporadas con la franquicia, todas las suyas como profesional, no se le ofrecerá al veterano capitán un contrato para 2017-18.

Shane Doan no renovará con los Coyotes
Esta podría ser la última temporada del veterano delantero canadiense. Foto: azrubberhockey.com

Este pasado lunes se ha hecho oficial el rumor que había saltado en las cercanías de las oficinas de los Arizona Coyotes el fin de semana y Andrew Barroway, el flamante propietario único del equipo, ha anunciado que el capitán, Shane Doan, el próximo 1 de Julio se convertirá en agente libre, no recibirá una oferta de renovación de contrato para la temporada 2017-18.

"Ha llegado el momento para nosotros de avanzar y centrarnos en nuestro grupo de jóvenes y talentosos jugadores y en nuestro brillante futuro", declaró Barroway. "Ha sido una decisión muy difícil por lo que Shane ha hecho por los Coyotes y su importancia sin parangón para la organización. Dicho esto, como franquicia es necesario dar un paso adelante".

Toda una vida profesional en la misma franquicia

Toda una vida vinculada a la misma franquicia, aunque con diferentes colores. Foto: thehockeywriters.com
Toda una vida vinculada a la misma franquicia, aunque con diferentes colores. Foto: thehockeywriters.com

Y es que Shane Doan, de 40 años, ha jugado la totalidad de sus 21 años como profesional NHL en la misma franquicia, jugando tanto con el jersey de los Winnipeg Jets y posteriormente con el de los Coyotes una vez que la franquicia se trasladó del frío canadiense al desierto de Arizona, convirtiéndose en capitán del equipo en 2003 e icono del hockey sobre hielo en un estado abrasado por el sol y en el que se sigue luchando porque arraigue el deporte helado.

Doan ya se planteó la idea de la retirada el año pasado, pero finalmente tras haber superado el récord de la la franquicia tanto en goles como en puntos, el veterano delantero firmó para jugar su temporada número 21.

Nuevo ciclo, nuevas caras

Tras el fin de temporada para los Coyotes a primeros de abril, volvía a surgir la pregunta de si el gran capitán volvería a reengancharse a la aventura de "sus" Coyotes un año más o colgaría sus patines alcanzando el descanso de un guerrero del hielo. En principio, la decisión parecía estar del lado del jugador, algo bastante lógico tras dos décadas de servicio al club.

Pero al final la decisión de su no continuidad ha llegado desde el despacho del nuevo propietario del equipo. La adquisición del total del accionariado del club por Barroway, implicó la salida de George Gosbee, con el que Doan mantenía una relación personal estrecha, aún así, su agente apostaba por que jugaría un año más.

El nuevo proyecto de Barroway, un intento más de darle la vuelta a una pobre situación deportiva (28º registro de la liga), estructural (todavía sin pabellón para 2018-19) y económica (más de 20 millones de dólares en pérdidas en 2016-17), necesita medidas extraordinarias, y no le ha temblado la mano a la hora de decapitar a una leyenda viviente a la hora de conseguirlo. Ahora el defensa sueco Oliver Ekman-Larsson, será el líder para ese planeado brillante futuro que espera la nueva dirección del equipo.

Solo queda esperar si el próximo 1 de julio Shane Doan recibirá ofertas de otros equipos una vez convertido en agente libre, y en el caso de que lleguen, si el interés de Doan por seguir era solo con el jersey de los Coyotes o si jugar en otro lugar es un estímulo suficiente más que un engorro.

NHL