Alex DeBrincat rompiendo límites, una vez más

Ya no solo lo conocen los fans de Chicago, sus últimas actuaciones lo han convertido en candidato a rookie del año.

Alex DeBrincat rompiendo límites, una vez más
El delantero estadounidense está demostrando su valía en el escalón superior. Foto:Robin Alam/Icon Sportswire

El rendimiento de Alex DeBrincat (19 años), se está convirtiendo en uno de los hechos a seguir esta temporada. Inició el campamento de verano luchando por un puesto en los Blackhawks, empezó la temporada peleando por no ser relegado a la AHL y ahora con un cuarto de la misma ya vencida, se encuentra pugnando por un puesto en el top six de la delantera de Chicago.

Sus números en los últimos tres partidos (4 goles, incluyendo un hat trick contra Anaheim, y 2 asistencias) han puesto los focos a nivel de toda la liga lo que ya era una conversación constante entre los fans de los Blackhawks, y este rendimiento le ha permitido unirse a la lista de candidatos al Calder Trophy a novato del año junto a los nombres que ya sonaban de Brock Boeser (Vancouver), Clayton Keller (Arizona) o Matthew Barzal (NY Islanders).

Venciendo el prejuicio de su físico

Su nada espectacular físico que actualmente es de 1,70 metros de estatura y 74 kilos de peso, hacía que muchos de los ojeadores obviaran su ficha a pesar de ir amasando en categorías inferiores números espectaculares de anotación.

En más de una ocasión se dijo que esos récords de anotación estaban provocados por jugar con grandes compañeros de línea, de hecho formaba línea con Connor McDavid en su último año de junior con los Erie Otters, pero la temporada siguiente marcó 101 puntos (51G, 50A) para demostrar su valía personal.

Con los Erie Otters, ha roto los registros anotadores de la OHL FotoMatt Mead/The Canadian Press
Con los Erie Otters, ha roto los registros anotadores de la OHL FotoMatt Mead/The Canadian Press

Aún así, en el draft de 2016, un jugador que con las mismas estadísticas, pero unos centímetros más de altura, habría sido seleccionado con total seguridad en primera ronda, no fue elegido hasta la segunda (39ª elección total) por los Chicago Blackhawks, un equipo que no tiene remilgos a la hora de elegir jugadores con físicos pequeños.

En declaraciones previas al training camp, el jugador agradecía esa política por parte de su nuevo equipo: "Es algo que hay que obviar. Muchos equipos buscan jugadores grandes, que la talla es algo que no se aprende, es una frase que he oído mucho, he crecido viviendo con ella"

"Pero los Blackhawks es un equipo que apuesta por jugadores hábiles, y ese es mi tipo de juego. Obviamente no soy un tipo fuerte, aunque me gusta jugar por encima de mi fuerza, agradezco la oportunidad y haré por aprovecharla"

A la búsqueda de sus límites

Y sin duda DeBrincat se está agarrando con todo a esa oportunidad. Sin duda alguna el hecho de no tener que llevar el peso de su equipo, es un factor a favor de un crecimiento progresivo y adecuado del jugador, lejos de las presiones que han tenido otros novatos destacados de los últimos años.

Joel Quenneville, un entrenador que se caracteriza por la flexibilidad de sus líneas, no dudará a pesar de su juventud, en colocarlo en las líneas de cabeza si es preciso. "Hace todas las cosas características de los jugadores anotadores", dijo el pasado martes, "ver lo bueno que puede llegar a ser, puede ser divertido ver ese proceso porque tiene los mimbres para ser un jugador especial".

Seguiremos su consejo señor Quenneville, no lo dude.