Los Rangers se preparan al aire libre para el Winter Classic

El equipo de la gran manzana brindó a los visitantes de Central Park un entrenamiento al aire libre en el Lasker Rink para preparar el Winter Classic.

Los Rangers se preparan al aire libre para el Winter Classic
Aficionados de los rangers disfrutando del entrenamiento al aire libre | nhl.com

El uno de enero del 2018 se jugará en el Citi Field, casa de los Nets de la Major League Baseball, el partido Winter Classic que enfrentará los New York Rangers y a los Buffalo Sabres. Con ese partido a la vista, los rangers salieron del Madison Square Garden para entrenar y acomodarse al exterior, tanto en el metro de la ciudad como a uno de los lugares más visitados del continente, Central Park. Fue un día en pensado y dirigido sobre todo a los seguidores de la franquicia de la gran manzana que, sin duda, lo pasaron en grande.

Durante el entrenamiento en el parque el entrenador de los rangers, Alain Vigneault declaró:” Vuelves a tus días de joven cuando te ponías los patines y pasabas horas jugando en el hielo solo por amor a este juego”. No fue el único miembro del equipo que recordó con nostalgia esos tiempos ya que el capitán McDonagh reveló lo siguiente:” Tienes el sol y el resplandor del hielo y eso te recuerda a cuando eres pequeño y más al aire libre”.

Este evento tuvo una gran respuesta de los aficionados neoyorquinos que llenaron con ganas el espacio destinado a ellos para ver a su equipo a entrenar. Tanto fue así, que el portero y uno de los símbolos del equipo Henrik Lundqvist declaró: “Sé que la base de aficionados en Nueva York es muy grande y se agradece”.

Al entrenamiento... ¿en metro?

Para ir al entrenamiento, Vesey, Skjei y Hayes, tres jugadores de la franquicia, no usaron su transporte habitual, sino que usaron el metro dónde se encontraron con algunos seguidores que también se dirigían al entrenamiento al aire libre e incluso algunos de ellos pudieron compartir el viaje y hacerse fotos con sus ídolos.

El uno de enero se verá si realmente estos entrenamientos dan rendimiento y consiguen batir a los sabres, aunque solo por lo bien que se lo han pasado jugadores y aficionados ya es rentable.